lunes, enero 19, 2009

En una esquina de tu corazón

Sé que eres muy terca, pero no me preocupa mucho esta o cualquiera de tus individualidades si al final resultamos ser armónicos los dos. Ves? Esa es la característica que me hace la mejor opción entre todos tus pretendientes...te amo tal como eres, no como quiero que seas, ni por una sola faceta de tu vida, sino por todas, incondicionalmente. En este mismo tenor, no sé si lo has notado, pero me he percatado de que tenemos muchas cosas en común. Llegué a pensar que eran imaginaciones mías como consecuencia del desorden de mis suprarrenales (léase "por estar afisiao") pero no, si hasta el momento hemos sido sinceros, nos reconoceremos como almas de cercano semblante, a pesar de que tantas cosas parecen separarnos. Desde que se conocieron, tu alma y la mía se engrifaron como dos gallos de pelea, han estado pendientes una de la otra y definitivamente no pudieron pasar por desapercibidas. Yo que como desalmado no puedo vivir, te notifico formalmente y con acto de alguacil que sin tí mi alma existe pero sin tus ojos de miel y avellana no vivirá jamás. Me tomo un spresso para balancear algunas horas de insomnio, y escribo estas líneas sentado en este café donde te invité a un Capuccino y no llegaste. Las palabras que desangra en azul el lapicero liberan mi petición que es solo una aunque parezcan muchas y es humilde aunque parezca pretenciosa...que solo me des una oportunidad, una esquina de tu corazón, una hora de tu tiempo, un espacio de tu mirada, un ladito de tu cama, una butaca a tu lado en el cine, un chiste para rimar sonrisas, un silencio compartido, dos lágrimas simultáneas, un recoveco en tu pensamiento, un lugar donde depositar un beso en tu cuello y te juro...que no te arrepentirás!

"Si no fuera por el optimista, el pesimista nunca se enterara de lo feliz que no ha llegado a ser"- Anónimo.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Recordar es vivir...


Estrellita

acuarela dijo...

A veces se divertía ante la idea de que sus amigos, debido a su rostro serio, a sus lentos movimientos y su aire reflexivo, le consideraban como un espíritu fuerte, un ser frío y seguro de sí mismo. Le creían razonable y elogiaban su buen sentido, pero él ( en este caso ella ) que su expresión tranquila era una máscara empleada inconscientemente, que le protegía como el mimetismo a ciertas mariposas. La más pequeña emoción le asustaba y cuando la pasión se adueñaba de él ( ella ), se convertía en un ser impotente. No tenía dominio sobre sí. Pero parecía que lo tenía porque se mostraba indiferente ante muchas cosas que conmovía a los demás.

Te respondo con palabras ajenas, con las palabras de W. Somerset Maugham en Servidumbre Humana.

Ella te dejó plantado y afisiao, no porque quizo sino porque no resistiría a la cita y apeló al valor que dá el silencio a la dignidad humana

3smirn@ dijo...

No supe con la intensidad que me entregabas tu vida y tu corazón.
Esperaste mi llegada para conjugar mi mirada con la espuma del café,
y perderte en mis ojos, en la esquina de tu alma, que nunca estaré.
Muchas cosas nos separan, aunque pareciera que las teníamos en común.
Tus detalles tu mirada, delataba cuanto estabas afisiao de mi.
Me engrifaban tus detalles como gallina echá.
No pude corresponderte ni aceptar tu invitación,
estoy insegura con tantos pretendientes, no sé si eres quien ganará mi corazón.
O me lleves de la mano caminando por el malecón,
me beses en el cuello, riamos juntos y de la emoción broten lágrimas en silencio.
Solo dame tiempo, por eso no te escribo unas líneas, ni contesto tus cartitas.
En una esquinita de mi corazón, te guardo por si acaso,
se me ocurre un día, tomarme un café contigo....

Beb! dijo...

*"..Así que yo te hablé de mis triunfos,de mis últimos versos, de mi mismo,y casi sin mirarte, miraba tu café que removías con exquisito interés como si de ello dependiera tu destino..."

-Una esquinita de tu corazon, un terrenito entre esa parcela tan grande, la mitad de tus latidos y 1/4 de tu gasto cardiaco.. compartir una parte de tu ser, compartir esta estancia agotable dentro de esta vida terrenal. Disfrutar de un cafecito contigo mientras lo endulzo con la miel de tus ojos. Y mientras te espero, se agota la tarde, pero no el tiempo. Aqui estare, esperando que entres por esa puerta y simplemente con un destello de tu mirada te disculpes por la tardanza y me des un beso entre el cachete para arracarme de un tiron esta preocupacion por no tenerte.-

*Entre medicos y amantes, cancion de Ismael Serrano.

chikymh dijo...

Pedro........que belleza, se ve que te inspiraste para escribir hoy....me llego tanto.......me hizo recordar muchas cosas en mi vida pasada...que versos tan lindos. te votaste como dicen por aqui, besitos!!

Serendipity dijo...

Te percibo terco y fastidioso, obstinado en no aceptar tu error.

Te percibo intentando pedir perdón y realizando tu mejor esfuerzo por aceptar que estabas errado, sin objetivamente conseguirlo.

Te percibo sumergiendo tus manos entre mis cabellos, atrayéndome hacia ti para besarme,descubriendo mis debilidades y haciéndome tuya como en todas las quimeras.

Te visualizo desgastando el lápiz mientras borras con la goma, lo que acabas de trazar.

Te visualizo abstraído en aquel cuadro de Dalí, intentando entender su significado mientras subes una ceja como lo haces cada vez que algún enigma ronda tu mente.

Te percibo con mirada curiosa, intimando con mis pensamientos para adivinarlos antes de que empiece a hablar.

Te percibo ideando la letra de aquella trova que tanto te deleita pero que te es difícil de memorizar. Te imagino entonando una sinfonía y enredándola con otra que no tiene nada que ver con la primera.

Te percibo dejando atrás tus miedos, acompañándome una noche al lado de mi cama.

LA TIGRITA dijo...

Aqui habló el corazón...
Ojala te den esa oportunidad Pedro, si te leen seguro se rinden ante tí.
Saluditos!!!
Denise

Saul dijo...

Reintegrándome a la cibersociedad, no podía empezar sin reportarme por aquí gran curador de sirimbas.

En otro tono más fraternal y siguiendo con la línea del cuento, hay una esquina con las iniciales PGR guardada en los corazones de cada cimarrón, oh gran lazo unificador ese.

Un abrazo y feliz año para Las Crónicas, que no me habían visto.


*PD: In the end, you did care, nice profile pic.
;)

Anónimo dijo...

Quién será la musa que despierta las pasiones ocultas que te inspiran esos cuentos.

Excelente!

Saludos madrugadores

Miosotis Abreu dijo...

Hola Narnio bello,

Me gusta mucho lo que escribiste, más yo escribí la otra cara de la reacción:

Creía que eras terca, pero de mala manera he descubierto que el terco soy yo. Afisiao y plantao, tomándome tu café, el mío y el de la mesa vecina, así está mí corazón ahora inmune a la crema y al azúcar de un amor pendejo y escurridizo. Bah de ahí!!

V dijo...

Pedro me encanto este post, describes el encanto de ese enamoramiento natural y repentino cuando se idealiza y se siente fascination por lo que recien se conoce. Que bella forma de presentar lo incondicional de ese primer impacto donde se ofrece todo de la nada y cada sentimiento parece encajan en perfecta armonia aunque las circunstancia demuestren lo contrario. … loved la seriedad con que se lo notificas… La musa (de las tantas que te visitan) debio ser fulminante, te aseguro que con este post no sera pasajera y te visitara cada vez que la necesites. :0)

Gigi German dijo...

Que cosa tan bella Dios mio :)

Anónimo dijo...

De oportunidades este lleno el mundo pero ante una confesión así endulzando de sinceridad y tal sentimiento aquel café no creo que pueda pasar desapercibida tu petición que desde este momento se augura con un siiiiii .