martes, abril 01, 2008

Carnaval de Baní: Entre todos los Cachúas (2)


La admiración de Panta hacia los Cachúas fue inmediata, lo desarmaron con su humildad y sencillez y lo armaron con un fuete. En cosa de minutos ya panta había recordado el golpe de muñeca que hace sonar el látigo de cabulla, y que tantas memorias de Salcedo en su niñez le trae. Allí estaba el cardiólogo, el cirujano intervencionista involucrado en un repique de fuetes con los más jóvenes prospectos cachuítas, como un niño entre los niños en la escuela donde todos se preparaban para el desfile.

5 comentarios:

Saul dijo...

Apreciaria mucho unas clases en manejo de fuete, pues una vez en el valle de Macutico (parque Nacional José del Carmen Ramírez), por estar de curioso y afrentoso también, me he puesto a inventar con un aparato de eso'... casi pierdo parte de mi pabellón auricular izquierdo (me iba a llevar media oreja), me quedó la marca, jeje. Dolió si :)

Yeyo dijo...

Evidentemente, que el niño mayor es el mas feliz, sin duda que lo es. Por que estas manos que empuñan este fuete con sabor a pueblo, con sabor a campo, son las mismas que se posaron cariñosas sobre las cabezas de estos niños y con acento llano y sencillo le pregunto a cada uno de ellos: y como te llamas?, y sabes fabricar los fuetes?, y sabes hacer un trompo?, un fufu?, un tirapiedra?, jugar bolas?, y en que curso tu estas?, te portas bien?, asi mismo portate bien mijo.
Esas manos que empuñan el fuete son manos en las cuales cientos y cientos de personas han puesto sus vidas en ellas y la han mantenido y mejorado, por que son manos prodigiosas, capaces de usar en nombre de la ciencia los mas costosos y sofisticados equipos medicos, de igual forma que sostiene un cafe en cualquier cocina con techo de yagua y piso de tierra o una mazorca de maiz sancochada con leña en el fogon improvisado a orillas del rio.
Estas son las manos que necesitamos tener todos, para atrevernos a tocar, a bailar, a compartir con los humildes, con los niños, con el futuro, con la vida nueva, manteniendo los pies sobre la tierra sobre nuestras raices que deben ser inolvidables e inegociables por mas tiempo, conocimiento y dinero que nos pase por delante.
En esta foto no hay montaje, solo 5 niños felices y el mas feliz es el rubito que sonrie, alegremente, franco y sincero; HE DICHO!!!!.

Pedro Genaro dijo...

Saúl, el Panta es un experto que domina el fuete como montar en bicicleta...ya sabes lo que dicen, una vez aprendes, nunca se te olvida.

yeyo, la verdad es que yo disfruté siempre el doble viendo al doctor gozando con ese baño de pueblo. Nunca podré estar suficientemente agradecido con Anthony por presentarme al Viejo Panta.

Manolo dijo...

Ver al panta disfrutar con ese fuete,me remonta a mi niñez,cuando un tio me mando' a hacer un fuete y me lo regalo';vaya regalo,ojala poderlo tener hoy dia. Fue tal lo que represento ese hermoso regalo,que solo lo usaba para cortar cogollitos de malezas en las orillas del rio,adquiri' buena punteria y me sentia tan satisfecho con el instrumento mis azañas,que el unico sitio donde lo guardaba seguro era en el armario del cuarto de mis padres.Gracias a ellos por permitirmelo(aunque bajo protesta)...Para concluir,YO SI SE LO QUE EL PANTA DISFRUTO.Gracias por darnos tantas lecciones de niños.
Manolo

Kutty Reyes dijo...

Lo mejor No es simplemente panta el " INDIANAPANTA" ya lo vi es mortal su latigo pantesco un cuchillo, creo que si el niño de la derecha no se agacha le vuela un ojo con ese latigo asesinesco.

Pannnnnnnnnnnnnnnttttttttttttttttttiiiiiiiiiiiiiiilllllllllllllllllllaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, que dira Manolao al ver esa foto traidora que Genalo te tomo, he he he.

Abrazos a mis hermanos del alma, claro esta Genalo, Pantilla, Anthonelli