jueves, septiembre 29, 2011

Redefinición del Prohombre

prohombre El que goza de especial consideración entre los de su clase.
m. En los gremios de los artesanos, cada uno de los maestros del mismo oficio, que por su probidad y conocimientos se elegía para presidir y gobernar el gremio correspondiente.

Félix Sepúlveda es un hombre serio, solidario, trabajador, responsable, dedicado esposo, excelente padre, amigo verdadero, jefe ejemplar, líder incuestionable, profesor admirado, fotógrafo extraordinario y creador constante. Por si fuera poco, me acaba de dar muestras de ser un ser humano aún más excepcional...remontando un intento de asalto a mano armada, vicioso, premeditado y alevoso, salva la vida y se le ríe en la cara a la muerte. Con la sonrisa de complicidad de siempre, les manda el mensaje de que todo está bien. No se trató de un asunto fácil aunque su sonrisa nos calme y nos de fuerzas para enfrentar esta epidemia de antisociales. El Martes en la madrugada iba a llevar a Licey a unos ayudantes que habían trabajado con él en el montaje de las fotos del aniversario de GRUFOS, y se topó con que la vía la habían obstruído con piedras. En cosa de segundos salen al menos dos disparadores que sin mediar palabras lo hieren en el dedo índice de la mano izquierda y en el hombro izquierdo con orificio de salida por la axila izquierda. Logró pasar la barricada primera, y al percatarse todos de que había una segunda barricada, se escapan metiendose por unos callejones. En una clínica rural no tienen suficiente recursos para atenderlos y pide que lo lleven al Hospital Metropolitano de Santiago (HOMS), donde llega con gran pérdida de Sangre.

Afortunadamente, quiso la divina providencia que hoy Félix esté vivo para contarlo como una historia de Guerra. Parece que todos de alguna manera tendremos que ser supervivientes para redefinirnos, para evolucionar y convertirnos en hombres nuevos, mucho mejores, con más conciencia de lo que realmente vale, y de los peligros de vivir despreocupados en un país que ya dejó de ser inocente.

4 comentarios:

Roger Zayas dijo...

Cuánto me alegro de que el hermano Félix esté sano y salvo. Realmente fue dichoso y la mano de Dios se metió en el medio porque no era su momento.
Lamentablemente hemos llegado al punto de no confiar en nadie en la calle y no salir de sus casas a menos que sea necesario...Ojo pelao...

Héctor Emilio (Motika) dijo...

El paraíso que una vez tuvimos se nos fue de las manos gracias a la irresponsabilidad de unos, el contubernio de otros, la asociación de malhechores de muchos que hoy en vez de sancionar protegen a los delincuentes o hacen causa común con ellos.

Vivimos un proceso irreversible de descomposición social, de deterioro de nuestros valores como sociedad.

Hoy los roles se han invertido, los delincuentes han tomado la calle y nosotros pasamos a ser sus presidiarios. Ellos han pasado a ser nuestros carceleros y nos tienen presos en nuestros hogares, presos del terror que ellos han impuesto.

A la vuelta de unos pocos años no quedará una familia dominicana que no haya sido víctima en primer grado de la delincuencia. Y todo esto es muy, muy triste.

Vivimos los tiempos del "ocaso de la nación dominicana".

Gracias a Dios, hoy el maestro Felix Sepúlveda está sano y salvo, ha logrado escapar de la muerte gracias a su coraje. No todos corren la misma suerte.

Rubén Abud dijo...

Gracias a Dios mismo que puede contarlo. Hemos perdido nuestro país, ha caido en manos de unos cuantos tigueres que tiene a la ciudadanía seria en sosobras. Se lo permitió la Policia , se lo permitieron los corruptos que manejan nuestros paises , y más que ello se lo ha permitido la falta de educación y el hambre mismo que te te lleva a ser delincuente, Tenemos parte de la culpa. Nos quitaron el país y la tranquilidad unos cuantos. La unión hace la fuerza.!!!!!!!!!!!!

Gigi en Gigilandia dijo...

M............
Al menos esta historia ha tenido un final feliz.