sábado, febrero 16, 2008

Lo esencial


Cuando una foto de Carnaval, llena de colores, podemos llevarla a Blanco y Negro, estamos reduciendo el discurso sustancialmente, y aún así, la gran cantidad de texturas que se descubren en el traje de este Diablo Cojuelo no compite con la intensidad de su mirada. Aviado con una máscara parcial, deja al descubierto las ventanas del alma, no las esconde tras la fachada sino que me transmite mil vainas al mismo tiempo: "Estoy harto de estar dando brincos", "Compai qué K-LORRR", "Brindeme un juguito nianquesea!", "Toi ajito, pero satifecho poique la comparsa quedó nítida", "Pssst...Blanquito, sangra un chin que eto cueta hacerse un traje full peluche y así me ayudas con el pasaje".

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Definitivamente este disfraz en blanco y negro pierde toda la magia, el actractivo y el colorido que se vive en el carnaval.

Romayris

José Luis Terrero dijo...

Me ENCANTO esta magica foto..La imaginacion le pondra sus colores de la acuarela de Toquinho!!..En los mapas de cielo!!..

Soaris dijo...

una mirada que expresa mil palabras....

besitos

Medea dijo...

Un riesgo qeu te quedo mortal!!!!!!
Un lechon a blanco y negro!! quien diria que transmitiria tanto..
No e facil coger la carrera arriba pal monumento con esa ropa que pesa un Co## y medio jajaja

Tomas BM dijo...

Co.....o, la verdad que no se en que eres mas diestro, si mostrando las imagenes que capturas o escribiendo los "pies de fotos". En un regusto ver y leer tu blog: UNICO!!!!!!