sábado, junio 20, 2015

Las redes también liberan

Foto: Anónimo

El pasado jueves 18 de Junio recibí tres fotos de una pareja de aves de rapiña que estaba enjaulada en Bayaguana, hipotéticamente para ser vendidos por un monto de 25-30 Mil pesos. En el mensaje se referían a las aves como Guaraguaos (Buteo jamaicensis), pero cuando me fijé bien, me dí cuenta de que se trataba de dos juveniles de Gavilanes de la Hispaniola, especie endémica y en peligro crítico que estamos tratando de salvar de la Extinción.  De inmediato procedí a colgar las fotos en la redes sociales con la denuncia y en poco rato había sido compartida unas 40 veces. 





Foto: Anónimo

Foto: Anónimo

Lo más importante sin embargo, fue que llegó a Carlos Voigt, administrador del Parque Nacional de los Haitises que es donde el Gavilán de la Hispaniola ha encontrado su último bastión. Carlos se comunicó con la persona que tenía las aves y se coordinó la entrega para el día siguiente con su total colaboración. Explicó que no tenía la intención de vender las aves sino que cuando le preguntaban les daba un valor irrisorio para que se desencantaran. Su verdadera intención era usar los Guaraguaos (eso pensaba él que eran) para fines educativos con los jóvenes de la comunidad pues aunque no se trata de una especie en peligro como el Gavilán de la Hispaniola y tiene muy mala fama porque ocasionalmente ataca aves de corral, es muy beneficiosa a la comunidad porque come muchos ratones.
Foto: Pedro Genaro ©

La entrega se realizó al día siguiente sin ningún percance, pero lamentablemente los pichones llevaban en cautiverio alrededor de 4 semanas y les habían cortado parte de las alas para que no volaran. También habían perdido plumas de la cola. Habían sido sustraídos de un nido sobre una palma en Pilancón (en los márgenes del Parque Nacional de los Haitises). Al momento de sustraerlos probablemente se veían como la foto anterior. Recibió los Gavilanes el investigador Thomas Hayes de The Peregrine Fund, organización que viene apoyando el proyecto de los Gavilanes desde casi 15 años. Cubrió la noticia Marvin del Cid de Diario Libre quien es colaborador de este proyecto y otros relacionados con la conservación. 

Foto: Marvin del Cid ©

Foto: Marvin del Cid ©

Foto: Marvin del Cid ©

En la actualidad los pichones se encuentran en una cámara de evaluación que permitirá observarlos y reparar sus plumas antes de ir reintegrándolos a la naturaleza. Como ha pasado tanto tiempo, no pueden ser devueltas al nido de Pilancón, pero el proceso de reintegrarlos a la naturaleza sí debe ser expedito.

Foto: Thomas Hayes ©

Muy agradecido con nuestro amigo Anónimo por tomar las fotos y canalizar la denuncia. Gracias a Thomas Hayes y Marvin Del Cid así como a Carlos Voigt (y a Francisco Asdrubal Concha quien me puso en contacto con él) por la rápida respuesta e intervención. Gracias a todas las personas que se involucraron compartiendo la noticia, esto es importantísimo para crear conciencia sobre este particular, y para mí es tan destacable como la recuperación misma. 

No hay comentarios: