viernes, agosto 14, 2009

Una cita con la Lluvia

Llega húmeda, trayendome recuerdos variopintos, pero también me trae de regalo la frescura, que se traduce en oportunidad para captar distintas formas de la luz, reflejandose en el suelo, atravesando vidrios empañados, mostrando la voluptuosidad de la redondez de un bombillo en el bokeh, un regalo para la vista preparado por un hermoso desenfoque.

Les dejo con este hermoso poema de la autoría de Jorge Luis Borges, llamado precisamente "La Lluvia", no sin antes preguntarles...tienen ustedes algún recuerdo asociado con este fenómeno atmosférico?:

Bruscamente la tarde se ha aclarado
Porque ya cae la lluvia minuciosa.
Cae o cayó. La lluvia es una cosa
Que sin duda sucede en el pasado.

Quien la oye caer ha recobrado
El tiempo en que la suerte venturosa
Le reveló una flor llamada rosa
Y el curioso color del colorado.

Esta lluvia que ciega los cristales
Alegrará en perdidos arrabales
Las negras uvas de una parra en cierto

Patio que ya no existe. La mojada
Tarde me trae la voz, la voz deseada,
De mi padre que vuelve y que no ha muerto.

3 comentarios:

3smirn@ dijo...

*Recuerdos de la lluvia son muchos…”San Isidro labrador quita el agua y pon el sol”…canciones infantiles, baños de lluvia corriendo en el vecindario con los amiguitos de mi barrio jugando a ser golondrinas, volando bajito con la boca abierta probando el agua lluvia, haciendo muñequitos de tierra negra, rebuscando lombrices entre el lodo…ricos caldos, sopas y té de jengibre en la mañana…acurrucos debajo de un techo de zinc en una cama con mosquitero, de vacaciones en RD…con el que era mi romeo…”

Impasible precipitación

Aire nítido, olor a tierra cristales empañados con suspiros ofuscados por la libertad que hay en la calle.

Quisiera correr empaparme, saltar como niña, estrujarme la cara debajo de un caño de agua corriente de un techo.

Quisiera pisar el lodo, ensuciarme las pantorrillas; correr con mis brazos abiertos…

Oigo tus pasos apresurados, te veo a través del vidrio empañado cubriéndote con un periódico tu cabeza...

Gritas: ¡ábreme la puerta tullía!
-Yo en mi silla de ruedas sin querer mover mis manos,
me quedo tiesa, te dejo que te empapes, que las gotas de lluvia castiguen tus insolencias…
ER©

Ana Patricia dijo...

Wow, gracias justo pensaba escribirle para pedirle algun post en honor a estos días de lluvia.

Yo recuerdo entre otras cosas, el arroz con leche de mi madre, el pan de agua con chocolate caliente con olor a especias de mi hermana, los días de juegos con mis amiguitos en los pasillos mojados del colegio, el sonido del zinc de nuestra antigua casa en el campo y uno que otro viajecillo romántico que en su momentó parecía que nunca acabaría, ah besos que nunca volverán jajaja.

Gracias por el post, me encantó la foto.

AnaPa.

Kutty Reyes dijo...

Genalo esta te quedo mortal, cada vez se produce un efecto más puro en la imagen, te felicito hermano.

Abrazos.