martes, enero 10, 2012

Melanio

"Melanio"

La semilla de la conservación representa una de las concepciones más puras que aún existen, un ideal sin egoísmo y que verdaderamente busca el bien común. Hace tres días, un hombre ofrendó su vida defendiendo ese ideal. Hasta qué oídos llegará su ejemplo? Qué será de su familia? Qué se puede hacer de ahora en adelante?

-----
"Hay que hacer algo..."

En la comunidad de Puerto Escondido, un pueblecito en la Sierra de Bahoruco que visitamos todos los que hacemos algún tipo de trabajo de conservación. Melanio, uno de los guarda-parques parece que enfrentó a unos infractores haitianos y lo mataron a machetazos. La muerte ocurrio el 7 de Enero y el entierro fue ayer. Hubo expresiones de represalia contra la comunidad Haitiana de Puerto Escondido, la cual es bastante grande. Ha habido renuncia de guardaparques por miedo.

Los encargados de medio ambiente se enteraron que el hombre habia sido asesinado por comentarios que circulaban del lado Haitiano cerca del puesto militar de El Aguacate. Inmediatamente los militares notificaron a la oficina de parques. El cuerpo aparecio ayer 8 de Enero a las 6:00am en La Placa, area altamente visitada por observadores de aves, fotografos de naturaleza e investigadores.

Esta zona es rica en madera y antiguamente se sacaban postes para cercas. También se trafica con pichones de cotorra en la epoca de cría (en el verano).

Anteriormente se han enfrentado infractores dominicanos y haitianos, pero sin importar la nacionalidad, el punto es que no es segurovisitar el área en esas condiciones. Es imperativo que se le asignen más recursos a esta zona para que no sigan ocurriendo este tipo de desgracias y para que no se acabe de perder lo que queda. Se trata de un área donde viven MUCHAS aves endémicas que no se ven casi en otros lugares del país. Sería una lástima que la muerte de Melanio haya sido en vano.

2 comentarios:

Gigi en Gigilandia dijo...

Conchale Don Pedro!!

Me da mucho coraje que pasen estas cosas y que para colmo de males se pierdan vidas.
Ojalá y como usted dice, no sea en vano.

Sheila dijo...

CArajo, que triste... los intereses vuelven a prevalecer sobre la vida... :(