viernes, enero 23, 2009

Para que mi imaginación te encuentre


Mi voz siempre tuvo el deseo de aprender a escribir, y es por eso que redacté tantas cartas que nunca te mandé, tal vez pensando que era yo muy poquita cosa para ofrecerte mi cariño sin estrenar, mis letricas de poeta y mis quincenas de salarios mínimos. En esas misivas describí decenas de atardeceres contigo frente al mar, justo como este de hoy, el día en que me visitas …y mientras te sirvo una champañita con jugo de melocotón, tu compañero te regala un collar de topacios montado en plata "Para alejar tu tristeza", en la misma mesa donde apenas tres días atrás le juraba amor a una megadiva y le regalaba un anillo de oro con esmeraldas.

No te noto feliz, sino resignada y eso me pone triste. Le pido a un compañero que atienda tu mesa mientras tanto y salgo a buscar en la mochila que siempre llevo conmigo, las epístolas en las que escribí nuestra imaginaria historia de amor. En la punta de los arrecifes frente al Café Fuerte San Gil, las quemo todas...no es que piense olvidarte con cada carta incinerada, es solo que quisiera que nuestros mejores momentos juntos volaran y te encontrasen. Tú, finalmente curiosa sales de la distracción de fuegos artificiales que te ofrece el fin del día para preguntarte por qué cojoyo hará el mesero una fogata en ese lugar y piensas que la escena te parece simpática.

Creo haber logrado algo, porque ya cuando voy a ofrecerte el postre tienes una gran sonrisa en la cara, lo rechazas diciendo que quieres evitar una migraña y solicitas la cuenta mientras tomas mi mano, y llevándote el dedo índice a los labios me dices con voz queda "shhh...bello, pídeme un taxi". En la mesa dejaste atrás el collar de topacios mientras tu acompañante en su propio mundo y alejado varios metros llevaba ya media hora enfrascado en una "llamada de negocios". Tu perfume se aposenta en mi nariz y en mi memoria, y las curvas repujadas en tu cuerpo delgado se alejan en la noche sobre unos stilettos, no sin antes voltear para regalarme la vista de tu carita Linda de pómulos pellizcables, óvalo de reina, sonrisa de perlas y mirada de rolita. Aún cuando no estás, tu esencia parece susurrarme en total complicidad, dándome las gracias por compartir tantos besos, abrazos, risas, conversaciones y silencios.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuanta impotencia, cuanto amor... y sin embargo se conforma con su sonrisa y su perfume..

Bello, Hermoso... me gusto mucho el cuento... ahhh que decir de la foto Magistral.. y hasta la fogata se puede ver...

Sencillamente Espectacular

Saludos

Estrellita

chikymh dijo...

A LA GRAN..........PEDRO, TE VOTASTE, ME ENCANTO, NO DIGO MAS PA NO DAÑALLLLOOO.BYE!!

Roger Zayas dijo...

Pero Gallardo "depoldió"...Qué joya acabas de soltar...!!!...Esta está de hacer un corto!!! Genial bro!

drEgb dijo...

coño... Así no pedro, Así noooo....

y si yo lloro leyendo eso??? y si me pierdo de tanto pensar?? y si me da envida de la cenizas? (volando como locas, buscando una mejilla)....

Ahora, por tu culpa, cuando este en un restaurant, mirandola a ella cabizbaja, no me atreveré a tomar una llamada negociable, odiaré los topacios y extrañaré tanto tomar su mano bajo el viento salado del mar.

.....

Qué fácil es imaginar, Me encanta!

acuarela dijo...

Pero Dañao, sí con mayúscula, me quedé en ehh... o sea, me quede embelezada por lo intenso de los sentimientos, por lo probable de que situaciones similares se den y porque me el amor así desbordado e incondicional siempre ha sido objeto de mi atención y admiración.

Muy buena historia, con suficientes detalles tanto de las emociones como de la descripción de los lugares y de los objetos.

Miosotis Abreu dijo...

Waoo que hermoso!!

Estoy de acuerdo con el "nuevo", esta de corto.

Saludos

3smirn@ dijo...

Tu imaginación y tus escritos son un reflejo de tu alma bohemia.
Me encanta tu lenguaje y cuando comienzas a concentrarte en la historia de repente sueltas tus “dominicanidades” ¿COJOYO?

*por cierto esta fotografía cerca de la zona colonial y los riscos de la desembocadura del río Ozama, me hicieron recordar el cuento:
“Drama Horrendo” de Cesar Nicolás Penson
http://www.uflib.ufl.edu/ufdc/?m=hd8&i=34885

ă!mε dijo...

Wow! me encantó...me quedé con la boca abierta... y esa foto me tiene embobada! Está preciosa!

Lunettas dijo...

Amigo Genaro... se la comió !!!
y es que como dice Roger Zayas... eso está para hacer un corto... aunque no tan corto. jajajaja

Besos
Lu*_~

Sheila dijo...

A mi me parece que el la pensó tanto antes de verla por primera vez que solo esperaba encontrarla intacta para librarse de todas sus hipotéticas historias de amor.

Ese cuento me sabe a melancolía agridulce…Lindísimo. j3

LoLa Vasquez dijo...

Cuanto dolor resignado...Te ha quedado precioso!

Leidi Jorge dijo...

"No, no, no, no, no pero que vamos a hacer contigo!....
Café Fuerte San Gil!!! Abusadorcitico!"

Charles dijo...

La orilla de la playa parece pasta. Buena foto, Pedro.

Beb! dijo...

Soño tanto que se perdio entre sus delirios.. la amo tanto que se perdio dentro del laberinto de su propio corazon.

y al final solo un ''Te amo mardit@'' lo resuelve todo...

De por Dio! date cuenta cara de tu!! :)

Hola Pedro...=3

LA TIGRITA dijo...

Precioso escrito Pedro asi como la foto!!!
Por esto y por tu amistad te entrego el premio Blog de Oro, pasa por mi blogger recogiendolo.
Besos!!!

~Jacqueline~ dijo...

Que fácilmente nos transferistes a otro mundo, wow!! Me encantó... y la foto está genial!! ;)

Gabriel del Gottó dijo...

Tu eres un cursi...
Como mi subconciente...
Tengo una sobriedad que envidia mucho eso... yo ya lo he dicho, te lo dije a ti, no hace mucho.

Rithelena dijo...

Pedro, La verdad que me dejaste (de nuevo sin habla), me sacaste las lagrimas, Entre la champanita con jugo de melocoton(te digo, deberias probarla son buenisimas) la llamada eterna de negaocios y el collar en la mesa...me transportaste a dias enterrados.. como dice uno ahi, eres un abusadorsito! Pero me facino! me encanta! Esta historia voy a guardar para siempre.
Gracias.
T.Q.M.
R.

Javier Celado dijo...

Petrito, he leido tres veces tu cuento desde que hablamos...de entrada la historia me resulto muy "creible" muy real; y en cada repaso voy descubriendo las imagenes menos obvias. Los protagonistas tienen movimiento; la historia vida y el final una sutil expectativa.

Eres un "montro de 4 cabezas y quien sabe...
Un abrazo.