sábado, noviembre 22, 2008

Joven...me disculpa?

- Verá usted...me da verguenza admitirlo pero...es que mi corazón es sumamente distraído y chivirico y cuando se encuentra con algo hermoso, se impresiona, se me escapa sin que me de cuenta...sería tan amable de devolvérmelo?
- Uh?
- Dejeme mostrarle...ahorita pasó usted por aquí y le hice una foto...y es que no pude evitar fijarme teniendo usted su pelo recogido, lo hermoso que es su cuello. Traté de olvidar el episodio y me quedé tomando fotos de tulipanes pero la verdad es que comenzó a faltarme la respiración y entonces fue que me dí cuenta que se había ido tras usted...me lo devuelve por favor?
- Y dígame usted algo...realmente esa rutina le funciona??? Porque es la cosa más patética que...

No terminó de decir la frase cuando su interlocutor cayó desmayado con la cara en el piso..."a todo lo largo" de la acera, y con el lente de su cámara cuarteado. La joven no sabía qué hacer...así que se acercó al fotógrafo para ayudarlo en lo que pudiese, mientras con las manos hacía señas para que vinieran a ayudarla.

- Mi corazón...por favor, mi corazón...devuelvamelo!

El pedido era débil de volumen pero firme en su planteamiento. La joven no sabía qué decir o hacer hasta que finalmente oyó las palabras mágicas, concretas...algo con lo que sí podía contribuir para evitar que este hombre muriera.

- Aire, aire...

Sin pensarlo dos veces, comenzó a darle respiración boca a boca hasta que el afectado comenzó recobrar el conocimiento.

- La verdad es que besa usted muy bien!
- Qué???
- Digo que bes...
- Sí, yo oí muy bien lo que dijo buen Charlatán y Gallo Loco! ...y todo esto fue una farsa para robarme un beso?
- Esteee...pues sí...
- Pero y el golpe de su cara? Y su cámara rota?
- La cámara y el lente estan bien, solo el filtro recibió el impacto, y sobre mi cara, pues la verdad es que no calculé bien la caída, pero tenía que parecer real, no cree? Pudo ser peor, pero tenía que averiguarlo...si su cuello es tan hermoso sus besos debían serlo también y efectivamente, pude confirmarlo...hasta luego.

Se incorporó, recogió sus aperos fotográficos, dio la vuelta y se dispuso a marchar, pero una voz que bailaba una bachata entre dulce y autoritaria le dijo:

- Discúlpeme Caballero, pero me temo que tiene usted algo que me pertenece y me gustaría recuperarlo bajo mis propias condiciones.
- Usted dirá...
- No, no diré...haré.

Y tomando su enorme mano derecha la llevó a su cuello, se subió a la calzada para poder estar casi a su nivel y allí le plantó un beso de esos que son legendarios: Romeo y Julieta, Hombre Araña y Mary Jane, Tancredo y Clorinda, Robin Hood y Marian, Doña Florinda y el Profesor Jirafales, Lorenzo y Pepita, Aniceto y Hermelinda, A-Rod y Madonna...escojan su leyenda favorita y multiplíquenlo por 100 y van a quedar más o menos en el 1% de lo rico, impresionante, violento e inolvidable que fue ese beso...ayudado además por el bono extra de que permitiera que sus dedos acariciaran los vellitos de su cuello.

15 comentarios:

Beb! dijo...

Ou La La! Le romance! Si esas cosas pasaran mas a menudo! **suspiro**

La Muela dijo...

Tremendo.......cuello. Tremendo post, tremendo cuento......quiero un beso, me atrevo a pasar el doble de esto para conseguir un beso, su beso.
Como siempre hermano menor usted se las trae.
Saludos

Huascar Perez dijo...

Muy bueno! Llega a algunos rincones de la imaginacion adolescente, cuando anhelos como este pasaban por nuestra mente en aquellos momentos comtemplativos de la pubertad.


Saludos,

Anónimo dijo...

Wao, tremendo cuento Pedro, de dónde es que te sale tanta creatividad para los mismos.

Por cierto, la marca de agua que le pusiste en el cuello a la joven parece paño jajajaja.

Saludos draculin!

Romy

Sarah dijo...

Oh Mon Cher Pierre,

Tu est incroyable.

Gracias por transportarnos a un mundo tan mágico, encaminado a través de las partes mas intensas de una mujer.

Un Abrazo

Sarah dijo...

Creo que el beso que describo en este post podría acercarse al que deseas plasmar

http://sarahprincessa.blogspot.com/2008/01/beso.html

Charles dijo...

Tendre que ver si mi niña no se rompe cuando la deje caer :3

Roger Zayas dijo...

Pero Gallardo!!!...y qué fue eso....!!!

Qué manera de comenzar un sábado para mi....Muchísimas gracias, nada más valioso que iniciar el día con una sonrisa en la cara!!!

Roxanna dijo...

Muy chulo el cuento en especial lo de "Gallo Loco"...ja,ja,ja ..Claro la foto esta super tierna y romanticona con ese arete de perla y los risos por el cuello... parece cuello de una nina, muy lindo por cierto..
Me encanto!
Mil bendiciones y un abrazote rompe costillas.
Roxanna

Guido Gil Buonpensiere dijo...

Haciendo cocote con un cuello de mujer... jajajaj

Loco y eso te paso de verdad.

Si por su cuello es, me imagino lo linda que debe ser esa persona.

Lu dijo...

Lindo post, Sr. Genaro, un cuento más suyo que me encanta, Viva el Romance!!!!!!

Besos

Elvis Mejía dijo...

Tremendo cuento Peter, debes pensar en la posibilidad de escribir un libro de cuentos. Excelente!!! De nuevo por aquí.

Bendiciones a todos los blogadictos presentes. Dios derrame su Espíritu Santo sobre cada uno de ustedes y sus familiares.

mel dijo...

Muy linda su historia

V dijo...

Mira no mas como me dejaste?!... gratamente sorprendida !!! so sweet me sacaste un suspiro...

Ginnette dijo...

Wao Pedro, que historia, que fotografía tan linda, y un hermoso cuello que tiene esa niña.
Me gustó mucho.