miércoles, mayo 20, 2009

Eros y Tánatos


Ofreces siempre la mismita cara, que a veces creciente o menguante te hace ver sorprendida o sonriente. Pero lo que más me fascina es como puedes inspirar de igual manera a los amantes y a los que se inspiran en el misterio del inframundo. La noche para muchos es misteriosa por definición y ahí estás tú siempre, colgada...haciendonos compañía. En Francia se le llama "la petite morte" al momento orgásmico en que los amantes se entregan totalmente...abandonan por un instante la existencia terrenal para quedar suspendidos en una dulce fatiga, etérea como fascinante.

La historia de Eros y Tánatos es larga en conjunción con la noche y la luna, de manera que de vez en cuando retomaré el tema. Antes de irme, les dejo el mito de la Coyol o Coyolxauhqui, hija de Coatlicue y cuya cabeza decapitada por su recién nacido hermano Huitzilopochtli cuando iba a matar a su madre en compañía de 400 hermanos, es la luna que se asoma, nos sonríe y nos alumbra.

Otras Crónicas de Luna.

7 comentarios:

CENTRO DE TERAPIAS BIOENERGÉTICAS Y SALUD NATURAL dijo...

Hola Pedro, es bellísimo tu blog. Estamos trabajando en el Voluntariado Pro-Cordillera, nos gustaría ponernos en contacto contigo. Nuestro correo es pro.cordillera@gmail.com. Tel. 809.689.7279.

Héctor Emilio (Motika) dijo...

Errrr fuà, barbaro que lección de mitología griega y azteca. Me pusiste a gugliai para entender la última parte.

Angie Guichardo dijo...

Luuuna, dime tu si él me quiere...


Es una consentidora, una celestina, una chaperona!

Bonito, bonito es lo tuyo caray!

GI dijo...

Hombre que mira la luna
BENEDETTI

Es decir la miraba porque ella
se ocultó tras el biombo de nubes
y todo porque muchos amantes de este mundo
le dieron sutilmente el olivo

con su brillo reticente la luna
durante siglos consiguió transformar
el vientre amor en garufa cursilínea
la injusticia terrestre en dolor lapizlázuli

cuando los amantes ricos la miraban
desde sus tedios y sus pabellones
satelizaba de lo lindo y oía
que la luna era un fenómeno cultural

pero si los amantes pobres la contemplaban
desde su ansiedad o desde sus hambrunas
entonces la menguante entornaba los ojos
porque tanta miseria no era para ella

hasta que una noche casualmente de luna
con murciélagos suaves con fantasmas y todo
esos amantes pobres se miraron a dúo
dijeron no va más al carajo selene

se fueron a su cama de sábanas gastadas
con acre olor a sexo deslunado
su camanido de crujiente vaivén

y libres para siempre de la luna lunática
fornicaron al fin como dios manda
o mejor dicho como dios sugiere.

Lali dijo...

Hermoso retrato de quien ha guardado todas las historias de amor de nosotros los seres humanos....

Siempre serana, siempre atenta, siempre bella.

El escrito .... el escrito es algo que seguro la luna siente envidia de el, pues increiblemente me ha gustado mas que la imagen.

Gracias.

Oddy dijo...

Ito,
Yo estoy tan acostumbrada a que estés relajando que cuando lei rapido el titulo "Eros y Tánatos" yo pensaba que habias escrito "Eranos y Tabanos". Me estuve riendo por un buen rato :)

3smirn@ dijo...

¡Profundo Pedro; Profundo!

“Baños de Luna”

“La noche me arropó con su manto,
la luna indiscreta, descubrió mi desnudez
yacía yo, en el pasto, entre flores dormidas, expuesta;
radiante luz plateada, revelaba mi silueta,
diamantes en mi piel, rocío de la madrugada…”