domingo, abril 27, 2008

Fotografo Invitado: Frank Peralta


A mi amigo Frank Peralta lo conozco desde hace ya varios años a través del Ajedrez, y quiero publicar esta hermosa foto de esta niña vegana que posa con orgullo al lado del pabellón nacional. Gracias Frank, es un orgullo para mí que me permitas reproducirla en este blog.

13 comentarios:

Saul dijo...

Nueva sección? Me gusta mucho y bienvenida sea, sobre todo si se trata de conocer otros fotógrafos!

Jose Miguel Pantaleon dijo...

Pile... Yo no se porque guardo tantos recuerdos en esta cabeza.Las escribo para curar las heridas y sellar las marcas de la infancia.
Para cuanto tenia esa edad,estaba en la Escuela Rural "Conuco Salcedo). Si los profesores imaginaran el orgullo que produce a un estudiante subir la bandera a las 7:30 de la manana, antes de entrar a clase,la turnaran a cada estudiante por dia en forma rotatoria.
Lamentablemente en mi epoca no era asi y ahora desconozco los criterios para elegir al agraciado. Espero que esto haya cambiado.
Muy pocas veces fui llamado a subir la bandera, pero tampoco a bajarla.
Los criterios para tener "ese honor" en lo que fue mi apreciacion para esa epoca y que aun no olvido eran los siguientes:

Ser buen estudiante ( yo no lo era)
Ser puntual ( yo no lo era)generalmente me quedaba en el camino distraido con mi tirapiedras, con las ciguas y los petigres.

Estar impecablemente bien cambiado, uniforme limpio y con los pies calzados (tampoco cumplia con este criterio). Andaba despeinado,estrujado de encaramarme en las matas de naranja,maroteando en el camino y en mi maleta(que ahora es una mochila) "un lapiz sin borra,un cuadernito y dos ciguas tiesas"

Los mas adinerados,los que no tenian problemas existenciales, era logico que calificaran para estos fines.Estos cumplian todas las reglas.

Por tanto siempre percibi, vi una separacion entre ricos y pobres. La bandera siempre fue para los ninos riquitos.Los pata por el suelo no vivimos esa emocion, ese acto de amor la patria. Yo me moria de envidia, siempre en la fila esperando que me llamaran... pero que va, siempre eran las mismas caritas.

Siempre me costo conformarme con cantar el Himno Nacional.. a la bandera le puse pocas veces la mano.

Yo recuerdo bien eso. Yo queria mi bandera,siempre la quise, la quiero y la querre. Me hacian pintarla todos los dias,me amenazaban con no equivocarme al colocar el rojo y el azul y hasta me ensenaron en esa epoca que si la bandera quedaba bajita en el "mastil" era peligroso pues anunciaba guerra.

Yo no entendia,nunca lo entendi y no lo entiendo todavia. Mi bandera flotaba sobre un "Mastil" humilde y pobre que era una vara de "Bambu" y que con el tiempo fue sustituido por uno de hierro.

Yo era un experto en nudo (el nudo de la bandera es muy especifico),pero ese no me lo dejaron hacer sobre su driza. Tambien nos ensenaron como de doblaba la bandera y como guardarla.Tambien nos ensenaron que al subirla habia que hacerlo lentamente y para bajarla tambien.( Esto daba tiempo a que el himno no acabara antes de tiempo y culminara con el evento).

En conclusion... subir la bandera fue un premio que yo nunca gane. Aunque de corazon e imaginariamente, mi amor por este lienzo subia y descendia junto a ella.

Profesores... intercambien, roten este evento, que los ninos guardan recuerdos.

El viejo Panta

Vanessa Ricart dijo...

Me recuerda mis tiempos de cole,en mi caso yo era super timida, digo cotinuo siendo, pero en el cole todo el mundo decia que yo era muy tranquila.........

JLTerrero dijo...

Estimado Panta, mi hermanaso PG y pacientes disertantes..Inicio con esta simple reflexion, de mortal Barahonero amigo:
Cuan osado se hace el amigo q narra lo q siente, especialmente cuando el infortunio, le premia con lo q jamas merece..

Un gran trovero, nos premia con la siguiente atinada linea:

"Pobresito mi patron, piensa q el pobre soy yo"..

Panta en mis colegios, Fernando A. de Meriño, Divina Pastora, Y Barney N. Morgan, premiavan en el segundo con las observaciones q usted saviamente señala, y en el ultimo, a los q la rebeldia, o la hiperactividad, nos hacia eliminar el cascaron, desde muy temprano, entonces para mantenernos alineados, habia q ajebrarse con la subidita y bajadita de la magica bandera, frente a todos los amiguitos, o enemiguitos..sin dar piquetes, ni hacer moriquetas..jodia vaina esta eh..a PRIMA hora de la mañana..

Sin rencor q usted nunca anida, usted orgullozamente, ha subido en silencio, mas bandera q cualquier, alto mando militar de los nuestros, q usualmente no han participado, mas q en la batalla del enriquicimento ilicito de la corrupcion...

Dejenme compartir este cajuilito:

Himno a Juan Pablo Duarte
Letra: Ramón Emilio Jiménez
Música: José de Jesús Ravelo


En la fragua de la Escuela nuestra Patria fue forjada
el calor de tu enseñanza le infundió vida sagrada.

La gloriosa Trinitaria que fundara tu heroísmo
fue la cátedra primera de moral y de civismo.

Fuerza era que un maestro preparara la conciencia
Donde había de hacer la soñada independencia.

Y es así como cantando tus virtudes halla el estro,
junto al Padre de la Patria, la figura del Maestro.

En la Escuela se te honra por tus hechos sacrosantos
con las letras y las notas encendidas de sus cantos.

Y al honrarte recordando tu patriótico heroísmo,
Es al prócer y al Maestro, que los dos son uno mismo.

La Bandera dice Patria, y al decirlo se revela
que es alma de la Patria señalándonos la escuela

Sin rencores,

Exitos,

Jose A. Uribe dijo...

El viejo Panta me ha sacado dos lagrimones. Uno de pena imaginandomelo mirar la bandera izarse en un acto que el no podía realizar, y otro de risa imaginandomelo todo desgreñado y estrujado, con su maleta con dos ciguas tiesas, jajajaja que risa!!!!

De todos modos muy linda la niña y su bandera. Enhora buena a la nueva seccion de fotografos invitados.

Saludos

Kutty Reyes dijo...

Pantiiiiiiillllllaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, que bello texto, la verdad panta, que tus escritos son magistrales y siempre me llegan al corazón, coño ya se por eso te metiste a cardiólogo, no lo avía pensado antes, jajjajajajajajajajajajajaja.

La verdad panta te felicito son pedacito de tu historia que conmueven, que bueno que tu escribes en este blog, ya que en otros NO. jajajajajajajajajaajaja

Abrazos viejo Pannntiiiiiiiiiilaaaaaaaaaaaaaaaaa

Cocó dijo...

Ante todo mis felicitaciones a mi hermano José Miguel por su escrito, por su capacidad para expresarse y por la habilidad que tiene para sacarnos lagrimas y a la vez hacernos reir. Aunque narra su dolor por la exclusión, en el escrito hace gala de su orgullo patrio, enalteciendo asi los sentimientos mas nobles, a la vez que da cátedras con la autenticidad que le caracteriza.

Me permito confirmar las reglas que imperaban en nuestra escuela para subir la bandera, al tiempo que les digo que no fuí excluida, porque era muy buena estudiante y además disciplinada en exceso. Mi hermano eligió ser cimarrón desde chiquito,y esta cualidad no se tomaba en cuenta a la hora de designar quien izaba nuestro pabellón tricolor.

Ahora bien, habría que ver las limitaciones de la epoca. Las secuelas de la dictadura trujillista estaban muy frescas. No había sicologos y la rigidez de los profesores de la epoca, les impedia pensar que si se le daba la oportunidad de subir la bandera al cimarrón, esto podría hacerle cambiar de actitud o moderar su comportamiento.

Pero en fin Cheguey, no te angusties y trata de borrar esas huellas del pasado. Míralo como una limitación de la época en que nos tocó crecer.

Yo pienso que te adelantaste en el tiempo, sobre lo que debe ser la filosofia de vida del ser humano, e hiciste lo correcto, aunque te negaran subir la bandera.

Si pudiera volver atrás, yo hubiera elegido ser cimarrona como tu y vivir con la intensidad que tu viviste los años de infancia.

Asume el acto de izar la bandera como sinonimo de cada buena acción de las que somos capaces de realizar por nuestro pais y nuestros semejantes. Si repasaras las vidas que has salvado y todas las buenas acciones que has realizado en tu medio siglo de vida, sumarás miles de banderas izadas. ADELANTE!

Dulciblue dijo...

Pedro muy linda la foto y sobre todo que la chiquita es de la Vega!

A Pantaleon, tengo el honor de ser profesora en mi labor trato de ser justa. Los chiquitos que tengo a mi cargo, todos han gozado del privilegio de subir la bandera. Hasta los mas inquietos se portan bien para que los mande. No me gusta discriminar ninguna personita por nada en especial. Si vivieras en la Vega te invitaria a subir la bandera y de paso a hablarle un poco a los chiquitos del amor a la patria.

Besos!

Kutty Reyes dijo...

Coco eres una katana japonesa, definitivamente los Pantaleón son tremendos escritores artistas te felicito esa comparación es hermosa que si hubieras tenido otra oportunidad hubieras elegido ser cimarrona.

Abrazos para los Hermanos cimarrones.

josé Miguel Pantaleón dijo...

Dulciblue, primero gracias por el beso y luego por la invitación a subir la bandera contigo y los niños de tu escuela.

Me siento mas que honrado con esa invitación y con tan largo escrito para mí, pues ya también estaba acostumbrado a tus cortos besos virtuales.
Una frase de alquien que vive todavia cambió mi vida por completo.

Pienso que el solo hecho de haberme dado el honor de izar mi bandera en esa época, quizás también hubiera cambiado mi vida o por lo menos hubiera mejorado mi conducta, aplicación y puntualidad en la escuela.

Me alegra saber que eres profesora de niños y que les otorgas el honor que me negaron de subir este símbolo patrio. Así, cuando estos niños sean adultos y profesionales, no guardarán el amargo recuerdo de una profesora que repartias besos, pero torcía el peso de la balanza congraciandose con algunos, mientras otros eran menospreciados por alguna condición física, económica o de apellidos etc.
De ahora en adelante mi consejo es que le des ese honor al mas triste de los niños, al más humilde, al más inestable y por qué no, al más inquieto y rebelde.

Que Dios te colme de paz y paciencia para tan digna labor como la de enseñar.

Besos.

El viejo Panta

JLTerrero dijo...

Asere PG y Amigos..
Entonces tenemos q hacer el curso de Magisterio, para q enviemos a todos los macac@s jodones y cimmarrones, a subir y vajar las banderas de la patria..Para q se alejen de cualquier pensamiento revelde, o ideas tirapiedristicas que tiesen ciguitas, o cualquier ave de la floresta..
Dulciblue un reconocimiento a su compromiso de educar, compartiendo valores edificantes..

Exitos,

Dulciblue dijo...

Pantaleon, gracias por tus palabras, dulces y llenas de sabiduria.

Si me permites, me gustaria contar tu anecdota en algun encuentro de profesores, seria importante el crear consiencia.

Un gran beso

J terrero, usted si que es gracioso, me he reido un monton con su ultimo comentario.

besos

Pd: Las faltas de acentos es debido a que no entiendo mucho el teclado de mi nueva pc. Mis disculpas.

E.B. dijo...

Para mí, subir la bandera era lo mas preciado del día. Me preocupaba por saberme todos los himnos y como tuve épocas que llegaba tarde, me perdía la oportunidad tricolor.

Hasta preguntaban si alguien tenía la inquietud de compartir alguna reflexión o parte de la historia de nuestro país que correspondiera al momento, siendo yo la persistente y permanente en la aceptación de tan esperada propuesta.

A veces, cuando era corrida mi participación (ya que a casi todo el mundo le daba miedo)decían de ante mano, alguien que no sea Erika nuevamente!

Recuerdo además, que siempre era la última en irme del Colegio y terminaba siendo también, la encargada de bajar, doblar y guardar la bandera sin error alguno ni daños ocacionados por alguna torpeza de la "jambre" que me daba a esa hora.

Pero lo hacía felíz, ahora sé que me encantaba hacerlo.

ME ENCANTA MI BANDERA!!!
Un Gusto
E.B.