martes, diciembre 14, 2010

Lunes Amarillo...frente al Congreso.

Parece frágil y sin embargo no lo es...porque tiene la ley, primero y luego la justicia de su parte. Hoy una vez más se hizo sentir la vez de la Coalición para una Educación Digna. No pude asistir ayer por una lesión recurrente en mi espalda que recrudeció producto de unas diligencias que hice en la mañana. Creo mucho en el apoyo presencial, pero ayer sencillamente no podía. Debo decir sin embargo que me siento orgulloso y feliz una vez más del apoyo y la simpatía de la gente a esta iniciativa. Me siento comprometido con ella y sé que faltan más batallas por librar.