miércoles, junio 14, 2006

Chlorostilbon swainsonii

Este es el Zumbador Esmeralda de la Hispaniola, endémico de nuestra Isla. Existen otros dos miembros del género Chlorostilbon en las Antillas, uno en Cuba (C. ricordii) y otro en Puerto Rico (C. maugeus). En las Bahamas se recolectó un ejemplar a finales del Siglo XIX de otra especie llamada Chlorostilbon braceii, pero hoy está extinta.

Con respecto a los Zumbadores que viven en nuestra isla podemos decir que su tamaño es mediano y su color es de un verde iridiscente que se aprecia mejor con una luz apropiada. Una forma de distinguirlos en el campo es observar su cola ahorquillada y si se cuenta con binoculares, se puede ver una mancha blanca detras del ojo. El macho también tiene otras marcas distintivas y son: su mandíbula inferior que es rosada, y plumas negras en el pecho, que es muy difícil de ver en el campo.

Se alimentan de néctar y pequeños invertebrados, así como de insectos que atrapa en el aire. Los miembros del género Chlorostilbon son solitarios y extremadamente territoriales. Pueden atacar aves mucho mayores en tamaño.

Su nido tiene forma de taza y está construído con tela de araña, materiales de plantas y musgos, y forrado con líquenes para el camuflaje. Solo la hembra empolla los huevos.

Este Zumbador vive en las Montañas Altas (por encima de 900 mts), aunque a veces se encuentra en zonas algo más bajas, como en Los Haitises. Su hábitat preferido son principalmente los bosques húmedos y las plantaciones de café de sombra, aunque también se encuentran en colinas cársicas. Es fácil verlo en la Reserva Científico de Ebano Verde, en Manabao (Jarabacoa), en Sierra de Bahoruco, En el Parque Nacional Juan B. Pérez Rancier (Valle Nuevo), Parque Nacional Armando Bermúdez, Los Haitises y en Loma Quita Espuela.

3 comentarios:

Sulimir Deittert dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
M.A.A.C dijo...

pasandome por aqui de nuevo amigo greg. mencionas que estas avecitas a pesar de su tamaño tienen el coraje de defender su nido de intrusos mayores que ellas, y eso es algo interesante. no se si sea una constante, pero en gral. los animales pequeños tienden a ser mas agresivos a la hora de defenderse. incluso las mismas personas...dios sabe lo que hace digo yo.

RomáN dijo...

Hola, te mando muchos saludos y agradeciendo tus generosos comentarios en mi blog. También aprovcho la ocasión para preguntar si esa especie también surca los cielos de México? (sin duda es una ave muy bella)
SAludos amigo!