sábado, julio 25, 2009

Fui a verla pero no la recuerdo...

No podría recordarla, porque aunque me veo incluso en la boletería del Cine Leonor comprando las dos taquillas, sencillamente me pasé las casi cuatro horas que duró "Lo que el viento se llevó" comiendole la boca, deleitandome en el sabor a Paleta con Chicle de sus labios y su saliva. Sé que hubo un intermedio que aprovechamos para descansar y en el que un señor que se sentaba dos filas delante de nosotros me dijo muy ceremoniosamente pero con tono preocupado "Joven, tenga cuidado que le va a dar una vaina". Se refería a mi respiración...por algún desvío de mi tabique nasal, mi respiración se oye bien fuerte, imagínense ustedes como sonaba yo durante esas horas, totalmente entregado a un ósculo...sí, a uno solo en cada intermedio, porque yo no sé como me las ingeniaba para respirar, pero una vez comenzaba, había que despegarme como al makey...con puro fuego. Era la esquina derecha de la última fila del cine, y sus besos los siento como si fuera hoy, y huelo ese aroma exquisito entre el perfume de su mamá que se ponía (L'air du temps de Nina Ricci) y las Kokalekas recién salidas de la máquina...de rememorarlo se me pone la piel de gallina.

Interesante película, dicen que es una obra maestra, tal vez la mejor de todos los tiempos...ahora que la compré para reproducirla en mi aparato de video, quizás la vea...pero no hoy, porque cuando pensé que finalmente podría concentrarme y disfrutarla sin su presencia, me he pasado casi 4 horas besándome con su imagen en mi memoria.

12 comentarios:

JAVIER CELADO dijo...

Beautifull! ... esta historia es como una pieza de lycra, talla unica...nos encaja a todos. A mi mme lleva al Cine Los Prados. :) Gracias por la experiencia y los imagenes que me has traido de vuelta.

Keseyoke dijo...

Esos amores de cine son inolvidables.

Sheila dijo...

JAJAJAJA...si que es como la lycra (me gustó esa :P)...Mmmm los besos en el cine...Mmmmm...xD

3smirn@ dijo...

Como siempre…
¡Eres un abusador de recuerdos!
Y mas con esa película un clásico de Hollywood y una de mis favoritas.
Siempre la recuerdo porque fue filmada en el 1939 el año que nació papi,
Y por el galán de esa época Clark Gable.
Además la musicalización y el arte fotográfico “Una joya del cine”.

Estoy inmersa en tu escrito y mis recuerdos *&^%#$? jajajaja…
Originales como siempre tus cuentos “juan bosch moderno”.

Sinónimo de cine: “comer gallina”. LOL…en otros tiempos (70’s, 80’s, 90’s….)
Pedro y tú por casualidad ¿fuiste alguna vez al LIDO?

svelty dijo...

Waaaaaaaaaaooooooooooooo.
sin aliento.

Héctor Emilio (Motika) dijo...

Muy buena Cosito!
Me encantó lo de la paleta con chicle

yo dijo...

Uno definitivamente que se entra en la historia

Karina Taveras G. dijo...

Definitivamente hermoso!!!
Y si!! Hay besos asi... que se pegan en tu memoria..y al cabo de los años, aun puedes sentir de nuevo su sabor....

Charles dijo...

Hasta ahora, Pedro, es una de tus mejores historias. Sencilla, sin adornos innecesarios, directo al grano, real, palpable, y todos la hemos vivido. De eso se debe tratar.

Simplemente excelente. Y la fotografia, que decirte, eres un maestro.

PARISINA01 dijo...

Umm "LO que el viento se llevo" me película preferida, tengo a mis hijas cansada con ellas, ellas siempre me dicen: "mami esa película solo la conoces tu" creo que por lo vieja de la peli ja ja.
Muy bueno el escrito, te felicito.

Josseiяis dijo...

Buena historia y la fotografía... Hermosa!, Cuidate mucho
Saludiitos!●๋•

acuarela dijo...

Genaro, cuantos sabores, sensaciones, olores regresan leyendo este cuento. Genial!

halina