lunes, febrero 18, 2008

Imán de Mujer



Sabina es y será siempre una inspiración para mí, pero últimamente estoy oyendo mucho la música y las letras de Luis Eduardo Aute. Realmente se trata de un gran artista que yo no había valorado en toda su dimensión y por esto estaré eternamente agradecido al doctor José Miguel Pantaleón. Pude pude darme cuenta de que escuchar con calma "Alevosía" es una experiencia tridimensional de música, letras y sentimiento. En esta ocasión les traigo una canción del mismo album de "Alevosía" del 1995 y que ayer disfruté junto al Viejo Panta y Kutty Reyes. La calidad del video en You Tube no es la mejor, pero confío en que ustedes sabran capturar el sentimiento y buscarán la canción para escucharla con más fidelidad y detalle.

"Imán de Mujer"- Luis Eduardo Aute.

Hoy tengo un día de ésos en que mandaría
todo a hacer puñetas,
incluso firmaría con placer el acta
de mi rendición...
Diría "adiós a todo eso" como Graves
o incluso en plan asceta
me subiría a una columna en el desierto
como San Simón.
O como Onetti, acaso intentaría no dejar
jamás el lecho
o pillaría el primer vuelo al Himalaya
para hacerme Zen...
Pero, maldita sea, cómo dar el salto
de lo dicho a lo hecho,
contigo, ahí, desnuda, repitiéndome: 'amor mío,
ven, ven, ven...'
Sólo por ti sigo aquí,
imán de mujer, imán de mujer...
me voy a perder
pero sin salir de ti.
Que el mundo fue y será una porquería
ya lo dijo Enrique Santos
y hoy tengo un día de esos en que sufro
toda esa poesía cruel,
aunque que temo que yo mismo soy quien
me produzco más espanto
al verme comprendiendo las razones de Caín
matando a Abel.
Me fugaría a Transilvania para convertirme
en un vampiro
para no ver tras el espejo al bicho infame
que dice ser yo...
Pero me abrazas y aún sabiendo que tus brazos
son un mal retiro,
me tiro a tus infiernos donde habita
diablo que te re-creó...
Sólo por ti sigo aquí ...

1 comentario:

Medea dijo...

Desde que Conoci a Aute con "Alevosia" no he dejado de escucharlo..
cada letra que fluye de su interior conuna melodiosa voz que susurra en tu oido aquellas cosas que guarda en su baul

Bello