viernes, julio 27, 2007

Siete



Cuando la Revista ARTES cumplió 5 años a finales de 2006, me hicieron el honor de pedirme un escrito sobre el periplo de la revista en ese quinquenio, y que se usó para la contraportada. Fue una revista muy especial para mí porque además me pidieron una fotografía en miniatura para una exposición que se hizo en Arte Berri, en conmemoración del lustro alcanzado por ARTES. Escogí esta foto que titulé "7". Es un amanecer en Salinas de Baní y me gustó mucho desde que que la visualicé. También fue reproducida en la revista junto a otras 199 miniaturas de otros artistas, entre los que se encontraban muchos que yo admiro como Sacha Tebó, Cándido Bidó, Guillo Pérez, y Kutty Reyes entre otros.

5 comentarios:

Rosannita dijo...

Esto es algo que yo llamaría una hermosa composición azul! Mejor nombre no se le pudo haber puesto!

=D

Pedro Genaro dijo...

Rosannita, gracias por tu comentario, realmente muy atinado. El azul efectivamente domina la escena, incluyendo la forma en que se degrada en el fondo con las montañas. Si te fijas, lo que parece la tercera montaña de la degradación es en realidad una gran nube.

Aparte de la forma del pequeño muelle, debo decirte que "Siete" es el número de Dios, y como Dios esta en toda la naturaleza, en mis pensamientos, en mi cámara, en mi vista y en tus comentarios, me pareció un nombre muy atinado.

Dios te bendiga!

Cecilia dijo...

siete el número de la buena suerte (dicen aquí R.D., no dejan de sorprenderme tus fotos, la pureza de tus palabras cuando te expresas y la sensibilidad que de leerte se aprecia en ti.

te admiro mucho, magnífica foto, magnífico tu.

muchas felicidades por toda la creatividad con que Dios te creó

Rom@&ris dijo...

El 7 es uno de mis números favoritos, oyeme pero que ojo más selectivo tienes para captar estas cosas, si yo lo hubiese visto en persona dificilmente llegara a descifrar que es ese número.

Anónimo dijo...

Asere tristemente esta magica foto me recuerda..Una experiencia cuasi mortal, desde el Muelle de la Casita Blanca..En mi perla de sur..enclavada en la bahia de Neyba..

Cuan osado un saludable hiperactivo carajito..al final de un tremendo dia..saltase solitario, al vacio de ese apacible mar q lo llamo..y termino en un manojo de picante pela a duo..de babor y estribor de sus padres..

La cual termino sembrando la
pasion por el azul..para cojer juicio, e iniciar la inexorable pasion por el viejo e infinito mar..

Q siempre se vera apacible...el alba o el ocaso del dia..desde un puente cualquiera..

Como lo asemeja su magica foto..Dear PG