viernes, diciembre 25, 2009

"Colores como cartuchos de dinamita"

Las Vanguardias artísticas en la pintura de finales del Siglo XIX y principios del Siglo XX siempre me han fascinado. Cuando tengo la oportunidad de ir a un gran museo, me salto todas las otras exhibiciones y me voy directo a las salas donde se exhiba el Naturalismo, el Impresionismo, el Puntillismo, el Cubismo y definitivamente el Fauvismo (precursor de otro movimiento fascinante, el Expresionismo). Este último movimiento es para mí uno de los más interesantes, y tuvo además una membresía distinguida: Henri Matisse, André Derain y Maurice Vlaminck son los principales y más conocidos exponentes, pero también Charles Camoin, Henri Manguin, Albert Marquet, Kees Van Dongen, Jean Puy y Emile Otón Friesz. En 1906 se unieron también George Braque y Raoul Dufy.

Maurice Vlaminck, Restaurant de la Machine a Bougival.

El nombre de Fauves o Fieras se los dio el crítico Louis Vauxcelles cuando al visitar la primera exhibición de este grupo en el Salón de Otoño (Exhibición anual que se hacía como alternativa al Salón Oficial y al Salón de los Independientes y que precisamente se celebraba en otoño para no chocar con aquellas) reparó en la presencia de de una escultura de tipo renacentista que se encontraba en medio del salón y exclamó: "Donatello au milieu des fauves" o "Donatello en medio de las fieras". El comentario salió publicado en el periódico Gil Blas el 17 de Octubre de 1905 y el nombre de inmediato se pegó, de manera que los propios artistas lo adoptaron.

André Derain, Thames.

Pero por qué se les llamó Fieras? Qué tipo de agresividad podrían tener estos pintores para que se les tildara de esta manera? Sencillamente, este movimiento fue puramente expresionista, y se manifestaba a través de la fuerza y arbitrariedad de los colores, con gamas cromáticas estridentes. Si bien Vlaminck, Derain y Matisse fueron los más famosos y destacados fauvistas, se señala a Gustave Moureau como el maestro del grupo, pues en esencia enseñaba a sus alumnos (muchos destacados fauvistas como Rouault, Marquet, Manguin, Camoin, Jean Puy t el propio Matisse) a pintar con independencia y según la técnica que se adecuara más a su temperamento. Una influencia decisiva por el uso del color fue sin duda Paul Gauguin.

Matisse, Oleo de Mujer con Sombrero.

Les muestro arriba una foto de Sierra de Bahoruco que para mí tiene una influencia fauvista. Yo no acostumbro a distorsionar los colores, pero al subir la saturación para enfatizar los rayos de sol que tocan las puntas de los pinos y los troncos, el resultado me pareció digno de los troncos rojos de Vlaminck o las atmósferas de Derain.

Un abrazo y feliz día de Navidad!

P.D. La frase "Colores como cartuchos de dinamita" es de André Derain.

7 comentarios:

http://abebedorespgondufo.blogs.sapo.pt/ dijo...

Feliz Navidad.

Victor Ramirez el pelotero de Santiago dijo...

De todos me gusta mas el puntillismo y luego el impresionismo... pero de todo lo demas, enemigo soy. Ni hablar de la abstraccion...

Pedro Genaro dijo...

El título de esta entrada es precisamente una expresión de André Derain.

V dijo...

It took you all this time to post it ???... better late than ever...Happy Christmas my friend.

3smirn@ dijo...

Hermosisimos contrastes, esos son mis colores favoritos..para pintar!
Gracias por la instruciion artistica...

Jan Puerta dijo...

Ese final de siglo XIX y principios del XX fue muy prolifero en obras, autores y cambios que aun hoy se mantienen como puntos de referencia.
Una época realmente magnifica. Tenemos suerte de poder admirar esas obras hoy en día.
Un abrazo
Felicidades por el espacio que mantienes.

Violeta Romero dijo...

Coincido contigo 100%, soy ultra fan del fauvismo!