martes, marzo 23, 2010

Confrontando Versiones


Luego que leí la denuncia de Simón Guerrero sobre el destino de las Lechuzas cara-cenizas (Tyto glaucops) que formaban parte de un proyecto de estudio de reconocido prestigio internacional, me acerqué al ZOODOM, para conocer su versión de cerca sobre lo que había pasado y publiqué mis conclusiones hasta ese punto. Me basé en los escritos de Simón Guerrero para conocer su opinión, pero estos fallaban en explicar un punto esencial...si era cierto o no que había abandonado el Proyecto de Lechuzas a su suerte. Por pura casualidad, me encontré con Simón, quien me reclamó con razón que no lo contactara para averiguar su versión. De esta manera cierro este capítulo por ahora, mucho más confundido que antes sobre el destino de estas aves. Por un lado...se me hace imposible pensar que profesionales hayan tratado de tan mala manera a las aves que hayan provocado la muerte directa o indirectamente de tantos especímenes con un traslado, eso sin cuestionar lo relativo a la liberación, que mínimo tiene el elemento criticable de que se liberaran animales sin la debida adaptación...esto refleja una vez más que sí parecían tener prisa en deshacerse de ellas. Insisto...no me cabe en la cabeza que alguien pueda pensar así. La Directora del ZOODOM me pareció una persona con muchas inquietudes que podría hacer un gran servicio en la organización de esta institución, pero si efectivamente se eliminaron estas lechuzas...ese solo hecho es lo suficientemente cruel como para demostrar que no hay una voluntad para manejar de forma correcta un Zoológico. Por otro lado, tenemos a Simón Guerrero, conservacionista y catedrático universitario, que siempre ha estado del lado de los mejores intereses de la lucha ambientalista y uno de los grandes conocedores de las aves de nuestro país, que no entiendo por qué razón habría de echarse una "vaina" encima de no ser porque piense que está actuando con la justicia por delante.

Veamos los puntos esenciales donde chocan las versiones de los directivos del ZOODOM (1) y Simón Guerrero (2):

Sobre la cuestión de que si el Proyecto era particular o no:

1. El Parque Zoológico tiene conocimiento del proyecto del señor Guerrero como proyecto particular. En el ZooDom no existe informe o protocolo que ampare la tenencia y mucho menos un programa de investigación de lechuzas como alega el señor Guerrero. Cabe destacar que ningún personal del ZooDom estaba involucrado en el proyecto.
2. Hay una gran cantidad de documentación que prueba que el proyecto era del ZooDom y estaba apoyado por varias organizaciones internacionales. Como podrían tres directores (el proyecto se firmó en 1999) tolerar un proyecto personal?

Sobre el Punto de que solo Simón Guerrero podía darle seguimiento al proyecto:

1. El señor Guerrero decía que no había capacidad para darle seguimiento a ese proyecto y que solo él podía trabajar con las lechuzas. Al lugar donde estaban las lechuzas nadie más que él y el cuidador podía entrar.
2. Yo nunca dije eso. El problema mayor con las lechuzas no es de capacidad sino de dedicación. Ser capaz de resolver los obstáculos más allá de las limitaciones del Zoológico. El cuidado de las lechuzas, salvo cuando son pichones y hay que criarlas a mano, es sencillo.

Sobre el Planteamiento de que Simón Guerrero había abandonado sus funciones en Junio:


1. El señor Guerrero se ausentó desde Junio de 2009, abandonando el proyecto y sus responsabilidades en el ZooDom.
2. No pude haberme ausentado desde junio. Durante esos meses pase más tiempo que nunca en el Zoo ya que estaba a cargo del Solenodon. Además, del 27 al 10 de agosto coordiné un taller sobre Construcción de Plataformas de Observación en Árboles Emergentes con fondos DRCAFTA auspiciado por el Departamento de Interior y USwildlife Service. Luego tomé 2 años de vacaciones (2008 y 2009) desde el 3 agosto al 29 de octubre. El resto del año tuve la cobertura de una licencia médica. Comuniqué al Ministro mi imposibilidad de asistir al ZooDom en esas condiciones (las diferencias con la directora) y él me asignó otras funciones en el ministerio.

Sobre el Celo de Simón Guerrero con el lugar donde se encontraban las lechuzas:

1- El señor Guerrero no permitía que nadie aparte de él y el cuidador accesara a esa área.
2- El área de las lechuzas estaba en un lugar apartado por razones de bioseguridad, ya que los Zoos son cultivo de gérmenes de todo el mundo, no porque yo quisiera tenerlo separado del Zoológico.

Sobre las Jaulas que alegadamente estaban en malas condiciones y que habrían motivado la intervención del Zoodom para trasladar las lechuzas:


1- Al Sr. Guerrero ausentarse desde Junio del 2009, abandonando el proyecto y sus responsabilidades en el Zoodom, y al gran estado de deterioro donde se encontraba dicho proyecto, decidimos tomar acción y sacar los animales de estas jaulas antes que le colapsaran encima. Actualmente el area se encuentra en proceso de reparación.
2- Habían cosas que reparar, pero solo el aviario norte (El más pequeño requería de una intervención inmediata y solicité su reparación el 21 de Septiembre de 2009 a través de mi asistente Yeral Segura). Los aviarios que les mostraron a ustedes como recién reparados no eran tal cosa. A esos no hubo que repararles nada, lo que prueba que no era cierto, como dijo la directora, que estaban colapsando.

Sobre las razones que motivaron el cierre del Proyecto:


1- Al no haber una base de datos, protocolo o información sobre el proyecto, sumado a esto la ausencia del Sr. Guerrero el proyecto se vio obligado a ser cerrado. El Sr. Guerrero se ha preocupado tanto por sus lechuzas y en los últimos 10 meses no ha asistido ni una sola vez a saber de su estado, tal vez, si hubiera estado más atento a su trabajo y sus proyectos no nos hubiéramos visto en la necesidad de mover de lugar las lechuzas.
2- Ellos me habían hablado del proyecto de cotorras. Pero la fuente más reciente fue el Dr. Méndez Mir a quien se lo refirió la directora cuando le preguntó cual era la prisa de movilizar las lechuzas. Ella confesó que la prisa se debía a que habían conseguido un proyecto de cotorras y les iba a entrar un dinerito.

Sobre la suerte final de las lechuzas:

1- Durante el traslado seis (6) lechuzas se fracturaron ambas alas, por lo que hubo que sacrificarlas. Siete (7) murieron poco después como consecuencia de estrés y once (11) fueron liberadas. Siete (7) quedaron en poder del ZooDom, de las cuales 5 se encuentran en la Jaula de Veterinaria y dos pasaron a la exhibición de Lechuzas Cara-Ceniza junto a otras dos que ya se estaban exhibiendo.
2-Todas las lechuzas del proyecto estaban anilladas (las fundadoras tenían 2 anillos: uno ancho como el que aparece en tu foto y uno estrecho como el que yo muestro en la foto del polluelo del último artículo) y las nacidas en cautiverio sólo tenían uno de metal, el estrecho del proyecto, y algunas otro de plástico coloreado que sirve para identificarlas. Dado que ninguna de las lechuzas fotografiadas tiene el anillo especial más pequeño con la leyenda “Zoo-dom” o “SCRO”, entonces ninguna de las lechuzas del proyecto parece estar viva. De las que salen en las fotos 3 no tienen anillos y 2 sólo tienen el anillo ancho genérico, sin el estrecho del proyecto. La lechuza que se vió suelta sobre las jaulas podría ser un ejemplar de un grupo liberado anteriormente. La dirección del Zoo admite que murieron 13 lechuzas, 6 que fueron eliminadas por fractura de alas y 7 que murieron por el estrés. Algo bastante raro en tan corto tiempo, las lechuzas no son tan vulnerables. Además, quienes manejan las lechuzas solo reportan tres muertes antes de la desaparición total de las lechuzas. Es extraño que decidieran sacrificar las 6 con el ala rota ese día, varios días después del traslado y que las otras 7 decidieran morir de estrés esa misma noche. Es obvio que están tratando de ocultar la matanza masiva que ocurrió esa noche. De todos modos, 13 lechuzas es el 42 % de la población cautiva. Si Adrell Núñez y la directora sabían que esa movilización podía conducir a que se muriera casi la mitad de la población y de todos modos la ejecutaron, son unos criminales. Si no lo sabían, son unos ineptos. En ningún caso están en capacidad de ejercer los cargos que ostentan. Un dato que es importante tener presente: Las Lechuzas Sabaneras pertenecían al proyecto y formaban parte de la última fase del mismo, ya que se trata de una especie que nadie ha podido reproducir en cautiverio. UNA MALA NOTICIA: EL JUEVES AMANECIÓ MUERTA UNA LECHUZA SABANERA (Asio flammeus domingensis). Sería conveniente que llamaran al Zoo para averiguar. Seguro que lo niegan, y seguirán muriéndose porque están en jaulas inadecuadas.

4 comentarios:

Elia Mariel dijo...

Tu fotografia me ha llegado al alma.
En ella veo una lechucita cabizbaja, en duelo, triste y sin esperanzas.
De todo lo que se pueda alegar de este caso hay una sola cosa que es y sera totalmente cierta: las verdaderas perjudicadas y perdedoras fueron las lechuzas.

© dijo...

Pedro,
He seguido el caso de las lechuzas... y viviendo en el extranjero, me avergüenza y me indigna cada vez más lo que leo por la imposibilidad de envolverme ante semejante injusticia. No conozco personalmente ninguna de las partes interesadas, pero en sus argumentos, todo lo que veo es una fuerte agenda política. Por la razón que fuere, que a este punto me interesa muy poco, es evidente que la pelea de fuerzas y poder, diferencias de criterios e intereses, rencillas personales, orgullos y envidias entre muchas otras cosas que caracterizan esta pugna, constituyen la verdadera razón por la que pasó este desagradable incidente.
En ambas partes veo respuestas a medias. Independientemente de si el proyecto era particular o no, las lechuzas en cautiverio no pueden valerse por si mismas y se encontraban bajo la responsabilidad del Zoologico. Me parece irresponsable que los oficiales del Zoodom se amparen en la burocracia y el papeleo para justificar su negligencia. De la misma manera, por qué a este punto nadie ha podido demostrar a quién realmente le pertenecía el proyecto?
Nadie puede emitir acusaciones a nadie, pero la destrucción, alteración o conciliación de documentos es un método harto conocido en casos donde hay lucha de intereses. Si la documentación existe...entonces donde está?
A este punto ya no importa.
Sobre el acceso a las lechuzas, está bien dudoso el punto. Solo dos personas con acceso al area? Nadie más entrenado para esto? Por qué? Como una persona particular puede restringir acceso a ningún programa por encima de los oficiales del zoologico? Qué directiva es esta?
En cuanto a las vacaciones, licencias medicas y demás, estoy un poco escéptico. Reitero, en casos de lucha de intereses, no sería la primera ni la última vez que una excusa médica se utilice para justificar una ausencia prolongada. No puedo afirmar que este haya sido el caso, pero me parece "mucha coincidencia".
En cuanto al cierre del proyecto, las cotorras y el dinerito: Politica, politica y mas politica. Qué gran decepción!
A fin de cuentas, la falta de visión, dedicación y altruísmo de ambas partes condenaron a estas pobres aves a un destino acelerado y cruel. Qué pena Pedrito, te conozco desde niño, y me consta el luto que existe en tu corazón a raíz de todo esto.
el K-tro

Elizabeth Aranyos dijo...

Se me remueve la impotencia, tristeza, por las lechuzas que este caso representan al mas debil, que en nuestro pais la soga se rompe siempre por el lado mas angosto, y todo se queda asi, porque ya, desde el principio, pienso, sabiamos que en todo este asunto primo la ineptitud y la irresponsabilidad.
Tambien sabemos (o no?) que no se establecera responsabilidad alguna por parte de las autoridades competentes.
Ahora bien, se nos murio el jueves una Sabanera que es imposible reproducir en cautiverio. Cual es la situacion de las que quedan, se puede hacer alguna cosa por ellas, podemos nosotros, los duenos de este patrimonio, nuestro pais, exigir medidas preventivas, o nos vamos a quedar en la denuncia e iniciar, nuevamente, el proceso tristeza-impotencia?
Estoy a disposicion, como siempre, para participar en cualquier accion conjunta.
Tu foto Pedro, no puede estar mejor lograda.

Elizabeth Aranyos

Pilot dijo...

He seguido esta historia y vuestros comentarios. Conoceré más detalles y quizás la versión exacta y verdadera cuando en un futuro cercano me encuentre personalmente con Simón Guerrero.