miércoles, marzo 28, 2007

Resumiendo...

Al tris de convertirme en tetragenario y repasando mi pasado reciente, una de las cosas que más satisfacción me ha dado en los últimos 5 años ha sido la relación con María del Carmen Ossaye (Cachy) y la revista ARTES. He podido colaborar con ellos en el pasado hablando de dos artistas que admiro mucho: Teté Marella (Argentina) y Max Leiva (Guatemalteco). Quisiera compartir con ustedes el escrito que hice para el segundo y que fue publicado en el año 2005:

La Trascendencia del Gesto Cautivo.

Hay momentos en la vida que quedan grabados en nuestra memoria, como la determinación de Wang Weilin que detuvo por un momento los tanques de guerra que se dirigían a la plaza Tiananmen en 1989. Diariamente suceden momentos inolvidables para los millones de seres que habitan nuestro planeta, aunque no todos se canalizan a través de los medios de comunicación, pero eso no los hace menos trascendentales. Max Leiva los captura conceptualmente, como un entomólogo que atrapa mariposas, con una red hecha de sensibilidad artística.


El movimiento se hace reo de sus manos, que con sencillez construyen formas engañosamente simples y siempre atadas a una idea que es tan elaborada como su representación material y que juntas hacen de la obra escultórica de Max Leiva una creación en realidad muy compleja. Los conceptos que aborda tocan tantos puntos, que trazan un retrato de la realidad humana actual, guatemalteca o universal. La búsqueda de libertad, las aspiraciones de la mujer, la cruda realidad de los refugiados, circunstancias sociales, valores familiares y referentes históricos conforman una madeja de cuestiones entrelazadas que se desenredan cuando encuentran su expresión en la resina, la piedra o el metal, convirtiendo objetos inanimados o materia inerte en un concepto dinámico .
Comenzó sus estudios de arte en el año 1988 en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de Guatemala y fue en el segundo año cuando escogió a la escultura como su modo de expresión. En el año 1990 comienza una colaboración con uno de los grandes artistas guatemaltecos y latinoamericanos: Dagoberto Vásquez. “Don Dago”, como le decía Max a su maestro, era uno de los artistas cuya obra más le atraía. Sus principales enseñanzas, además de muchos aspectos de la forja en latón, fueron la responsabilidad y la sinceridad. Como profesor era muy estricto, al punto de parecer frío y calculador, con una preocupación constante por el resultado de su trabajo, pero siempre amable y muy profesional. Para Max Leiva esta colaboración fue todo un honor y lo reconoce como un punto importante en su carrera artística. Otro paso importante en su desarrollo fue el tiempo que pasó estudiando (dos años) en la Universidad de Silpakorn en Tailandia, donde estudió escultura y fundición de bronce con los profesores Kem y Nontiwatt. Igualmente, la interacción con los artistas tailandeses fue muy enriquecedora, por su buena disposición a compartir ideas y técnicas de expresión.



Su obra es esencialmente abstracta y expresionista, fruto de una constante búsqueda de ideas que nacen con el dibujo como herramienta. En el boceto busca poner un orden a una suma de preocupaciones, a ideas que vienen y van y de repente toman forma, volumétrica o temática. Sueña con la forma ideal, que pareciera empecinarse en no existir y permanentemente se le escabulle. En la realización de sus esculturas no abundan los detalles, y las facciones apenas están sugeridas, pero lo que carecen de precisión fisonómica les sobra en expresión y esta es precisamente una de las principales características de su obra. Desde estudiante siempre se sintió cautivado por la figura humana y su relación con el movimiento, con el potencial expresivo que contiene. El humano (en su versión) es un ser sensible, enamorado, sereno, mudo, triste, y no es difícil encontrar la dinámica de los sentimientos que el artista ha querido expresar…el gesto lo delata. Rechaza la materia figurativa estática y ha puesto tanto empeño en demostrar el dinamismo de sus obras que la contemplación de estas llena al espectador de un sentimiento sobrecogedor.
El gesto adusto y distraído de un Virgilio filósofo, las ráfagas de viento y aguacero de un huracán transfigurado con rasgos antropomorfos, congresistas llenos de atención o desidia, angustia y esperanza en las expresiones de los refugiados, la excitación de un ladrón que se fuga, la elegancia de una yegua que parece beberse los vientos y la sexualidad desbordante de una mujer al límite son solo algunos de los elementos donde los que se atreven a vivir los sueños nadan en el aire y los amantes descubren que los besos, aún en labios de piedra tienen saliva almibarada. Los monumentos públicos que ha elaborado por encargo no siguen su misma línea creativa, pues cada una de esas obras tiene una esencia especial, sin embargo, según sus propias palabras “coinciden en el movimiento, el expresionismo y la intención de comunicación directa con el espectador”. Vale la pena mencionar al menos tres:"El Jugador de Pelota" es ya un clásico que se encuentra en la academia olímpica en Atenas y llama mucho la atención por el detallefigurativo con que trabajó esa escultura. Como pasado atleta de alta competición y guatemalteco, esta obra supone un reto particular, en el que además debió investigar profundamente, rescatando un conjunto de elementos del área de Santa Lucía Cotzumalguapa, aunque luego le agregó un yugo, elemento que no se ha demostrado que se usara en el juego pero que estéticamente se justifica.
“Monumento a Miguel Angel Asturias” fue un homenaje al premio Nóbel y se encuentra en la Avenida de la Reforma. Fue concebido con un libro en cada mano con las hojas desplegadas en forma mágica, pero esta obra fue recientemente víctima de una acción vandálica sin precedentes.
“Hermano Pedro” es un encargo del Gobierno de Canarias para conmemorar la canonización del hermano Pedro Betancur. Max aclara sin embargo que su inspiración fue basada en la naturaleza humana de Pedro Betancur, con las cualidades excepcionales que tenía en su entrega por los demás, y desprovisto de detalles innecesarios que distraigan al espectador de lo que fue su obra.
Con estas obras, el artista ha conseguido acercarnos a la comprensión, el significado y el alcance de la importancia de rescatar rasgos culturales y de resaltar la importancia del ejemplo de dos personas, ambas excepcionales en su propia forma.
Pero ya sea a través de su estilo creativo o del que utiliza para desarrollar el diseño de los monumentos públicos, Max tiene el mérito de atrapar los instantes, a través de ese gesto que pasa millones de veces al día y que en su obra vive para siempre.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

El humano (en su versión) es un ser sensible, enamorado, sereno, mudo, triste ...........

Me detuve un momento al leer estas palabras y fue como si pudiera trasladarme al momento en que él plasmaba en físico sus pensamientos. Pedro, tienes la magia de transportarnos a lugares, momentos y épocas en las que nunca hemos estado y hacernos vivirlas como si fuéramos parte de esos momentos.

Un beso y un abrazo,

Romayris

Anónimo dijo...

Trascendiste Pajarito..e voce continua trascendendo e mais..oh afilio..Muito legao..e bom!!..

Cesar Pinedo dijo...

Estupendas imágenes Pedrinho..En los textos y motivaciones nos muestras toda tu sensibilidad.
Un abrazo campeon.
Cesar

Pedro Genaro dijo...

Gracias amigos, de eso se trata precisamente...de que ustedes puedan captar a través de mis palabras todo el sentimiento que me produjeron estas obras.

Lali dijo...

¨El gesto adusto y distraído de un Virgilio filósofo, las ráfagas de viento y aguacero de un huracán transfigurado con rasgos antropomorfos, congresistas llenos de atención o desidia, angustia y esperanza en las expresiones de los refugiados, la excitación de un ladrón que se fuga, la elegancia de una yegua que parece beberse los vientos y la sexualidad desbordante de una mujer al límite son solo algunos de los elementos donde los que se atreven a vivir los sueños nadan en el aire y los amantes descubren que los besos, aún en labios de piedra tienen saliva almibarada.¨

Pedro, de verdad que tienes tanton talentos en esto de la escritura y la sutileza de poner a leer a alguien que no le gustaba leer ¨yo¨ y es que desde el instante que empiezo, es DIFICIL despegarme. Esa parte que te copie de tu post -DIOS MIO !!! - me gusto mucho... sabes que soy escritora de novelas ¨mentales¨ y eventos imaginados en mi cabeza ¨sin plasmar¨ y leyendo vi una pelicula basado en tus palabras...

Gracias !