lunes, abril 08, 2013

Pico Duarte: Prueba superada!


Tras nuestro viaje de exploración por Mata grande, empezamos a darle forma a la aventura de subir a Pico Duarte, pero cuando ya casi todo estaba listo, una afección pulmonar hizo que me retirara de la excursión y el equipo completo en solidaridad conmigo decidió suspenderla también. Honestamente pensé que este año ya no se podría, pero agradezco el impulso de Oscar Suazo y el ánimo de Saúl Santana, dos hermanos que la vida me ha dado y sin los cuales la materialización de este sueño hubiera sido imposible. En Marzo se abrió de nuevo la posibilidad de irnos esta vez por la Ciénaga y tras el retiro y posterior reincorporación de Maggie Mejía y Maurice De Castro todo se recompuso y lo planificamos para ir del 4 al 7 de Abril. Joan Febles que iba con nosotros tuvo que quedarse para juntarse con nosotros en el Valle del Tetero al día siguiente pero no llegó sino hasta el día 6, un gran esfuerzo que personalmente valoro mucho.

Optamos por ir en Mulo casi todos (Maurice y Maggie hicieron todo el camino hasta La Cotorra a pie y luego en mulo hasta La Compartición, y Katy Beltrán casi nunca montó en mulo…qué atleta de mujer). El esfuerzo físico aún subiendo en mulo es bastante demandante con tantas subidas y bajadas, muy empinadas todas. Entre marcha y descanso se nos fueron unas Nueve horas y media (9 hrs, 30 mins) desde la Ciénaga hasta La Compartición. Justo cuando uno piensa que el camino se pone difícil, más adelante está peor…y eso que aún no llegaba la temporada de lluvia. Uno tiene el dilema de llevar mucha agua o confiar plenamente en la naturaleza…yo llevé algo pero ya para la noche del primer día no tuve más remedio beber agua de los arroyos y no me quejo, agua limpia y fría que no me produjo ningún desarreglo.

Fuimos bendecidos con cielos despejados en la noche y en la mañana al subir al pico, por lo que la vista era espectacular. También fuimos bendecidos con nubes en buena parte del proyecto que nos protegieron del sol. Todo esto nos permitió hacer fotos buenas, pero si quieren un consejo…lleven una buena point and shoot, tipo Canon G12 y saquen sus cámaras DSLR solo cuando hagan paradas algo largas. Siento que me perdí de hacer muchas fotos mientras iba montando. Otra cosa…en el Valle del Tetero hay una cabaña para acampar. Está en muy buenas condiciones pero tengan cuidado con los ratoncitos que van buscando comida, a veces dan unas mordiditas en las orejas. Katy y yo pasamos por esa experiencia. Mi consejo es que no dejen sus orejas expuestas. Armen casa de campaña dentro de la cabaña (de noche hace bastante fresco y no les dará calor) o acampen fuera.

Qué extraño más del viaje? La camaradería con mis hermanos, y con los guías, sobre todo a la orilla de las fogatas en Compartición y Valle del Tetero. Cuantos cuentos, chistes, historias (que parecen, pero no son lo mismo que los cuentos, jejeje!). Y no sé qué es, pero allá arriba la comida parece de una cocina de un restaurante 5 estrellas! Ay! Esas habichuelas de Tigua…y ese chocolatico caliente…BUEH!!!

Tengo ganas de volver, esta vez a pie, aunque esto será en el 2015 y quiero ir a la Pelona también. Ya veremos…ojalá pueda tener en ese momento a mis queridos amigos a mi lado.