miércoles, mayo 02, 2007

La Fuerza de una palabra o un pensamiento


Churi-Churín-Fun-Flais (El Chavo del Ocho), Pimpumpamtortillaspapas (La Carabina de Ambrosio), Asa-Nisi-Masa (8 y 1/2), Zim-zim-zalabim (Jonny Quest, así mismo...sin "h") son algunas de las palabras mágicas que recordamos de nuestra cultura pop, y sin embargo hay palabras infinitamente mágicas que tienen un increíble poder positivo o destructor. Ejemplos típicos son: "Eres importante", "Creo que me estoy enamorando de tí" (esa es una de mis favoritas, pues me la dijo mi esposa cuando no teníamos ni amores y yo era un flaco que usaba sombrero á la Indiana Jones).

La razón por la que me vino a la mente esto es porque ví de nuevo hace un par de semanas la película "The Inner Circle", que trata sobre el círculo íntimo de Stalin en la Unión Soviética. Tom Hulce interpreta al proyeccionista de Stalin (Camarada Ivan Sanshin) que solo ve y vive por los ojos del líder máximo. Lolita Davidovich en el papel de Anastasia brinda una actuación desgarrante donde representa no solo a la esposa de Ivan, sino a la persona aplastada por un sistema totalitario, que la lleva al suicidio. En su carta de despedida, los últimos pensamientos de Anastasia son para Katya (Bess Meyer), la hija de los Gubelman (acusados de querer matar a Stalin, y ejecutados delante de su propia hija) a quien le deja su abrigo antes de ahorcarse, para que no tenga frío. Dicho así, parece sencillo, pero recuerden que el frío en Moscú es realmente FRIO, y además obsequiar un abrigo en ese tiempo en la Unión Soviética era regalar un bien muy preciado, pues había muchas carencias. Cuando Katya llega de visita un día desde un orfanato e Ivan le entrega el abrigo, ese momento en que a la jovencita se le llenan los ojos con un torrente de lágrimas es uno de los momentos más enternecedores de la historia del Cine (opinión muy personal) y todo por las palabras mágicas "nunca se olvidó de tí". De la misma forma, una palabra o un gesto pueden ser totalmente destructores:

Anastasia: Ivan, a quien amas más...a mí o al camarada Stalin?
Ivan: [
Sin dudar un instante] Al camarada Stalin, por supuesto!!!

2 comentarios:

AV® dijo...

http://pinstripealley22.blogspot.com/

Anónimo dijo...

creo que katia es la hija que todos adoptamos en esta pelicula .
El efecto remanente de este film perdura por horas y dias en mi mente