martes, junio 13, 2006

Anthracothorax dominicus

Aquí le llamamos Zumbador grande pues entre los tres zumbadores que tenemos este es el mayor, pero en Puerto Rico le tienen un nombre muy acertado que es "Zumbador Dorado". Cuando uno puede ver las iridiscencias de su espalda entiende el nombre perfectamente. Su nombre en inglés "Antillean Mango" puede traer confusión, pero así se llaman los miembros de este género. Aunque no lo dije en el artículo anterior sobre Mellisuga minima, tal vez para no aburrirlos con clasificaciones científicas, los zumbadores pertenecen a la Familia Trochilidae (se pronuncia "Troquílide" o Troquílidos en español). Se alimentan de néctar y algunos insectos pequeñitos para balancear su dieta. Su nido lo hacen con tela de araña que forran de musgos y líquenes. Pronto voy a poner un nido del Zumbador Esmeralda para que entiendan mejor de qué les hablo. Su color en el campo parece negro completo si no tiene una luz apropiada, pero si ustedes son afortunados y consiguen un buen ángulo, podrán ver los colores de esta joyita. Increíble lo que hace una posición distinta con la luz.

La coloración de la hembra es más sencilla, como en la mayoría de las aves, pero no por eso es fea. Es casi completamente verde con la garganta y el pecho blancos y el color rojo vino de su cola con las puntas blancas son una chulería de observar. Si encuentro una foto con esta característica se las traigo.

El Macho es de un verde vibrante en la cabeza y en la espalda, que termina en una cola con colores dorado y naranja. Del otro lado de esta tiene morado, rojo vino y azul, como muestra esta foto. El pecho se ve negro, pero tiene iridiscencias en verde y azul oscuros.

Muchas personas me preguntan que por qué los machos son más bonitos en la gran mayoría de las aves. Mi respuesta es invariable y no recuerdo haberla leído en sitio alguno, pero para mí tiene todo el sentido del mundo, así que aceptenla o haganse ornitólogos y traiganme una que me convenza. Para mí las hembras han sido bendecidas con el don de la gestación y eso es más hermoso que cualquier coloración de plumas. El macho es el que tiene que conquistar a base de muchos recursos, desde plumajes hermosos, danzas, peleas, habilidad para hacer nidos y hasta para criar polluelos (luego les cuento de lo que hacen los falaropos). Un plumaje hermoso ayuda a "ligar", pero también divierte a los cazadores (humanos o no), lejos del nido, donde una hembra que empolla asegura la reproducción de la especie.

1 comentario:

Doll-Iko. dijo...

good display of colors and action of the birds presented here. I love your theories about why the male is the most handsome..It is just a theory, you do know that?