viernes, octubre 03, 2014

No regalo mi trabajo


Ser fotógrafo no es fácil en mi país, República Dominicana. De alguna manera, la gente imagina que las imágenes que producimos resultan exclusivamente de una experiencia diletante, que vamos por el mundo haciendo fotos con un equipo donado por Canon o Nikon, y que además no invertimos tiempo real, como si pudiéramos movernos traspasando portales en el pasado y en el futuro. Déjenme explicarles como se hacen las fotos que mucha gente llena de likes.
Uno estudia mucho primero, no solo fotografía (que ya de por sí es bastante extensa), sino muchas otras cosas...biología, geografía geoposicionamiento, conservación, ecología, filosofía etc...
Uno compra equipo. Si bien es cierto que quien hace la foto es el indio y no la flecha, no menos cierto es que una mejor flecha en manos del mismo indio dará mejores resultados que una flecha que no es tan buena. Los equipos fotográficos cuestan mucho, y los periféricos también.
Una tarjeta de 32Gb de Sandisk cuesta alrededor de 38 dólares.
Una cámara Canon 70D sin lentes, cuesta 1000 dólares. 
Una batería Canon en especial, cuesta 59 dólares. 
Un lente 10-22mm para hacer paisajes 649 dólares.
Un Telefoto de 400mm, 1700 dólares.
Una Mochila para fotógrafo alrededor de 300 dólares.
Chaleco, 166 dólares. 
Calzado especializado para andar en el monte 75-200 dólares.
Eso es de lo más esencial y solo mencionando en base a UN artículo, pero sabemos que un fotógrafo profesional y hasta los aficionados deben andar con varias memorias y varias baterías. Si me pongo a sacar cuenta de los otros lentes, imagínense.
Pero después de eso hay que viajar en un vehículo que sea confiable. En el mejor de los casos un amigo se ofrece a llevarnos compartiendo la gasolina. En mi caso en el 75% de las fotos que he hecho las he logrado viajando en mi vehículo, que por cierto necesita gomas nuevas, eso debe andar por los 30-40 Mil pesos. Cualquier viaje a Pedernales por ejemplo solo de vehículo si no se comparten los gastos sale en 8-10 Mil pesos, por concepto de depreciación, aceite, combustible, peaje etc...sin contar con imprevistos. También hay otros transportes como botes que muchas veces son necesarios y que pueden resultar entre 3-5 mil pesos dependiendo de cuantas veces se necesite en un viaje y que obviamente disminuye si se comparte entre varias personas. Luego viene Hospedaje, Comida, pago de guía y otros gastos que se pegan.

Todo esto es básico. No incluyo flashes, leds, ropa, sombrero, cargadores, maletas, estudio, computadora, discos duros, pago de energía eléctrica...y muchísimas cosas que en este instante sé que paso por alto.

Como es que aún una revista le pide a un fotógrafo que regale su trabajo cuando la directora de la revista no lo hace? Acaso yo no he trabajado para hacer mis fotos? Aún las instituciones sin fines de lucro tienen un presupuesto estipulado para las publicaciones que van a hacer y no pueden ni deben dejar fuera las fotografías, porque los textos son importantes pero la imagen es lo que comunica más efectivamente. Antes de pedirme que regale mi trabajo, REALMENTE, piense primero si usted regalaría el suyo. Obviamente encontrará personas que lo hagan, tal vez son personas que necesiten promocionarse, y quizás no sea la misma calidad fotográfica, pero con el tiempo he tenido que desarrollar respeto por lo que hago y he tenido que darle valor porque nadie más lo hará por uno. Yo dejé un trabajo seguro para dedicarme a la inseguridad de la fotografía y tengo una familia que espera por mí, que me apoya y se maravilla con mis logros en imágenes y enseñanza fotográfica, pero también tiene necesidades.

Lo que yo hago no es un hobby, es mi trabajo y lo quiero y respeto. También es una forma de expresión artística, es la otra búsqueda que tengo, y también tengo que invertir para prepararme.

Quiere decir esto que solo soy una persona interesada en el dinero? JA! Ya quisiera yo. Muchas de mis fotos van sin costo a organizaciones sin fines de lucro, que mantienen una trayectoria relacionada a la conservación. También sirven para apoyar en proyectos en los que creo.

Ser fotógrafo no es fácil en mi país...pero es lo que he decidido ser.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Sencillamente no sabemos valorar el trabajo de los demás vivimos en un mundo donde las personas buscar su propio bienestar. En cierto modo cuando te piden que regales tus fotografías no son capaces de meditar acerca del sacrificio que conlleva captar en el momento preciso aquel momento que se queda plasmado. Tengo la oportunidad de conocer el trabajo que haces y doy testimonio que estos en su MAYORÍA están "como salen" es decir la calidad de las imágenes no las maquillas. Entonces porque no tener un poco de tacto y ponerse en tu mismo lugar.. Pero lamentable así los seres humanos pensamos.

Enzo Casamassima dijo...

Me habria gustado escuchar palabras mas duras para denunciar la precaria
situacion.
Me habria gustado leer los nombre de las grandes empresas que disfrutan los sacrificios de los artistas.
Me habria gustado...
Propongo una galeria patrocinada de los fotografos donde dejen sus cuadros a la venta y acostumbrar la gente a la compra de las mismas. Gracias Enzo Casamassima.

Anónimo dijo...

Excelente Pedro, no puedo estar más de acuerdo con cada una de tus palabras.

Saludos
Dax

Espartaco Dominicano dijo...

Escelente!. Yo también pienso igual.

Juan De La Cruz dijo...

Muy buen articulo. Debemos siempre de valorar nuestro trabajo sin dejarnos pisotear de nadie.