jueves, enero 07, 2010

Chupacabras (Conclusión Día 2)

Esta ave merecía una entrada dedicada totalmente a ella. La Bruja (Nyctibius jamaicensis) por muchos años me evadió hasta que un día la encontré de día en el Sendero de Rabo de Gato, pero de noche aún no la había visto, así que Panta tenía como meta mostrarmela. Luego de cenar en Puerto Escondido fuimos al Callejón de los Aguacates, donde él por dos ocasiones anteriores la había visto. Nos adentramos en la noche negra y por más que buscamos no la encontramos. Ya nos devolvíamos, casi derrotados cuando Panta alumbró el camino de nuevo y creyó divisar el destello de los ojos del ave.

Nosotros nos vimos pensando que era más el ansia de ver el ave que un avistamiento real, pero de todas maneras nos fuimos acercando y cuando estábamos más cerca vimos esos dos ojos que alumbrados con la linterna se veían rojos como bolas de fuego que resaltaban en la noche.

Anotate un Virao Panta!!! Por fin veo a esta ave en todo su esplendor!

Que por qué es un Chupacabras? Como si el nombre de Bruja no fuera lo suficientemente misterioso? Pues porque en la antiguedad se presumía que los miembros de esta familia succionaban las ubres de las ovejas, por eso se llaman Caprimúlgidos y a esta familia pertenece el Torico, el Pitanguá y el Querebebé. Ojo! Aunque se parece, esta ave NO es una lechuza!

Como pueden ver en esta foto, una de las razones por las que el ave pasa desapercibida es porque se mimetiza perfectamente con los troncos y los palos de alambres de púas de los sembradíos. Mientras la buscábamos el ave estaba literalmente a nuestras espaldas y no la veíamos. Si no hubiese abierto los ojos nos vamos sin verla.

Gracias a mis compañeros de viaje de esta etapa: Panta, Marino e Iván.

Continuará...

5 comentarios:

Elia Mariel dijo...

ahhh!!!! pero qué bella la bruja!!!

Héctor Emilio (Motika) dijo...

Ahora entiendo la emoción de tu voz en el teléfono cuando me hablabas de "la bruja". Su capacidad "camaleónica" es sorprendente al menos para mi un verdadero neófito de la fauna.

Chin Ramírez dijo...

Saludos Cimarrón Master.
A cada día son de finísima calidad
tus fotos y de tus narrativas
ni se diga. Siempre guardo tus fotos
ya que estas son creación de un gran Amigo.

Chin el Padrino

Rubén Abud dijo...

Pedro tamaña experiencia de esa caminata detrás de esta ave.

Espectaculares las fotos.
Saludos,

Rubén

Jose M. Pantaleon dijo...

Hace dia que estoy como "embrujao", luego de haber capturado junto a ti y a Marino Gonzalez tan hermosa y enigmatica criatura.
Mucho antes de tener la gratificante experiencia con esta ave ( cuarto encuentro), ya habia sido preso del embrujamiento. Todo se inicio con unas imagenes de unos amigos Argentinos que la capturaron en Ecuador.
Revise todo este mundo de flickr y me encontre con la agradable sorpresa de una amiga que la tuvo en su patio, donde anido y saco un pichon.Ella mostro todo el proceso de incubacion y alimentacion de la cria.
Como sabemos, la bruja no hace nido. Ella pone un solo huevo encima de de una depresion natural que encuentra en alguno poste como este en la que ella esta perchada. La incubacion es prolongadisima comparada con otras aves. Segun Annabelle incuba por 70 dias ese huevo y tiene sentido, pues no hay construccion de nido y practicamente estos Nyctibius incuban el huevo entre sus extremidades como los pinguinos.
Si el ave es hermosa, mucho mas interesante es su lugubre canto y el encuentro con ella, pues lo habitual es que ocurra en la noches oscuras o de luna.
En lo personal tenia ese compromiso de amistad contigo y la verdad es que me senti super bien de mi "Palpito cimarronico" que me motivo hacer ese ultimo esfuerzo para encontrar ese ojo rojo brillante en la oscuridad de la noche.
El orgullo y el honor de este cimarron estaba en peligro y gracias a el, a mi tosudez, y a la perseverancia hoy podemos disfrutar de esta maravillosa fotografia.
Ahi esta ella, erguida en su clasica posicion vertical, mimetizada con la corteza de ese espeque de alambre de puas.
Como para confirmar su espiritu de ser reina de la noche, del misterio y observadora constante de "Casiopea" , la estrella polar y el cinturon de Orion.
Luego de estos encuentros he recordado a Dona Annabelle. A ella le costo 7 anos encontrar a esta especie, cientos de kilometros y escuchar las mas grimosas historias que podamos imaginar.
Hoy nosotros tenemos esta ave, yo la he tenido por cuarta vez y cada vez le doy gracias aquellos que dejaron sus huellas y nos abrieron el camino con sus conocimientos, su esfuerzo y los caminos recorridos, para hacernos mas facil estos encuentros y estos hallazgos.
Encuentros de locos o de embrujos, pues no todo el mundo soporta una fria y oscura noche, donde no podemos siquiera vernos la cara, en lugares aislados, solo con el cantar de los grillos y un hermoso cielo estrellado.
Me alegro que yo fuese protagonista de que cumplieras ese sueno y ese embrujo.
Un abrazo de cimarron mayor Panta