El Guardia


Llevo años retratando galleros como parte de un proyecto sobre identidad. Cada uno de ellos tiene algo singular, e irónicamente en el caso del Guardia, no pareciera tener nada que lo asocie a un pasado en el ejército, salvo su porte de general retirado. Su quepis ha sido sustituído por una gorra de los Bombarderos del Bronx, su cara afeitada ha dado paso a los bigotes bien cuidados y acabados de remojar en un vaso de leche. Sus lentes de McArthur que esconden cualquier expresión de los ojos, completan el look de Groucho o Cálico Electrónico. La mano delante como arma de reglamento, y su gallo indio, infinitamente hermoso, parece sostenido por Paris Hilton, con pantalones y camisa a juego.

P.D. Dedicado a mi Némesis y Blogger Extraordinaire Darío Martínez Batlle en su Cumpleaños.

Comentarios

Alberto Rojas ha dicho que…
Una descripción sin igual Pedro.......Cada palabra en su lugar que te transportan tanto al pintoresco personaje como a ti mismo como autor...!!

Entradas populares