viernes, noviembre 19, 2010

Porvo fuijte...


Agustín es un amigo pescador que ya no se embarca, sino que busca los peces que traen las redes en el Derrumbao. Los coloca en una neverita y regresa de inmediato a su casa. Una tarde que me encontré con él le pregunté por un tatuaje que tenía en el brazo. Era una mujer desnuda, sin la definición de los tatuajes modernos pero que evidenciaba la devoción por una amada. Me llamó la atención que la cara estaba borrada, así que le pregunté...

- Quien es ella Agustín?
- Aaaah! Era mi mujer...
- Se ve que era bonita...qué pasó?
- Bonita no...yo ni sé como decirte, vale...era un troncuejembra!!!
- Y qué pasó que la borraste?
- Oh, y no me engañó con un amigo, primo?
- No jodasssss!
- Oh y sí! Voy pa Parmar di Ocoa y ejtoy hablando con un pejcador di allá y me dice..."venga acá y quedesi ahí Salineru!" y yo... "dígame vale", y er tipu me pregunta por la mujer bonita que vive a la vera der salau grande, la de la casa rosada. Y dígole yo...mediu chivo..."enje vale, qué fue?". Y er tipo no me dijo que se laj taba dando cada vej que salia er marío!!!? Y pregúntole yo..."pero como dandosela?" y me dise "buenoooooo, primo, a esa mujer le gujta que le den en una cama!!! Y qué lunare ni maj lindo tiene en la ejparda!!!" y dígole yo..."Vale, ujté t'hablando de mi mujer...", y er tipo se puso de to lo colore!!! y díceme el a mí.."SUYA!!!" y dígole yo..."Sí vale...MIA, ERA, ahora e' SUYA!!!". Ello me lo negó, pero dígame uté si hajta lo lunare eran así mimito como ér decía...". Le dije que recogiera su tieto, que la taban ejperando en Parmar. Esa mijma noche con un tizón encendíu, le borré la cara pa nu acordarme della!!!

- Pero Agustín...yo estoy como sorprendido, esas vainas como que no pasan en la vida real...
- Pasan!!! Mucho ma de lo quiujté cree!!! Pero no si apure que ya lo dice la Biblia de laj mujerej cuernera "Porvo fuijte y en cenizaj te convertirás!!!"... Y me voy corriendo que mi mujer mejpera!!!

Y antes de acelerar se enjugó con un pañuelo dos lagrimones. Me quedé pensativo, reflexionando sobre el gran poder creador y destructivo que puede tener el amor. Lástima que no se pueda también cauterizar la memoria.

6 comentarios:

Sheila dijo...

Extrañaba los cuentos de las crónicas. Fabuloso :)

Decia Bodden dijo...

"Diache Toca.............me hiciste reir y me tocaste el alma, hasta dos lagrimones se me salieron :'( a mi tambien y tu reflexion me saco otras mas! Cada dia me siento mas orgullosa de tener un tocayo tan talentoso y que puede transmitir tanto y de paso sacernos lagrimones :) Una abrazote constrictor"

Vida Azul (Voluntarios) dijo...

Me encantó esta crónica. Excelente

Tierra Designs dijo...

Pedriinnn!!! Wuao.. que historia, me gusto lo que hiciste con la foto, la relacion de ella con el tatuaje.. Se le quiere de gratis.. oyo vea??

Anónimo dijo...

Excelente Pedrag !
Sobre todo el lenguaje Sureño a la perfeccion.
Saludos.

Jose' R.

Enriquillo Amiama dijo...

Wow Pedro! Escribes tan bien como fotografías. Me hizo llorar el post de Agustín. No es el amor el que causa daño, al contrario, es la falta de amor, el egoismo. Esa mujer no supo valorar a un hombre que sí la amaba. El otro tipo solamente le sacaba placer, pero más nada. Ella pudo tener ambas cosas con su marido, si necesitaba más sexo, creo que si se lo pedía, Agustín se lo hubiera dado con el mismo gusto o más que el aprovechado ese, pues ese tipo no amaba, sino que en vez de darse, tomaba, buscaba lo suyo. El amor es entregar, dar, lo otro es basura, aunque esté adornado de pasión, aventura y deseo. Nunca algo contrario a Dios va a traer más felicidad que lo que sí va de acuerdo con El, porque Dios es infinitamente sabio y bueno y cuando dice que es mejor de una manera, es imposible que se equivoque. Los equivocados somos nosotros, que nos creemos más sabios que El. Cuidate master!!!!