martes, septiembre 11, 2007

Amanece


Tiernamente el sol besa las hojas filtrando su amor de clorofila, y yo como un voyeur me quedo extasiado, contemplando la grandeza de la creación divina, que en este momento se resume en el instante en que luz, sombras y formas me hacen cosquillas en el ojo y en el alma.

Foto tomada en "La Gran Cañada", del Jardín Botánico Nacional (Santo Domingo, República Dominicana).

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Fina como la magia de la naturaleza, q captura su diafano ojo..Asere PG..

Exitos,

delfina dijo...

esto parece una pintura, está muy bonita

delfina dijo...

esto parece una pintura, está muy bonita

Lunettas dijo...

Hermosísima la composición y los colores tan puros que se perciben, dan una sensación revitalizante y catalizadora.
Una foto exquisita por demás.