domingo, diciembre 20, 2009

Peces de Ciudad


PECES DE CIUDAD
(Joaquín Sabina, 2000)

Se peinaba a lo garçon
la viajera que quiso enseñarme a besar
en la gare d’Austerlitz.

Primavera de un amor
amarillo y frugal como el sol
del veranillo de san Martín.

Hay quien dice que fui yo
el primero en olvidar
cuando en un si bemol de Jacques Brel
conocí a mademoiselle Amsterdam.

En la fatua Nueva York
da más sombra que los limoneros
la estatua de la libertad,

pero en desolation row
las sirenas de los petroleros
no dejan reír ni volar

y, en el coro de Babel,
desafina un español.
No hay más ley que la ley del tesoro
en las minas del rey Salomón.

Y desafiando el oleaje
sin timón ni timonel,
por mis sueños va, ligero de equipaje,
sobre un cascarón de nuez,
mi corazón de viaje,
luciendo los tatuajes
de un pasado bucanero,
de un velero al abordaje,
de un no te quiero querer.

Y cómo huir
cuando no quedan
islas para naufragar
al país
donde los sabios se retiran
del agravio de buscar
labios que sacan de quicio,
mentiras que ganan juicios
tan sumarios que envilecen
el cristal de los acuarios
de los peces de ciudad

que mordieron el anzuelo,
que bucean a ras del suelo,
que no merecen nadar.

El Dorado era un champú,
la virtud unos brazos en cruz,
el pecado una página web.

En Comala comprendí
que al lugar donde has sido feliz
no debieras tratar de volver.

Cuando en vuelo regular
pisé el cielo de Madrid
me esperaba una recién casada
que no se acordaba de mí.

Y desafiando el oleaje
sin timón ni timonel,
por mis venas va, ligero de equipaje,
sobre un cascarón de nuez,
mi corazón de viaje,
luciendo los tatuajes
de un pasado bucanero,
de un velero al abordaje,
de un liguero de mujer.

Y cómo huir
cuando no quedan
islas para naufragar
al país
donde los sabios se retiran
del agravio de buscar
labios que sacan de quicio,
mentiras que ganan juicios
tan sumarios que envilecen
el cristal de los acuarios
de los peces de ciudad

que perdieron las agallas
en un banco de morralla,
en una playa sin mar.


14 comentarios:

Pedro Genaro dijo...

Esta canción tiene una dedicatoria por necesidad, para mi hermano el Cimarrón Mayor, José Miguel Pantaleón, pues con esta canción a cuestas, como un elemento más de nuestros equipos fotográficos anduvimos en Sierra de Bahoruco, y precisamente estando juntos en "El Patio", restaurant de San Francisco de Macorís, conseguí la foto base de esta que les presento. Aprovecho una vez más la ocasión para agradecer las atenciones de tantos amigos, paticularmente de Fausto y Yeyo García, quienes me acogieron con mucho cariño en sus hogares. De igual manera Doña Delia, Doña fella, Farah, Delio y Eliomar García Bello, Sheila y Nashla Espinal y Charles Then. También Joelito, Moisés, y no puedo dejar de mencionar a Larides y Cousteau, cimarrones con quienes espero compartir más en el futuro.

Sheila dijo...

Un abrazooo Mr. Genarooo, lo quero Varsa :P

Sheila dijo...

Jeje...no es Moisés (Juan Chery si es :P), pero no importa. Gracias de su parte (el no es muy dado a esto de los blogs).

Elia Mariel dijo...

Que foto tan hermosa...!!!!!!!!
feliz domingo :)

Pedro Genaro dijo...

Bueno Sheila, le dije Moisés la noche entera...y él me respondía!!! Un gran abrazo Sheila, yo también te quiero un bojote!

Pedro Genaro dijo...

Gracias Elia!!! Por la foto y los buenos deseos!

Sheila dijo...

Jajajaja...que gracioso...lol

Pedro Genaro dijo...

Ahora que lo pienso es graciosísimo! Al despedirme le dí un abrazo y le dije..."Mi hermano Moisés, un placer haberte conocido!".

Edison dijo...

Recuerdo muy bien ese viaje, pusiste esa canción mas de 150 veces, creo que durmiendo la escuchaba.

Saludo cordial hermano!!!

MoMa dijo...

Wow, que bella la Pic Mr. P como siempre..... y esa cancion :) me encantan igual que todas las de JS.

Adrian dijo...

Todo gira aquí:

Y desafiando el oleaje
sin timón ni timonel,
por mis sueños va, ligero de equipaje,
sobre un cascarón de nuez,
mi corazón de viaje,
luciendo los tatuajes
de un pasado bucanero,
de un velero al abordaje,
de un no te quiero querer.

Un abrazo, Pedro. Gracias mil.

Anabelle Pérez dijo...

Que bello pescadito :)

Oscar Oviedo dijo...

Conocía esta canción de Sabina, pero cuando vivía en Inglaterra y Asami en Barcelona (en aquel momento mi novia) esta canción se convirtió en nuestro himno, cuando la escuché por Ana Belén.... porque nos recordaba que somos peces en un océano y que hoy estamos aquí, pero mañana no sabemos...

Gracias Pedro, para mi es un honor recibir tus posts.

Anónimo dijo...

Estoy Perdida dentro de mi...
Dentro de mi... Es mucho decir;
Me veo desde arriba...
...No lo puedo entender;

Si... Ese BESO AZUL... todavia sus residuos maquillan mi rostro,
(al lado izquierdo de mi boca)
Ese jugoso BESO AZUL como puedo olvidarlo (y pensar que me devolvi a darte uno, pero una muralla de madera me separaba de ti)

Desde penumbras llego al nirvana... que fastidio! no te encuentro...
Donde estas?
Y por si fuera poco...
...Con quien andaras;

Asi no mas...

Pero, eso no cede mis ganas de amarte, desearte;
porque este sentimiento: loco, absurdo, realista, bello, sublime,
hermoso y hasta cierto punto paranoico.

Deseo saber si piensas en mi, si al igual que mis neuronas
que hasta transpasan cierto nivel las tuyas, perderan tiempo pensandome...

Piensas en mi SMURF?

Como pienso en ti?
Ese es mi nuevo interes...
Me calcome por saber,
He dejado de ser yo,

Mi ser ha cambiado de color,
lo cursi ya no es suficiente.-

Este nuevo ser se vuelva mas insaciable,
ya no me controlo todo es tan ilogico,

Mi estado catatonico me resulta eterno,
no puedo saber en que estacion me encuentro,
mas lo cierto y verdadero es mi corazon
aclamando el compas del latido del tuyo,
y formar uno solo sin tu consentimiento...
me aferro a eso;
y vuelvo a pensar en tu penetrante mirada...
y me desalma,
y no logro solucion alguna de poder acercarme a ti,
no lo consigo lograr!
Como, cuando y donde podre llegar a robarte un beso?

.....................................................En mis suenos!