miércoles, mayo 06, 2009

Buenos días en Sabana Larga


Siempre he resaltado lo orgulloso que estoy de mis compatriotas, pues la verdad es que tenemos grandes talentos en tantas ramas...pero hoy con esta foto quiero rendirle tributo a nuestros campesinos, esos héroes que estan lejos del poder mediático. Siempre tienen una sonrisa en los labios y tienen una increíble disposición para ayudar, dar direcciones y para regalar hasta de lo que no tienen. No recuerdo una sola vez en que yo haya saludado a una persona desconocida en el portal de su casa que no me haya invitado a desayunar y/o a tomar café, muchas veces molido por ellos mismos. Gracias a Dios por la candidez que aún tiene nuestra gente y por esa inquebrantable voluntad de trabajo.

3 comentarios:

3smirn@ dijo...

Preciosa foto, los colores y la candidez de la señora en la ventana. “Ella es millonaria y no lo sabe”.
Pedro, estoy de acuerdo contigo, la hospitalidad de nuestra gente no tiene precio, de las pocas veces que he vuelto a RD, desde que llego al aeropuerto y comienzo a reconectar mis oídos, con frases y palabras que se me han perdido en la distancia, me lleno de un inmenso regocijo, y cuando estoy allá, las sonrisas dominicanas incalculables.Yo soy una campesina embullá...

Ei campo en la cabeza

Yo soy una campesina embullá,

ei campo recorre mi sangre,

con su colore, sabore y monotonía

no me quieran sacai mi campo de mi cabeza

no mejoi aún dei corazón,

ese e mi ecape a tanta modeinidad,

a tanto depeidicio que tiene eta sociedad,

yo soy felí con un macuto, un conuquito y un bojío,

con una tinaja, un catre y un tizón encendio.

No me hable uté de celulai

ni dei cerebro ese electroinico

que le dicen computadora,

a mí hábleme dei campo

de cuanto café hay sembrao en la loma,

de cuanta gallina tengo ponedora

de cuanta novilla tengo y cuanta vaca

hago mi trabajo de oideñadora.

Déjeme uté con mi musiquita poi dentro

Con mi embullo de campesina retirá.

Que con eso yo vivo dei cuento,

en eta seiva de ciudad.


Esmirna Rivas ©2008

Julio H. Mella dijo...

hola pedro no se si es de mi rancho arriba querido esa foto te invito a que visites mi blog de Rancho Arriba donde hago una crónica parecida a la tuya cuídate

Aneta dijo...

Es una foto muy calida. y debo decirte Pedro, que LINDA es tu gente de campo!!, que colores., no es la primera que veo en tus fotos esas casas coloridas que me encantan!!!.
Nuestro campo, nuestras pampas,aqui en la Argentina, son muy diferentes, en todo aspecto,hablo de los colores y de las sensaciones que trasmite a quien las ve., Pero hay algo en lo que nos asemejamos, y es en la calidez, la hospitalidad y en esa mirada tan especial, limpia, transparente,de los paisanos, que al menos a mi, me cala hondo.

Aneta