martes, octubre 06, 2009

Hábitat

Es el espacio que reúne las condiciones adecuadas para que una especie pueda residir y reproducirse. Es esencial en la definición que haya seres vivos (elementos bióticos), que se refiera a un área o lugar (elemento espacial). También se incluyen otros factores como climatología y temperatura (elementos abióticos).

Esta definición algo técnica tiene una razón de ser y es que quiero conectarla con otro tipo de concepto que nos importa mucho, el hábitat humano, que es por analogía una extensión del concepto ecológico de hábitat. Así pues, el concepto nuevo se plantearía como el conjunto de factores materiales e institucionales que condicionan la existencia de una población humana localizada (Seres vivos y espacio, para mantener el concepto siempre claro).

Hoy (6 de Octubre) se conmemora el día mundial del Hábitat y quisiera apuntar un par de cosas sobre dos temas que están en el tapete...la "haitianización de la frontera" y las modificaciones que se plantean a la constitución. Sobre el primer tema leía ayer al señor Vinicio Castillo Semán en su artículo sobre este particular y no pude menos que sorprenderme por las grandes incongruencias, intencionadas o no, que plantea. Comienza describiendo el distinguido abogado dominicano cómo el doctor Balaguer creó una infraestructura para el aprovechamiento de los recursos hídricos y defendió la foresta dominicana como un freno para la desertificación en nuestro país. Se cuida mucho de mencionar las "Areas Protegidas", ya veremos más adelante por qué. Sigue una descripción de cómo los haitianos han invadido masiva y pacíficamente nuestro país con énfasis en la frontera y de cómo han traído la barbarie de su territorio al nuestro (en esencia es lo que dice, no necesariamente con esas palabras). De repente, el artículo toma un giro vertiginoso en el párrafo 7 con un ataque frontal hacia los ecologistas, los mismos que defienden la foresta y por consiguiente los recursos hídricos que tanto alaba. Me permito transcribir dicho párrafo íntegro para nuestra mayor edificación:

"Es inexplicable, para poner un ejemplo, que en Pedernales algunos ecologistas y ciertos sectores de opinión pública se movilizan con gran éxito y potencia para lograr la preservación de especies marinas, y no se les oiga decir “esta boca es mía” por la depredación de los bosques que llevan a cabo los haitianos, o por la inexistencia de medios productivos para los habitantes de esa olvidada provincia, en la que parece que los “éxoticos lagartos” tienen más importancia que el desarrollo de esas comunidades del sur profundo."

Un triste párrafo sin duda, que demuestra que un eminente profesional del derecho puede escribir como un total desconocedor en un tema específico, o poner su pluma al servicio de intereses particulares, sin reparar en el daño que se le hace a una nación. Para empezar, los ecologistas llevan años denunciando la tala y quema de bosques en la frontera sin que se les haga caso. El año pasado, tanto Miguel Angel Landestoy como un servidor, desde estas mismas crónicas escribieron estas tres entradas:

1- Quien coño me ha robado mi Bahoruco?, del 9 de Mayo de 2008.
2- Bahoruco, Ley, Decisiones, del 12 de Mayo de 2008.
3- Testimonio de un Cimarrón Banilejo, del 13 de Mayo de 2008.

Pero además existe un pdf que circula con fotos recientes de Ricardo Briones donde responsablemente denuncia una vez más el proceso de deforestación al que está sometida la Sierra de Bahoruco. En el blog Constanza News también se hicieron eco de esta denuncia.

- "La Sierra de Bahoruco" en Constanza News.

Sobre los "exóticos lagartos" mejor ni voy a opinar, para empezar porque no es exótico un animal que sea nativo de nuestra isla, y endilgarle ese adjetivo es obviamente un intento vano de minimizarlo...luego vendrán los "solenodontes exóticos", "los helechos arborescentes exóticos", "los gavilanes exóticos" o la "Sierra de Bahoruco exótica".

El resultado final del artículo con este "corte pastelito" que supone el giro del párrafo 7, desemboca rápidamente en que a Pedernales y Montecristi hay desarrollarlos con infraestructura turística y que se le debe dar exenciones a los inversionistas para que el Cuco de la haitianización no nos coma a todos. Ya yo estoy sinceramente harto de que me vendan al vecino país como esa espada de Damocles que en cualquier momento puede caernos encima...en Haití lo que hay es un estado fallido, y millones de personas sin hábitat, que subsisten con condiciones mínimas de vida, en gran parte gracias a las reservas naturales de República Dominicana. No es casualidad que se les llame RESERVAS y esta isla entera debe dar gracias por el Sistema de Areas Protegidas de República Dominicana, el mismo que tantas veces se encuentra amenazado por las intenciones de "desarrollo", notablemente en Los Haitises, en Parque del Este, en Sierra de Bahoruco, en Montecristi y en el Parque Nacional Jaragua. Para hablar de desarrollo ponganle el apellido correcto que es "sostenible", que contemple realidades, y no que me hablen de situaciones donde solo se van beneficiar unos pocos a costa de rifarse lo que a todos nos pertenece, no solo por ser dominicanos, sino por ser humanos, porque merecemos calidad de vida en nuestro hábitat!

Esto me trae el segundo punto, del que no voy a abundar mucho pues aún se estan dilucidando muchas consideraciones sobre los errores que se plantean para la nueva Constitución de la República. Participación Ciudadana ha señalado varios puntos pero me interesa enfatizar los siguientes que copio íntegro (en itálicas) del correo que circula sobre este particular. Si existe algún error en estos puntos me gustaría conocer la opinión al respecto:

- Se suprimen muchos derechos colectivos incluidos en el proyecto de reforma original, como la defensa del patrimonio común, el disfrute de los bienes públicos, el derecho a la paz, al desarrollo, a una administración pública honesta y transparente, al uso de los avances científicos y tecnológicos, al acceso y libre expresión del ciberespacio, entre otros.

- Los ciudadanos/as ya no tendremos derecho a demandar la inconstitucionalidad de una ley o acto jurídico.

- Ya no será sancionado el hecho de que los funcionarios públicos proporcionen ventajas a sus asociados, familiares, allegados, amigos o relacionados.

- Los funcionarios públicos ya no estarán obligados, como lo están ahora, a presentar su declaración jurada de bienes.

- Se elimina la declaración de que los senadores y diputados son libres e independientes en la toma de decisiones y de que deben actuar en apego al sagrado deber de representar al pueblo que los eligió. Esto significa que ahora deberán más bien seguir las directrices de sus partidos, cuyos intereses estarán por encima de los de la ciudadanía.

- El acceso a la información pública estará condicionado a lo que el Estado considere que es "veraz", según su conveniencia.

- En el proyecto de reforma original se prohibía la reducción de las áreas protegidas, pero esto se cambió para permitirlo si las dos terceras partes las cámaras lo aprueban. Más trabajo para el “hombre del maletín” y adiós los Haitises, entre otras de las tantas áreas protegidas codiciadas por el capital criollo y extranjero.

Aunque entiendo que esto se explica por sí solo, quiero señalar que en un país donde las instituciones están tan débiles que el poder legislativo quiere modificar la Constitución por encima de consideraciones morales, de defensa del bien general y hasta por encima del sentido común, es difícil que el hábitat sea apropiado. Recursos Naturales en buen estado y Fortaleza Institucional se traducen en un mejor hábitat para este grupo humano que llamamos dominicanos.

6 comentarios:

Héctor Emilio (Motika) dijo...

Mi hermano, el estado fallido somos nosotros.

Sobre el señor que refieres, ese no vale la pena ni leerlo ni comentarlo.

Un abrazo

Isabel dijo...

Felicidades, desde Pedernales, desde el Hostal Doña Chava felicidades, nos unimos al grupo de personas indignadas, sorprendidas hasta lo increible, que hemos leido las barbaries de ese señor, mencionando sus lagartos exoticos. No nos dejemos intimidar por palabras de monos. Sigamos defendiendo con criterio y conocimiento aquello en lo que creemos.

Michelle Brea dijo...

Buej... Sin comentarios...

La foto: Bellisima!

Roberto Sánchez dijo...

Gracias Pedro por tu correo. Tienes un espacio verdaderamente refrescante y comprometido con lo mejor. Me encantò y mantenme al día con las actualizaciones.

Saul dijo...

Comentarios sí tengo y cuestiones de más y es que me hace una gracia enferma, y hasta debo admitir que me sorprende, la terquedad de este señor al defender fervientemente, y hasta el cansancio, en su artículo la postura del oh! gran presidente Balaguer, (sólo le falto esa exaltación), frente a la haitianización de la frontera, debería hacer una investigación más profunda e imparcial al respecto, tal vez un simple cuestionario rápido le sirva de ayuda en el camino a su iluminación, podría empezar por tomar a algún morador dominicano fronterizo que sobrepase la cuarta década de vida, por ejemplo, y hacerle una simple pregunta:

¿En en gobierno de QUIÉN vió o conoció usted por primera vez a un haitiano?

Tal vez se sorprenda, y espero su corazón lo asimile, la repetida respuesta: "en los doce años..."

¡GUANAJO!

Karen dijo...

Ya llegué por fin y tengo unos minutitos eufemísticamente llamados "libres"... la verdad es que son "robados", pero no tengo otros. :-) Antes que nada, declaro mi más profunda ignorancia en cualquier materia legal y también de actualidad política. Sin embargo, me parece muy interesante lo que has escrito y simplemente quería hacértelo saber. Pienso que es algo valioso el dar a conocer estas cuestiones de manera amplia, independientemente que respecto a este tema existan tantos intereses creados como posiciones y acciones más o menos censurables. No es que no tenga una opinión, pero no es informada, por lo que no sería responsable. Ahora tengo un nuevo tema de aprendizaje en mi lista.