martes, mayo 01, 2007

Seamos un tilín mejores...y mucho menos egoistas

La Frase que encabeza este blog es de la canción "Cita con ángeles", y apareció en la pantalla gigante del Concierto de Silvio Rodríguez durante unos segundos apenas, pero espero que les quede en la memoria a todos los que allí se dieron cita...políticos incluídos. Si algo me ha gustado de Silvio en su carrera, es que no solo se ha mantenido fiel a sus ideales y a los intereses más nobles de la revolución, sino que ha sido uno de sus críticos más cáusticos cuando ha tenido que serlo. Particularmente soy crítico de la Revolución Cubana, pero en el momento en que sucedió tal vez era un mal menor. Pero esta crónica no es sobre ideología sino sobre Silvio, así que me permitirán hablar de él y su música sin que me adhiera a su pensar político.

Pues bien...de vuelta al concierto...Estadio Quisqueya...9:30 de la noche (llegué tarde luego de que un traicionero me hiciera una plancha, jejeje...saludos maestro!). Ya el concierto había comenzado, pero me recibieron con un tolete de canción..."La canción del elegido", ni más ni menos...y así entré con mi compadre Nano por el lado de la 3ra base, pero nos fuimos moviendo hasta que llegamos cerca de la primera almohadilla (no podía ser de otra forma para Greg Brock). Allí saludé a Vertex, la amiga que me facilitó las taquillas, pues aunque se trataba de un concierto gratuito, se había establecido cierta formalidad, sobre todo para el acceso al terreno. Otro amigo con quien me encontré fue a Martín Bretón, un compañero entrañable de varias batallas (asesorías, ajedrez, arte, ágapes, aprecio etc...qué casualidad, todas con "a"...nah...esa de ágape la verdad es que la forcé). La música estaba exquisita, y Silvio tocó casi todas mis favoritas...siendo "Causas y Azares" y "Desnuda y con sombrilla" las grandes ausentes de la noche...Particularmente, me gocé "Te doy una canción", "La Canción del Elegido", "Quien fuera" (en la pantalla desfilaban las fotos de grandes revolucionarios, vivos y muertos: Che Guevara, Martin Luther King, Gandhi, Pablo Milanés, Juan Luis Guerra, Lennon y McCartney, Jacques Cousteau entre otros), y "Oleo de mujer con sombrero" (con una versión chulísima en tiempo de Charleston). Muy bonita la canción "Rabo de Nube", tan sencilla y sin embargo tan tierna...un claro ejemplo de lo que hace una interpretación excepcional con letras sencillas.

Si me dijeran pide un deseo,
preferiría un rabo de nube,
un torbellino en el suelo
y una gran ira que sube.
Un barredor de tristezas,
un aguacero en venganza
que cuando escampe parezca
nuestra esperanza.

Si me dijeran pide un deseo,
preferiría un rabo de nube,
que se llevara lo feo
y nos dejara el querube.
Un barredor de tristezas,
un aguacero en venganza
que cuando escampe parezca
nuestra esperanza.

Para esa canción invitó a su amigo Carlos Luis, quien no es Luis Eduardo Aute (con quien Silvio hace dúo en esa canción también), pero tiene una voz preciosa y toca muy bien la guitarra. El final fue anunciado con un
estreno (dizzzzzque)..."Mala vaina" -pensé-, pero luego de un intro falso comenzaron los acordes de "Ojalá", y aquello se vino abajo...todo el mundo a una voz coreó esa canción que es un verdadero himno, e indudablemente la más conocida de su repertorio. Pero el público no estaba en dejarlo ir y varias veces tuvo que volver, tocando cinco canciones más. "Unicornio Azul" mantuvo el coro encendido, y luego "Playa Girón" aunque con menos fuerza. Las últimas tres fueron canciones más suaves e íntimas, cada vez más sencillas, como invitando a la resolución más que a la excitación...y así mismo fue...convencidos con el último retorno de que sí se trataba de la última...el público dejo de pedir "otra". Silvio tiene ese don de ser cortés con humor negro. Aún recuerdo una entrevista que le hicieron para la cual lo sacaron del estudio de grabación...(ya venía con cuerda) y la persona que le cuestionaba cometió el gravísimo error de hacerle una pregunta...como decirle??? "manida", por usar un término suave..."Cual es su canción favorita?". Silvio la mira y le dice...pues mire...mi canción favorita ni siquiera es mía...y dice más o menos así: "Los Pollitos diiiiicen, pío, pío, pío...cuando tienen hambre, cuando tienen frío..." y por ahí siguió con la canción completa.

Una última anécdota del concierto. Entre tantas canciones, no tengo verguenza en confesar que había algunas que no conocía y una en particular me llamó la atención. Se llama "La Gaviota" y la escribió Silvio para un amigo que había muerto en la guerra, según me comentó mi amigo Martín.

Elevó los ojos, respiró profundo,
la palabra cielo se hizo en su boca
y como si no hubiera más en el mundo
por el firmamento pasó una gaviota.

Gaviota, gaviota, vals del equilibrio,
cadencia increíble, llamada en el hombro.
Gaviota, gaviota, blancura de lirio,
aire y bailarina, gaviota de asombro.

Luego del Concierto me junté con mi amigo Hugo Castillo, compañero en la aventura de "Los Tanques" (pronto viene esa crónica), y quien al igual que yo estaba maravillado con el concierto.

Gracias Silvio!!! Siendo pragmático es que se enseña mejor...

6 comentarios:

Vertex dijo...

Hola mi estimado Pedro, fue un placer encontrarme contigo en el concierto a pesar de la cantidad de personas que estaban presentes, quedé muy satisfecha con cada interpretación que nos regaló Silvio. Sin embargo, esperaba mi canción "en estos días", sé que al igual que yo muchos se quedaron esperando canciones pero la verdad es que la pasé divino y más con el grupo de personas con quienes compartí en un ambiente relajado y de total camaradería pues me encontré con muchas personas que tenía años sin ver.

Aquí dejo la que quise que llegara y nunca llegó.......

EN ESTOS DIAS.....

En estos días, todo el viento del mundo sopla en tu dirección
La osa mayor corrige la punta de su cola
Y te corona con la estrella que guía: la mía

Los mares se han torcido con no poco dolor hacia tus costas
La lluvia dibuja en tu cabeza la sed de millones de árboles
Las flores te maldicen muriendo, celosas

En estos días no sale el sol, sino tu rostro
Y en el silencio, sordo del tiempo, gritan tus ojos
¡Ay!, de estos días terribles
¡Ay!, de lo indescriptible

En estos días no hay absolución posible para el hombre
Para el feroz, la fiera que ruge y canta ciega
Ese animal remoto que devora y devora primaveras

En estos días no sale el sol, sino tu rostro
Y en el silencio, sordo del tiempo, gritan tus ojos
¡Ay!, de estos días terribles
¡Ay!, del nombre que lleven
¡Ay!, de cuantos se marchen
¡Ay!, de cuantos se queden

¡Ay!, de todas las cosas
Que hinchan este segundo
¡Ay!, de estos días terribles
Asesinos del mundo

Pedro Genaro dijo...

Sí, así ví en el foro. Yo quería "Causas y Azares" que es también una de las favoritas de Hugo (El Maeño). También hay otra que me gusta mucho llamada "El viento eres tú". Yo sé que esas no las cantó porque pregunté...pero igual me perdí de algunas muy buenas por llegar tarde. "El Escaramujo", por ejemplo es una de las que más me gustan...y creo que tampoco cantó "Desnuda y con sombrilla".

Desiree dijo...

Yo me quedé esperando "Por quien merece amor" y "La Silla" (se llama así? "en el fondo del camino hay una silla...") pero qué bien estuvo todo el concierto! Me emocionó ver taantos menores de 30 coreando las canciones... me desgañité con varias, en particular con "Corazón"...

Anónimo dijo...

Hmmm no se mucho de eso, al parecer algo gratis dio resultado en este pais!!


pd: Vertex debes crear un BLO

AV®

Anónimo dijo...

Democracia..donde quedo tu rocio??..Traenos de vuelta, los vientos q regavan esa noches..con el humedo aliento..revelde, profundo..unico..magico..de las canciones de Silvio..Para un corazon ausente, q durante el concierto..dejo parte de su latir Barahonero en alguna calle de La Havana..

Anónimo dijo...

Sin puños, ni barba, ni cigarros Chico!!..