miércoles, noviembre 25, 2009

DIEVCM

Hoy es un día muy importante para el mundo, y de manera particular para nuestro país. Es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer (DIEVCM). La propuesta la hizo precisamente nuestro país y fue aprobada por la Asamblea General de las Naciones en el año 1999, pero ya desde el año 1981 había sido aprobada en el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, celebrado en Bogotá (Colombia). La selección de la fecha es obvia para los dominicanos...un día como hoy se produjo el cobarde y macabro asesinato de Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, junto al chofer que las acompañaba. La saña con que se produjo el hecho habla muy claro de como el despertar de las conciencias en nuestro país tenía puesto el dedo en la yaga de la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo Molina.

Me gusta sobre todo la parte de "Eliminación", porque supone la voluntad de erradicar este mal...y supone que el seguimiento trascienda el interés que se le pone a un solo día. Solo en este año han muerto más de 72 mujeres por violencia intrafamiliar...al menos que se sepa...qué me dicen de las mujeres golpeadas psicológicamente que han optado por el suicidio como una salida a su situación...y qué tal las que aún viven pero estan sumergidas en un infierno, despreciadas, infravaloradas, acosadas, discriminadas y hasta aterrorizadas, no solo por su pareja, sino también por las mismas fallas de la sociedad que muchas veces no resuelve categóricamente los abusos contra la mujer, y no solo en la justicia, sino en todos los ámbitos sociales. Definitivamente hay que aprender a formar hombres y mujeres más conscientes y sensibles sobre la importancia de las mujeres.

3 comentarios:

Rafelina dijo...

muy muy cierto Pedro todos debemos cambiar nuestras mentalidades pero aveces es como digo "las primeras machistas son las mujeres" ......

Nikkei-Girl dijo...

Muy cierto, mi estimado Pedro.

La clave está en formar mejores mujeres, que sin lugar a dudas llevará a mejores hombres.

No nos olvidemos que el primer contacto de todo hombre en potencia es precisamente las entrañas de su madre.

Nosotros, los padres de la nueva generación debemos de tener esta situación como tarea primordial... hacer de nuestros hijos e hijas entes de bien con sólidos principios morales que no lleguen a tales aberraciones, ni en sumisiones que puedan acabar en el cementerio.

Abrazos!

3smirn@ dijo...

Gracias por ser una voz, en nombre de l@s que sufren en silencio!