viernes, diciembre 22, 2006

Calcalí Patirrojo.

Este anfibio cuyo nombre científico es Eleutherodactylus weinlandi fue descubierto por Barbour en el año 1914. Es una especie endémica de la Isla Hispaniola y es bastante común, encontrandose desde el nivel del mar hasta aproximadamente 790 metros de altura. Los que caminan por el Jardín Botánico temprano en la mañana seguro habrán escuchado su canto. Esta especie es mayormente terrestre, aunque también se encuentra en vegetación baja. Deposita sus huevos debajo de rocas. El nombre común que aparece en el título es de mi autoría y de Miguel Landestoy, debido al color rojizo de sus ancas.

El género Eleutherodactylus está bastante distribuído en las Américas y para los que quieran un referente famoso es el mismo género al que pertenecen los Coquíes de Puerto Rico, solo que allá el representante más famoso es el Coquí Común (Eleutherodactylus coqui) así llamado por su canto onomatopéyico, mientras que aquí el Calcalí (Eleutherodactylus abotti) es el que le ha dado el nombre común a la mayoría de estos anfibios, pero la verdad es que no todos tienen el mismo canto. Unos parecen un breve gruñido, otros tienen pitos monosilábicos, otros disilábicos con un espacio de 5-6 segundos entre uno y otro, mientras que otros parecen toques agudos de un telégrafo. El habitat de los "Eleuths" es variado...unos habitan en las copas de los árboles, otros en bromelias, unos en pastizales, otros en rocas y cuevas etc..., haciendo de cada nicho su especialidad.

El desarrollo de las especies de este género desde huevo hasta adulto ha obviado la fase de renacuajo, pues ovoposita en el suelo, detras de hojas, bajo rocas, en bromélias etc...

En países como Australia o en el estado americano de Hawaii, estas especies han sido introducidas y se han reproducido por miles, probablemente millones, al punto de que se consideran una plaga en la actualidad.

No hay comentarios: