miércoles, abril 11, 2007

Ordenar nuestros deseos

Fue una Semana Santa muy plena en muchos sentidos y aún la enfermedad de nuestro sobrino Sahír Alberto ha servido para unirnos más. Desde que mi hijo Pedro Gabriel me pidió el Jueves en la tarde asistir a la Pascua Juvenil ya la cosa pintaba linda. Ese mismo día en la noche fue la misa de conmemoración de la institución de la Eucaristía y el Lavatorio de los pies. El Viernes Santo tuvimos la adoración al Santísimo, un rosario por la salud de Sahir Alberto y los niños de la comunidad y en la noche asistí al Viacrucis, donde además tomé varias fotos. El Sábado hubo una impresionante presencia del espíritu en la Pascua Juvenil y en la noche la misa de resurrección fue sencillamente maravillosa. Hoy quiero dejarles una reflexión del Padre Henri Nouwen, de quien les he hablado con anterioridad. También es de su libro "Pan para el Viaje" y se llama "Ordenar nuestros deseos" que puede servirnos para muchas cosas en la vida, incluso para definir nuestras metas o canalizar nuestros impulsos e ideas. Espero que la disfruten tanto como yo.
Ordenar nuestros deseos
Se hace referencia al deseo, muchas veces, como algo que deberíamos superar. Sin embargo, ser es desear. Nuestros cuerpos, nuestras mentes, nuestros corazones y almas están llenas de deseos. Algunos son ingobernables, turbulentos y nos distraen mucho; algunos nos ofrecen pensamientos profundos y nos aportan grandes visiones. Algunos nos enseñan la manera de amar. Algunos nos mantienen en la búsqueda de Dios. Nuestro deseo de Dios es el que debiera guiar todos nuestros otros deseos. De otro modo, nuestros cuerpos, mentes, corazones y almas se convierten en enemigos los unos de los otros y nuestra vida interior se vuelve caótica, llevándonos a la desesperación y a la autodestrucción.

Las disciplinas espirituales no tienen como único propósito erradicar todos nuestros deseos: son formas de ordenarlos, para que puedan servirse entre sí y juntos servir a Dios.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Caminantes somos y en este caminar por la nueva vida...muchas tormentas vendran...
pero por la gracias de Dios y su hijo Cristo, la semillita de mostaza ha sido sembrada en nuestros corazones y...
el camino sera bello al andar.....
Sahir va a sanar y todos habemos aprendido de este soldadito que los caminos son duros al andar....
Bendiciones....a todos...Doll-G