lunes, junio 11, 2018

La fotografía es el arte de la selección (1)

Paloma coronita (Patagioenas leucocephala) en los Cayos de Laguna de Oviedo.

Una vez se comienza a hacer fotografía se abre un abanico de posibilidades, finito pero extenso. A veces la información es tanta que algunas personas se abruman y entran en un letargo fotográfico hasta que definen el camino que quieren seguir. Muchas personas sin embargo asumen con pasión este medio, y lo convierten en pasatiempo, expresión, terapia e incluso profesión. Definir lo que uno quiere hacer en fotografía ayuda a disfrutarla más.

Pero antes de entrar en un análisis más profundo quedémonos por ahora en lo que mostramos de una foto. Empezamos por decir que la mayoría de los fotógrafos tiene una limitación con la cantidad de lentes que usa y el alcance de los mismos. El ejemplo que traigo es sobre la selección de qué cámara y lentes comprar y qué tanto elijo mostrar luego que hago la foto. 


En mi caso, cuando decido fotografiar aves, escojo una cámara de sensor recortado que ofrece un factor de multiplicación de 1.6X. Puntualmente mi cámara para estos casos es por ahora la 70D con 20.2 MP + un lente 150-600mm de Tamron. A 600mm en realidad tengo con el factor de multiplicación un equivalente  a 960mm, que hay que manejar con mucho cuidado, preferiblemente con trípode o monópodo para evitar trepidación. También es importante fotografiar con muy buena luz, a menos que se sacrifique mucho ISO. Aunque esto es parte de seleccionar, yo prefiero mantener el ruido lo más bajo posible, manejándome cerca de ISO400 y en condiciones de luz más comprometedoras en ISO800, con todo y que las cámaras modernas manejen bien el ruido. Solo si es absolutamente imprescindible me atrevería a subir mucho el ISO. 

De mi cámara sale por ejemplo a 960mm y sobre un bote en movimiento, afortunadamente logré luego de varios tiros en ráfaga y tratando de anticipar el próximo paso de la paloma, la primera imagen que ven arriba. Me gusta porque capturé muy bien el entorno del bosque seco al tiempo que congela el momento en que el ave se lanza al vuelo. La segunda imagen es un balance entre contexto y especie, mientras que la tercera selección se concentra sin dudas en el ave. 


Tener el alcance suficiente y un tamaño decente de archivo me permite detallar varias cosas de las especie. Su color, las escamas del cuello, y las alas con todo su detalle, incluyendo las alulas. Probablemente no me permita hacer una impresión demasiado amplia pero sí lo suficientemente grande para educar a las personas. Cumple perfectamente el fin que persigo en fotografía de conservación, que es dar a conocer las especies. Y aún así, si quisiera un tamaño grande imprimiría la primera foto, que me encanta también.

En otra entrega abundaré más sobre la selección en la fotografía. Por ahora he querido concentrarme en el crop, que por cierto es una de las ediciones menos invasivas que se hacen en fotografía y que se usa desde la fotografía análoga. Recordemos que en fotografía lo que incluimos y lo que dejamos fuera del encuadre final tiene mucho que ver con la historia que nos interese contar.

No hay comentarios: