lunes, agosto 03, 2009

Devolvámonos ya!

Hay un no sé qué misterioso, algo que espolea los hijares de los pescadores sin importar la hora del día, o si han tenido buena pesca o no...acaso sea el cielo que con sus nubes grises junto con un viento del este anuncian tormenta, o tal vez una espina de celos plantada al interiorizar el hecho de que llevan más de 14 horas fuera del hogar...o el entusiasmo por probar esa fabulosa receta de olor marino y sabor a pescado de su mujer. En cualquiera de los casos...la orden dada al aprendiz no admite dudas ni equivocaciones...hay que devolverse...y rápido!

4 comentarios:

Oscar Oviedo dijo...

Bravo Pedro! admiro el romance de tus fotos y la profunidad de tu acompañamiento lirico. Espero con ansias cada una de tus publicaciones. Con mucha Admiración mi hermano.

Héctor Emilio (Motika) dijo...

Genial Cosito!
El olor a bacalao definitivamente hace que haya que devolverse ya!

Cuche dijo...

me recordaste esto...
de Mecano...

Ana Y Miguel...

No ha salido el sol y ana y miguel ya prenden llamas
Ella sobre el hombre y mujer deshacen la cama
Y el mar que esta loco por ana, prefiere no mirar
los celos no perdonan
al agua ni a las algas ni a la sal

Al amanecer ya esta miguel sobre su barca
dame un beso amor, y espera quieta junto a la playa
y el mar murmura en su lenguaje
maldito pescador despidete de ella
no quiero compartir su corazón


Y llorar y llorar y llorar por el
y esperar y esperar y esperar de pie
en la orilla que vuelva miguel

Dicen en la aldea que esa roca blanca es ana
cubierta de sal y de coral espera en la playa
no esperes mas niña de piedra miguel no va a volver
el mar le tiene preso por no querer cederle a una mujer

Y llorar y llorary llorar por el
y esperar y esperar y esperar de pie
en la orilla que vuelva miguel


Incluso hay gente que asegura que cuando hay tempestad
las olas las provoca miguel luchando a muerte con el mar

3smirn@ dijo...

Hermoso tu escrito!
De acuerdo con Héctor Emilio...! ja,ja,ja...