martes, octubre 30, 2007

Cerrado por derribo


Este árbol fue derrumbado sobre la Calle de la Atarazana por las brisas de Noel, que dizque no moja pero empapa...porque miren que es fresco este Noel que apenas es tormenta tropical...y lograr lo que no han hecho algunos huracanes bien fuertes!

La escena de inmediato me recordó la famosa rumbita flamenca del Maestro Joaquín Sabina, del Album "19 días y 500 noches" de la cual traigo estas líneas:

No abuses de mi inspiración,
no acuses a mi corazón
tan maltrecho y ajado
que está cerrado por derribo.
Por las arrugas de mi voz
se filtra la desolación
de saber que estos son
los últimos versos que te escribo,
para decir “condios” a los dos nos sobran los motivos.

4 comentarios:

Lunettas dijo...

Pues si solo hubiera sido ese, pero medio país tenía árboles caídos, cuales soldados mutilados después de aquel feroz combate con los vientos huracanados de Noel... Necesitaba hacer algo y me reporté en mi estación X-1 de los Bomberos en el centro de los héroes... para limpiar un poco las calles, por que los fuegos estaban que se apagaban solos...
La verdad es que es una pena que a nuestro departamento de meteorología se le haya dañado el router y no haya podido conectarse a la página de The Weather... para ver el monstruo que se nos acercaba.

Mi abuelo que en paz descanse con solo ver el cielo y mirar sus preciadas plantaciones sabia cuando iba a pasar algo y siempre me decía de pequeña “va a llover hasta burro aparejao” lo que curiosamente ocurría pocas horas después... Como es posible entonces que nuestro departamento con todas sus antenas y sus parábolas no puedan determinar eso y tomar las medidas preventivas a lugar.

Es una pena las vidas que se han perdido por la desinformación, vidas que no se recuperan con excusas absurdas a instintos lógicos.

Perdona Pedro que te haya robado un pedacito de tu blog para poner esto… La fotografía esta buenísima pero detrás de ella se esconde la negligencia de muchos.

Besos
Lunettas *_~

Pedro Genaro dijo...

Así es Ishhh...si hubiera puesto todos los que fotografié solamente en Santo Domingo...imagínate!

Me alegra mucho que te desahogaras por aquí, estoy seguro que con tus palabras has recogido el malestar de muchos de nosotros. Este blog es tuyo también!

||Danae|| dijo...

Siempre he pensado que la naturaleza nos proporciona todas las respuestas a nuestras cuestionantes existencialistas.

Si bien "árboles centenarios" caen abatidos por los golpes de una tormenta "efímera". ¿Que nos queda a nosotros?

... mas que aguardarnos, en la analogía. Esperanzados en que aquel árbol debe ser removido, y aclarado nuestro camino. Ya sea por "obra humana" o por "obra natural". Esta última consistente en la degradación.


Genial fotografía. Me llegó.
Felicitaciones!

Pedro Genaro dijo...

Danae, hace un tiempo escribí una crónica titulada "Drama y resurreción del Paraguas en Marzo de 2007 http://www.pedrogenaro.com/2007/03/drama-y-resurreccin-del-paraguas.html y allí toco precisamente el tema desde la misma óptica tuya. Bosques de árboles centenarios son arrasados para sembrar repollos (que no son tormentas pero sí son efímeros), que por más buenos que sean, seguramente no valen tanto como para depredar una zona donde precisamente hay varios afluentes de ríos como el Yaque del Norte y Tireo.

No pude dejar de pensar en tu analogía, gracias!!! Me encantó tu post y te confieso que casi caigo en la trampa de olvidarlo por estar en una publicación antigua.