miércoles, septiembre 17, 2008

Renacer


Era de noche y hacía calor, así que salí a tomar una cerveza bien fría. El ambiente del pueblo donde pasaba la noche presagiaba que pronto se convertiría en uno de los puntos más interesantes del Caribe y que el negocio de Bienes Raíces que parecia estar en un punto inmejorable se volveria aun mas atractivo. Junto con el desarrollo venían todo tipo de personas buscando encontrar un nicho de mercado en este pueblo y las prostitutas no eran la excepción. Venían de todas partes del país y la verdad eran muy hermosas, cada vez más preparadas y fat-free para luchar por los dólares de los inversionistas o encontrarse con "la honra", un hombre dispuesto a casarse o hacerlas su mujer, sin que le importase su pasado. Al lado de "La Vueltica Verde", famoso antro del pueblo, vendían hot-dogs y con una cervecita como que era lo que pegaba. Me "ajebré" par de salchichas y me "ajusté" par de cervezuanas que estaban mortales...vestidas de novia. En eso llegó una mujer preciosa al lugar, vestida solamente con una pieza roja enteriza con una manga sí y otra no, apenas muy larga para ser una blusa y muy corta para ser un vestido...en cualquier caso, no podía quitarle los ojos de encima. Era alta, de piernas largas y bien torneadas (resaltadas por sus zapatos tipo stiletto), curvas de accidentes de tránsito que poblaban todo su paisaje, sus ojos eran claros pero sin un color definido y su pelo era negro como la noche misma. Al sentarse dio un cruce de piernas que me enseñó hasta sus pensamientos. Cuando era demasiado obvio que no podía parar de relojear su anatomía de Sur a Norte y de Este a Oeste, se acercó y comenzamos a conversar.

- Hola bello, de donde eres que no te había visto?
- Hola chula, soy de Moca...- mentí.
- En serio? Pues la verdad es que no tienes nada de acento cibaeño!
- Ya ves...es que tengo mucho tiempo viviendo en la Capital, quizás demasiado tiempo...ya quisiera yo conservarlo. Y tú de donde eres?
- De donde quieras...

Para qué se los voy a negar, esa mujer me encantaba, y me trataba como si yo fuera el macho Alpha de una manada de lobos. Luego de una serie de comentarios audaces, no hablamos mucho más, pagué y nos fuimos al hotel más cercano. Allí en la habitación con ese cromo que se desnudaba frente a mí, mostrandome sus sinuosos caminos vestidos de una piel de alabastro...pude ver sus ojos, verdes igualitos que los de Margarita, mi esposa fallecida hacía dos años a causa de Leucemia Mieloblástica Aguda (Así como era largo el nombre de la enfermedad, igualmente fue de terrible para nosotros). Le expliqué que no podía hacer nada ya...que recuerdos muy fuertes me habían puesto el deseo bajo custodia y con los ojos aguados le dejé los tres mil pesos que me pidió, más quinientos de propina, por estar tan buena. Ya me iba cuando me tomó del brazo y me rogó:

- Espera! Por favor cuentame tus recuerdos. No conozco nadie que se me haya resistido.

Decidí abrazar la catarsis contando mi historia con Margarita, de como se le presentó el cáncer apenas tres días después de anunciar nuestro compromiso y como pasé los meses que debieron ser nuestra preparación de bodas, viviendo en el Hospital Oncológico, sufriendo cada tratamiento de Quimioterapia junto con mi novia, de la cual solo quedaban sus hermosos ojos verdes. Allí nos casamos con pocos testigos (un sacerdote, una enfermera y el papá de Charly, el enfermo de la habitación de al lado que ya había fallecido pero que nos tomó mucho cariño). Dos semanas después me dejó con un tremendo vacío que aún no acabo de llenar.

Me fui sin mirar atrás. Luego de esa descarga no quería exponerme a que me cogieran pena, ni quería estar mucho tiempo al lado de esa mujer no fuera cosa que me arrepintiera y perdiera la dignidad. Al día siguiente fuí a pagar la cuenta del hotel y me entregaron un sobre blanco que contenia tres mil quinientos pesos y una carta con una preciosa letra que decía:

"Gracias bello, me devolviste la honra. Recogí mis motetes y volví a mi pueblo. No necesité que un hombre se casara conmigo...pero me volviste a enseñar como se ama hasta el tuétano. Te estaré siempre agradecida".

De alguna manera yo también recuperé la honra, y me dispuse a darle la bienvenida a mi propio renacer.

15 comentarios:

Gaviota dijo...

Renacer es un acto de voluntad propia, muy buen escrito.

Renacer, esa es la clave de todo.

Renace, no hacerlo es un desperdicio de vida.

Guido Gil Buonpensiere dijo...

Casi lloro...

Me asuste hasta el final, cuando vi la etiqueta me di cuenta de que era ficticio... y por fin respire...

Muy bueno...

Miosotis Abreu dijo...

Sin palabras.

Saludos querido.

Sheila dijo...

No pude evitar mojar mis ojos...estoy sin aliento, sin palabras.

La Muela dijo...

Mi hermanaso usted me acaba de dar un susto que usted no se imagina, por un momento pense que usted tenia su historia secreta, pense que habia vagabundeado por ahi, por ahi, en un momento de su vida.
No le miento Mr. Peter, por un momento pense que andabamos cortando tocones, apagando fogones, bebiendo pasiones, bailando amores falderos, saltando mujeres prohibidas, por ahi, por ahi, montados en el Coqueto, rompiendo caminos, rompiendo corazones.
Me encanto este post, fuera de liga Pedrito, fuera de liga, si le digo que no se me aguaron los ojos, le miento.
Un fuerte abrazo.

Huascar Perez dijo...

Podemos renacer a cada instante, con cada latido de nuestro corazón, con cada rayo de sol, con cada sonrisa o con cuentos como este.....Muy bueno Pedrito

Fausto Fontana dijo...

De navaja. Sinuoso encanto de una aproximación íntima que no fue, pero que en cambio transmutó almas encontradas en un vaivén de existencias soterradas.
Pedro, sólo queda saber cuando podremos gozar de una edición, aunque sea limitada, de estos POSTAZOS que forjan la espina dorsal de la CRONICA DE LOS MINUTOS QUE NO PASARAN. Como siempre, te dejo tarea.

MORTALISIMO.

Edward Padilla dijo...

Pieza de colección, carajo.

jazzy13 dijo...

Asere PG..Los demas lo han comentado todo..DE OPERA!!..

Exquisito!!..

Exitos,

PD
Secundar la mocion del Fontana,y de tantos otros finos dilectantes sera siempre un acto de fe, y diafana amistad..Pongale fecha a su primogenita obra cuentistica..

3smirn@ dijo...

De la fotografia se asemeja, a una postal de navidad la estrella de David y el pueblito de Belen.

En cuanto al cuento, me sumergi en el, oye pero que imaginacion la tuya.Me encanta como mantuviste el suspenso hasta el final, pensamos que eras un aventurero en tus viajes fotograficos, de esa manera. Pero ya veo que es mas la aventura con la vida y la naturaleza la que te inspira a crear hasta con un cuento un nuevo renacer.

ACV2 dijo...

Bueno....pronto vamos a tener que recopilar los cuentos y publicarlos, este está genial...la verdad que en estos días estas inspirado.

“…como si yo fuera el macho Alpha de una manada…”, la botaste.

Un abrazo hermano.

YO dijo...

Tuve la desgracia de encontrarme cara a cara con esta enfermedad..asi que no tuve mas remedio que subirme al ring con ella y tener el combate mas duro que se puede tener en esta vida...perdi por KO.....
la vida es corta..muy corta..tanto, que cuando te das cuenta que estas vivo...te mueres.
Buen "cuento" Pedro...

© dijo...

Y por un momento me dio por pensar que usted estaba haciendo una confesión...Pensé para mi: "Ay coño, se soltó el loco". Respiré hondo al discernir que eso era usted que estaba de cuentista...

El Ktro

Pedro Genaro dijo...

Gracias Gaviota, más que un título de cuento es una decisión de vida para mí.

Guido...qué pasa? No se me atortoje!!!

Miosotis, gracias por volver, hacías mucha falta por aquí.

Sheila, gracias por tu solidaridad, se ve que te identificaste mucho con el cuento.

Harold, jajaja, usted es mi hermano! Contrale como me hubiera gustado andar en el Coqueto con ese Sheriff.

Huáscar, mil gracias hermano, tenemos pendiente una junta para hablar más de fotos.

Faustico, mil gracias mi hermano, que bueno que te gustó! "De navaja..." me gustó mucho esa descripción, porque sugiere que es cuchilloso y corta venas, jajaja!

Edward, mil gracias mi hermano, si tú lo dices sabiendo de esto...quien soy yo para rebatirlo? Mil gracias!!!

Jazzy13, gracias mi hermano compueblano...a ver como nos ponemos a eso.

3smirn@, qué poderoso ese comentario mi hermanita! No me conso de releerlo. Gracias mil!

Acv2, jajaja!!! La verdad es que hasta a mí me gustó la expresión...cosas que a uno se le ocurren cuando estudia la naturaleza y ve mucho Discovery Channel.

Yanko, sé lo mucho que significa para tí leer sobre esta enfermedad, gracias por leerlo y comentarlo.

K-tro, como le explico...en realidad hay mucho de experiencias vividas en ese cuento, no necesariamente en base a ese personaje que le llamó la atención.

Jose A. Uribe dijo...

No quise dejar de comentar esta obra de arte. Te había dicho que no lo quería hacer de reflejo, hacer un comentario por compromiso, pues había leído el cuento, y creo que no se merece un comentario de esos rapidongos.

La historia desde el principio intensa. Todo muy gráfico, el vestido rojo, las curvas, la forma de sentarse,el coqueteo... este ultimo lo manejaste simple y espectacular, muy directo pero de suave transito.

Llevaste la historia al climax donde el morbo protagonizaba la historia y componía el final. Pero Oh sorpresa!!!!, la sensibilidad humana magistralmente expuesta nos invade, nos hace sentir culpables de haber pensado morbosamente y comparar la tristeza de este desdichado personaje, que intenta tirar una aventura con su mochila cargada de recuerdos desgarradores.

Resaltas muchos valores: Desicion, honestidad, romance, amor..

Una historia fuera de lo común, creativa, dulce y aterrizada.

Un abrazo