domingo, junio 24, 2012

Había una vez...


1 comentario:

Sheila dijo...

Había una vez un lugar paradisíaco donde aves y serpientes se abrazaban, hacían historias fantásticas de gente nunca antes vista, se mofaban, compartían, y disfrutaban...

Cuanto extrañaba este lugar sin saberlo. Todo un abrazo removedor de recuerdos bloggeros.