lunes, octubre 08, 2007

Navegando hacia el olvido


Este bote no sé por qué me acuerda a muchos abuelitos que han visto pasar sus mejores años, tal vez par de generaciones de pescadores de esta Laguna de Oviedo. Si tuviera espacio, con gusto me la llevaba a mi casa, e improvisara una mesa en medio de la sala, les mostrara el valor del trabajo junto varios cuadros de pescadores de Kutty Reyes, y les contara de mis peripecias pescando en esta laguna, y definitivamente les hablara de Mondesí, el legendario pez arcoiris de esta laguna. Sí ya sé...mentiras piadosas...pero recuerden que igual que Sabina el oficio de escritor me ayuda a canalizar mi aspiración a pirata cojo...y otros miles de personajes más.

Y como ademas sale gratis soñar
y no creo en la reencarnación,
con un poco de imaginación
partiré de viaje enseguida
a vivir otras vidas,
a probarme otros nombres,
a colarme en el traje y la piel
de todos los hombres
que nunca seré...

10 comentarios:

ACV2 dijo...

Que inspiradora imagen Pedro. Ha manera personal ya le he cambiado el nombre a "Navegando hacia el olvido".
El bote me transmite la firmeza y decisión de algunos pescadores, pues sigue navegando aunque hace mucho tiempo que el agua y los peces se han ido. ! Cuanta terquedad batida con esperanza!
Sus colores maltratados pero aun vivos se niegan a hundirse ante las plantas que hoy los reclaman, y como en todo bote de faena, algo de ese verde mar ha entrado en su interior para aumentar el peso del olvido.


Un abrazo a ti y los tuyos Predrito.

Rom@&ris dijo...

Pedro, si supieras que esta barca me trajo muy gratos recuerdos de mi infancia cuando iba con toda mi familia a la playa, el camino verde me acordó mis vacaciones cuando solía irme a San Juan.

Un abrazo

Pedro Genaro dijo...

Miguel, gracias por tu detallada y sentida opinión. Me convenciste de inmediato así que renombré la Crónica.

Romayris, aparte de llevar información de la naturaleza, este espacio busca sensibilizar a las personas también, gracias por confirmar que tocó una fibra de tus recuerdos.

Pedro Genaro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miosotis Abreu dijo...

Me recordó el verdor de lo sueños rotos, que justamente cuando pensé que no me iban a servir empezaron a florecer en mí vida.

Un abrazo!

Laura Yosiam dijo...

Bellísima

Fausto Fontana dijo...

Miguel bate con ingenio la terquedad y la esperanza. NO DEJAS DE SORPRENDERME AMIGO. ERES un TALENTO.

De mi parte adoro el DIALOGO (Pedroooo!!!!) que se produce entre el camino a la derecha y la inclinación ligera del bote en perfecta mancomunidad con lo verde que parece sostenerlo en un extraño vaivén de olas orgánicas ausentes.

Como siempre Pedro, haces de los simple un VIADUCTO POETICO del que no podemos escapar.

Fausto Fontana dijo...

Como siempre Pedro, haces de los simple un VIADUCTO POETICO del que no podemos escapar.

Estoy como el restaurant italiano... : )

Fausto Fontana dijo...

Pero acabo con los "epaguetes"...y caso resuelto : )

Como siempre Pedro, haces de lo simple un VIADUCTO POETICO del que no podemos escapar.

Anónimo dijo...

Asere la foto de la yolita, ha motivado tanta poesia, q aun ya vieja y en el pasto salvaje, continua viva en el sentimiento, de tantos poetas q la miren..

Exitos,