viernes, abril 20, 2007

Tiempo que rinde...

Antenoche hice tantas cosas...la verdad es que rendí mi tiempo. Lástima que no llegué antes de comenzar la misa en la Iglesia de San Judas Tadeo en memoria de Don Gustavo Hernández, padre de Gustavo Hernández Sevillano, pasado presidente de la Federación nacional de Ajedrez. Al menos pude dar mi pésame a la familia. Fui a Thessaurus y allí leí un cuento de Marino Beriguete sobre la Ciguapa, muy interesante. Mientras cenaba un "sanguchito" de pastrami leí algo de historia. En casa me esperaba mi media chinola y antes de ir a visitar a Juan Ahumada en Madera Steak House, sacamos tiempo para conversar. Busqué a mi compadre Nano y jalamos pa' Madera, donde efectivamente estaban alternandose algunos amigos troveros, pero Juan ya había tocado. Al menos sacamos tiempo para conversar con él ("tamos perdiditos eh?"), pues prácticamente nos mandó un ultimatum por mail...a la tropa de los Infieles, jajaja!!!

Los cantautores que estaban tocando hicieron un trabajo magnífico y entre ellos estaba Claudio Cohén y Germán Mueses (colombiano). Este último tocó una canción basada en una poesía de Franklyn Mieses Burgos llamada "La Canción de la Voz Florecida" que es preciosa y el arreglo que él le hizo estuvo excelente!

CANCIÓN DE LA VOZ FLORECIDA

Yo sembraré mi voz en la carne del viento
para que nazca un árbol de canciones;
después me iré soñando músicas inaudibles
por los ojos sin párpados del llanto.

Colgada sobre el cielo dolido de la tarde
habrá una pena blanca, que no será la luna.

Será una fruta alta, recién amanecida,
una fruta redonda de palabras
sonoras, como un canto:

maravilla sonámbula de un árbol
crecido de canciones, semilla estremecida
en la carne florecida del viento:
-mi voz.


Otro cantautor de nacionalidad argentina llamado Marcelo Ferder me sorprendió tocando no uno sino DOS blues "á la Sabina", con todo y sentido del humor...pero llenos de originalidad. El que más me gustó trata de un italiano que se mete en amores con una dominicana y ponen un colmado pero la muchachona se alza con el santo y la limosna...el coro se parece al de la canción "Palabras" de Pimpinela...pero en lugar de "Palabras, Palabras, Palabras..." dice "Shulissa, Shocasta Shajaira", que es el nombre de la jevita, dicho, claro está con el acento argentino del cantautor...MUY ORIGINAL y desde que consiga su nombre actualizo el blog.

No hay comentarios: