viernes, mayo 02, 2008

"Qué vas a cantar hoy?"


De todas las que oí, la de Tony Almont fue una de las que más me gustó y emocionó, no solo por su sinceridad sino por lo visceral que resultó ser la canción escogida, que por mucho no es de las más reconocidas del maestro Sabina...se trata de "Peces de ciudad".

- Escogí esa canción porque cuando estaba en olla en Nueva York y nos juntábamos los tigres allá la cantábamos a menudo.

De hecho Tony le hizo un ajuste a la letra, adecuandola a esa realidad vivida. Pueden ustedes notar donde estuvo el ajuste?

Se peinaba a lo garçon
la viajera que quiso enseñarme a besar
en la gare d'Austerlitz.
Primavera de un amor
amarillo y frugal como el sol
del veranillo de san Martín.
Hay quien dice que fui yo
el primero en olvidar
cuando en un si bemol de Jacques Brel
conocí a mademoiselle Amsterdam.

En la fatua Nueva York
da más sombra que los limoneros
la estatua de la libertad,
pero en desolation row
las sirenas de los petroleros
no dejan reír ni volar
y, en el coro de Babel,
desafina un dominican york.
No hay más ley que la ley del tesoro
en las minas del rey Salomón.

Y desafiando el oleaje
sin timón ni timonel,
por mis sueños va, ligero de equipaje,
sobre un cascarón de nuez,
mi corazón de viaje,
luciendo los tatuajes
de un pasado bucanero,
de un velero al abordaje,
de un no te quiero querer.

Y cómo huir
cuando no quedan
islas para naufragar
al país
donde los sabios se retiran
del agravio de buscar
labios que sacan de quicio,
mentiras que ganan juicios
tan sumarios que envilecen
el cristal de los acuarios
de los peces de ciudad
que mordieron el anzuelo,
que bucean a ras del suelo,
que no merecen nadar.

El Dorado era un champú,
la virtud unos brazos en cruz,
el pecado una página web.
En Comala comprendí
que al lugar donde has sido feliz
no debieras tratar de volver.
Cuando en vuelo regular
pisé el cielo de Madrid
me esperaba una recién casada
que no se acordaba de mí.

Y desafiando el oleaje
sin timón ni timonel,
por mis venas va, ligero de equipaje,
sobre un cascarón de nuez,
mi corazón de viaje,
luciendo los tatuajes
de un pasado bucanero,
de un velero al abordaje,
de un liguero de mujer.

Y cómo huir
cuando no quedan
islas para naufragar
al país
donde los sabios se retiran
del agravio de buscar
labios que sacan de quicio,
mentiras que ganan juicios
tan sumarios que envilecen
el cristal de los acuarios
de los peces de ciudad
que perdieron las agallas
en un banco de morralla,
en una playa sin mar.

9 comentarios:

Vanessa Ricart dijo...

En la parte que dice desafina un dominican york, es desafina un español, allí lo vario, solo veo eso, porque se me el tema perfectamente.


La verdad que me dolió mucho no haber asistido me quede con la boleta en mano y todo. Me tuve que quedar cuidando a mi sobrino a última instancia.

Saul dijo...

Que bien, no conocía esa faceta de Almont, me hubiera gustado estar ahí, y que tal la participación de Marel Alemany???

Jlterrero dijo...

Oh Asere PG..Mi hermanaso..
Experimentar la magia q motiva compartir desde los valores del patio, los tributos a grandes..Grandisimos..inmensos troveros de la madera de Silvio, y Sabina..Siempre resulta interesante..
Los artistas del instrumento, la palabra, o cualquier arte..en otros espacios o latitudes..sin dennotar a los panas eh!!..lo asumen con antelacion, diciplina, y entusiasmo (seleccion musical, espacio, manejo adecuado de los intermedios, ensayos, arreglos, letras talentos, publico, planes BCDEFG, costos, etc..por si aca)..
La noche fue magica, el entusiasmo nunca abandono al publico, ni a los tremendos originales ejecutantes.. muy buen espectaculo, toda la banda sono a tono con sus inspirados exponentes..en momentos sono increible..especialmente los talentosos flaco Kalaff, y el maestro Creales..
Entiendo q al interesante escenario, sin ofensas reitero..pudo habersele sacado mayor provecho, en beneficio del auditorio q al igual q en el tributo a Silvio..logro llegar tempranisimo, y conocia muy bien todas las letras cantadas, completicas, a medias..o como dice el hermano Kutty divoria..o dejadas de cantar...
Respetamos, apoyamos y felicitamos la idea, las ejecucciones.. esperando los nuevos planes, q sin asomo de artista critico intelectualoide..entiendo puede dedicarsele un esfuerzo extra...especialmente para beneficio de los q gustan quedarse en hoya, por disfrutar un buen espectaculo, en nuestra ciudad isleña, q se aleja de lo Caribeño, a un ritmo preocupante..
Recordando con pena q a la bella amiga Pily, no le pudieron zumbar:
"Yo solo queria cantar la cancion mas hermosa del mundo"..

Agradeciendoles por su paciencia..

Exitos,

Cesar Pinedo dijo...

Muy buena foto Pedrinho.
Para mi la mejor participacion de la noche fue la de Tony Almont.
Su actuacion sobre salio sobre la de los demas.
Otra muy buena fue la de Roldan.
Gracias por presentarme al Dr. Panta..

E.B. dijo...

SEñores:
Ahora me doy cuenta, que el que está en el negocio de la bohemia, del boulevar de los sueños rotos, de las calles vacías... y de uno que no quiere que le cierren el bar de la esquina, no logra diseñar el híbrido perfecto para combinar la responsabilidad con el placer.

A Tony y a mí se nos presentó una actividad en el Bar a las 6:oopm para ser específicos.

...Y no digo más, pues lo que les pueda contar es poco.

Sí supe por muchas fuentes, que sacando ciertos inconvenientes, se dió "del carajo".

Mi envidia de la buena a los que pudieron disfrutarlo.

E.B.

Romayris dijo...

No sabía que Tony escuchaba a Sabina, porque de ser así tiene un gusto muy refinado. La última vez que lo vi me autografió un CD en Casa de Teatro y cuando subió a escena me dedicó la canción "Sombras".

Dulciblue dijo...

Me hubiera gustado escuchar la musica.

besitos

Jose A. Uribe dijo...

Muy apera la foto. Te felicito.

Al igual que lo demás me hubiera gustado estar allí es mágica noche.

Otra vez será.... :(

Karen dijo...

Magnífica foto, Pedro. La canción... bueno, es toda una historia larga para mí. El resumen es que no me gustaba (por no decir que detestaba) a Sabina, pero escuché esta canción, versión Ana una vez y pasaron tantas cosas... bueno he cambiado ligeramente de opinión.