lunes, agosto 17, 2009

Vivirlo para contarlo

La experiencia de los 27 charcos fue sencillamente maravillosa. Disfruté de los Charcos e hice fotos al mismo tiempo...no se puede pedir más!!! Enfatizo esto, aunque parece sencillo de asimilar, porque normalmente el que va a disfrutar no va a tomar fotos, a menos que sea con motivaciones casuales, pero con cámaras profesionales hay que tener sumo cuidado!Por igual, el que va a hacer fotos, no piensa en disfrutar, a menos que como yo...tenga unas ganas inmensas y un equipo de amigos y un guía dispuestos a conceder el deseo de un chapuzón. Gracias a Yanoli, Paola, Alexis, Richard y "El Taira".

6 comentarios:

Esther dijo...

Viene pregunta te tiraste????? Excelente fofografia, te queda bien el azul....

3smirn@ dijo...

Te diria:
"Bienvenido a bordo del barco a la deriva que se llama vida..
y hundete conmigo en esta travesia que se llama vivirla..."

Esos son los momentos que llenan "los bolsillos del alama"...

Jorge Mendez dijo...

cuantos años tenias cuando esa foto??? jejeje pareces un muchachito.

Jenny Masuoka dijo...

que chula esta esa fotografia y el lugar se ve HERMOSO!!!!

Oddy dijo...

Manito, tu y tus travesías y aventuras. Go Pedro Go! De verdad que deben de comenzar un programa de TV que se llame, ¿Dónde está Pedro esta semana? :)

ClaudiaRita dijo...

Lo que me encanta aquí es ver cómo los citadinos nos preparamos para ir a los 27 Charcos y luego los nativos de allá descalzos y menores de edad, con sus pies como arañas se pegan de las paredes de roca para ayudarnos o indicarnos donde pisar. Je je je!

No se si te pasó igual!