lunes, octubre 08, 2007

Monet Vandalizado

Ayer en la tarde leí que un grupo de visitantes del Museo de Orsay (París, Francia) vandalizó una obra de Monet llamada "Puente de Argenteuil", que muestra la escena de un recodo rural en el recorrido del Sena. El encargado del Museo adelantó para explicar que la obra puede ser restaurada. El paralelismo de esto con la protección a la naturaleza es increíble, solo que cuando esto pasa en la vida silvestre se hace mucho más difícil poder restaurar lo perdido.


Por mucho, no pretendo comparar la trascendencia de mi obra con la del gran artista francés, pero si se detienen a pensar un poco, lo que hago no es más que la promoción de la concepción de un ser muy superior a mí. La importancia que quiero resaltar de esta foto es que el manglar es parte esencial del ecosistema de la laguna. La especie que se ve aquí es el Mangle Rojo (Rizophora mangle).

4 comentarios:

Elvis Mejia dijo...

Eso nos da un ejemplo de lo importante que es la naturaleza para nosotros. Primero porque fue creación de Dios y segundo, porque realmente si no fuera por ella este blog no existiría.

El Mamey dijo...

Pedro, es interesante el concepto que planteas... arriesgado y auto-irreverente... o sea, tú mismo le echas mano a tu foto para "dañarla". Pero el efecto es contundente... se nota que falta algo. Se percibe un hueco y no por la mancha, sino porque algo desentona. Aún si editaras la foto para eliminar las aves que captaste, se notaría un vacío enorme. Con la vandálica mancha el vacío se hace más urgente... el mensaje llega más directo. Bien que podría ser este un buen concepto de apoyo a una campaña ecológica y conservacionista.

¡Madúralo!

Pedro Genaro dijo...

Gracias Mamey, la verdad fue algo del momento motivado por el trompón que me hubiera gustado darle a esos canallas, te imaginas una gente abriendole un hoyo a un Monet? A mí siempre me ha gustado mucho el movimiento impresionista y esto me cayó como si me hubieran "dao un trompón en la boca del estómago".

Jerves, este blog es tuyo manito!

Fausto Fontana dijo...

Pedro Genaro, es una excelente forma de originar ruido, impacto y cautivar la atención hacia una realidad sensible que se balancea en desequilibrio sobre un delgado hilo que insitentemente "etericamos". Parece ser que muchos esperan que se caiga, se dé bien duro y quede en el piso hecho cualquier cosa, menos el posible legado a las futuras generaciones. APLAUDO el comentario de "el mamey" y ojalá que pronto veamos resultados concretos apoyados en el efecto dominó que pueden crear ESTOS CONTRASTES. Personalmente opino que los VANDALOS franceses no pudieron propiciar mejores intenciones.

Genial.