viernes, abril 18, 2008

Falta algo


Pero así como ví muchas aves y zonas con muchos árboles en Ebano Verde, debo confesar que a través de mi recorrido por la cordillera ví otros lugares que francamente me parecieron que estaban en una situación alarmante. La imagen que ahora les muestro se ve muy artística pero lo más importante de ella es que muestra parte de una trste realidad de deforestación, lomas peladas como si un barbero les hubiera pasado un "abejón". Faltan árboles...y muchos!

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Que pena que este asi, pero pienso que eso tenemos mucha culpa nosotros, por no saber cuidar la naturaleza....Es tan hermosa, imaginense si estuviese completa

Jose Miguel Pantaleon dijo...

Pedro, esos arboles no son arboles. Son combatientes de la guerra que caminan en fila india triste, lentos y desolados por la cuspide ascendente de esa montana desertica.

Alla, arriba, en el fondo, a lo lejos, como espectros de ultratumba, varias siluetas perdidas, que marchan con la mirada hacia abajo rocogiendo las raices de sus companeros idos.

Estos son los unicos sobrevivientes del "hacha", y del fuego homicida, que derribo a sus companeros en este....ahora un campo de guerra "sin vida"

Sobre la tierra "la desolacion"
Sobre ese cielo gris "la esperanza mustia"
Sobre el aire "Un suspiro de dolor"
Sobre nosotros,solo un recuerdo "de que eran" y no son.

El viejo Panta

Rakel Elke dijo...

Que imagen más triste y desoladora. Desgraciadamente , cada día estamos más acostumbrados a ver a nuestro alrededor este tipo de imagen, esto es lo que hemos hecho y hacemos con nuestro entorno...

Me viene a la memoria una canción de Macaco, se llama Mama Tierra, animo a todos a que la escuchéis:

"No se trata de romper ventanas,
ni farolas, ni de caras,
mejor romper conciencias..equivocadas..oye..
nadie nos enseñó ni a ti ni a mi,
nadie nos explicó ni a ti ni a mí,
mejor aprender, que corra la voz y quizás conseguir..

Grité, grité...o no lo ve?? (no no no no lo ve...)
va muriendo lentamente, Mama Tierra...Mother Earth..."

Un saludo desde el Mediterráneo.

Anónimo dijo...

Señor José Pantaleón, la verdad que con sus palabras hizo que se me aguaran los ojos, usted tiene toda la razón, me encanta sus comentarios tan acertados con nuestra realidad de vida, siempre leo todo lo que aquí se comenta y usted es un ejemplo por sus expresiones, veracidad y seguridad con la que se expresa.

! Saludos !

V.R

Kutty Reyes dijo...

Pesti, esta foto esta en la categoría gourmet de las foto, en otras palabras no tiene madre, se te fue la mano con esa foto, te felicito no menos de trescientas veces.

Abrazos.

Pedro Genaro dijo...

Anónimo, a mí se me ponen los pelos de punta de imaginar como era nuestra isla en estado virgen. Imagínate que hasta un tipo de Guacamayo teníamos (Ara tricolor).

Panta, yo no pude haberlo dicho mejor. Interpretaste esa foto a la perfección! Igual que VR, me engranujé con tu descripción.

Rakel, precisamente de eso tengo ganas desde que comencé este blog, de romper los paradigmas de la inercia. Voy a buscar la canción, voy saliendo ahora.

Hermano Kutty, viniendo de tí, esas trescientes veces se convierten en trescientos millones de bendiciones para mí, gracias!!!

Dulciblue dijo...

Da mucha pena esta situacion...

gracias por denunciar estas verdades...


besitos

Manolo dijo...

La descripcion que el viejo Panta da sobre este episodio,se ve y se siente tal como una realidad,me impregna la tristeza,de un desolado campo de batalla , donde no hay vencedores , sino vencidos .
Muy buen enfoque hermano.
Manolo

jCarlos dijo...

Es una desgracia esto de la desforestación, te invito a ver el ultimo post de mi blog donde trato un tema semejante con unas fotografias que me suministró una amiga...

E.B. dijo...

"Por más que tu prefieras ignorar estas cosas
sabrás por qué suspiras oyendo una canción
y aprenderás entonces que hay cosas como rosas,
cosas que son hermosas, sin saber que lo son..."

Fragmento "Poema de las Cosas"
José Angel BUesa

Que impotencia presenciar tanta falta de justicia e impunidad!

Ojalá que no llegue el momento en que tengamos que vernos pálidos y sin aliento preguntandonos: y ahora qué?

E.B.