miércoles, diciembre 05, 2007

En Ciudad Nueva habita mi melancolia


Apenas viví unos 5 años en el Edificio Miramar de Ciudad Nueva, en la Calle Santomé pero solo hago pensar en esa época y los recuerdos se agolpan en mi memoria como reses entrando en un solar por una puerta angosta. Uno de los más lindos es sobre mí, escondido debajo de una cama mientras mi madre afana conmigo para que salga a cambiarme para ir al Consultorio del doctor Federico García Godoy (Odontólogo). Como no estoy en eso una ráfaga de correazos trata de alcanzarme sin éxito y mami, ya cansada...cambia de estrategia y me ofrece tres cosas, irresistibles para un niño de mi edad: Una pizza de la Tabernetta (hacían una pizza a la leña increíble!), Un paseo por el Conde a ver el "Santicló" de la Margarita y una Casatta en Los Imperiales (Helados). Cuando salgo con mi carita de "Yo-no-fuí" me recetan y administran mi respectiva "pela cantada" (también conocida como silábica, algo así como...te-di-je-que-no-cru-za-ras-la-ca-lle!), pero igual me llevan a los lugares prometidos.

En la foto, un letrero de cerámica en la pared es algo de lo que queda aún de esos exquisitos helados. Ah! y gracias a mis lectores por hacerme una importantísima observación...los hamburgers de este lugar eran verdaderamente legendarios.

Otros flashes de esta época:

- Los viajes a Boca Chica en Familia, con una neverita de aluminio y los vasos encerados con diseños chulísimos de colores, y no se podian quedar los famosos spaghettis. También nos parábamos en una freiduría antes de llegar a la playa de una señora llamada "Manita". Longanizas y tostones, Pecao Frito, Morcillas etc..., ah pero ustedes creen que estos 6'2" se consiguieron comiendo "conflé" (Corn Flakes) nada más?
- Mis cruces al Malecón sin permiso para ir a recoger piedrecitas de colores a la playa...recuerden...estamos hablando de 4-5 años pero iba con un jovencito algo mayor que yo llamado Miguelín...esas fueron otras dos pelas cantadas...no quise saber cómo se oía la melodía de una tercera.
- Los vendedores ambulantes de Jalao, Bizcochitos, Borrachitos, Pan Camaron, arrocitos de colores y juguetes (pistolas de agua multicolores, yo-yos, cla-clas etc...).
- El Album de Topo Gigio.
- Mi primer traje, hecho donde el señor Charles Dore.
- Los pececitos que teníamos en el patio y que intercambiabamos con otros jóvenes del barrio...recuerdo mi impresión cuando ví por primera vez un pez moliné...negro enterito! qué cosa más bella! Estaba acostumbrado a ver "Colespadas" y "Guppies" pero esto era algo nuevo...quien sabe si mi afición por la naturaleza tiene también fuertes raíces en este período.
- La Farmacia de Doña Monina que nos quedaba justo al lado.
- Los caballitos, indios, vaqueros y soldaditos de plástico.
- Los muñequitos en la tele Blanco y Negro: Fantasmagórico, El Hombre de Acero, Astroboy, Moby Dick, Magilla Gorilla, Birdman, El Trío Galáctico, El hombre par, Yam Yam y el Genio, Batfin y Karate, Jonny Quest (mi favorito!), el llanero solitario y otros...
- La musica: Los Angeles Negros, Camilo Sesto, Lucho Gatica, Johnny Ventura (El Pinguino!), Iris Chacón.
- Los Programas de Televisión: Sábado de mi ciudad, La primera versión del Gordo de la Semana, El Show del Mediodía.
- Las series y sitcoms: Los Monkees, Embrujada, Mi bella genio, Sombras Tenebrosas (Barnabás Collins), La Isla de Gilligan, Los Bandidos, Bonanza, Wyatt Earp.
- Los besos que me dí con mi primera novia, Ninoska...mi vecinita del frente en la Santomé...quien dijo que un niño de 4-5 años no tiene buena memoria de cara al futuro?
- La entrada de los barcos que se anunciaban con una bocina ronca y prolongada.
- La Sirena de las doce que se oía desde el Muelle.
- Mis visitas al Correo (Instituto Postal), hoy desaparecido y que estaba donde hoy se encuentra la Plaza España, que ya existía pero no era tan grande.
- La Galería de Arte Nader en La Atarazana. En ese tiempo creo que vendían más en artesanía que en arte.
- Los Cines Independencia, Elite, Colonial, Triple, Olimpia y Rialto entre otros que quedaban muy cerca. Uno que no quedaba tan cerca pero que me llevaron para ver una pelicula china de artes marciales fue el desaparecido Autocinema Iris, en la Feria.
- Un Budha de Jade que saqué del Joyero de Mami para regalarselo a mi profe Octavia de Holguín de Pre-primario y Primero en el Colegio Calasanz, que era mi infatuación...tan lindo yo. Desde luego que mi profesora se lo devolvió a mi mamá.

15 comentarios:

Elvis Mejía dijo...

Buenos recuerdos. En algún sitio harán la Casatta? Peter, recuerda esos hamburguers famosos de los imperiales y el abanico graaaaande que había, que le decían ciclón.

Jose Uribe dijo...

Cuantos recuerdos!!!!
Esos helados, los hamburgers como dice Elvis. Todavía me recuerdo que eran los mejores, bien simples y siempre buena carne y su lechuguita.

Se recuerdan que vendían helados de Uva de Playa????

Soaris dijo...

No hay nada mejor que recordar, como dicen por ahi: Recordar es vivir....

besitos

Kari dijo...

Diache pa`a mi me dieron uan pela de esas, que momentos aquellos...jeje

Juan Jose dijo...

Excelente lugar, una pena que se perdiera. Alguien sabe que paso?


Y habran dejado ese letrero ahi como tributo?

kari dijo...

Bueno aunque no somos de la misma epoca:P

Era debil con esos viajes a la playa, en lo particular mi madre nos llevaba los domingos al puente "Juan Carlos" que esta por las Americas a montar bicicleta y pasarnos la tarde dando brincos:D Y como olvidarme de los arrocitos...umm que rico!

JLTerrero dijo...

Asere..Exquisito, como las hamburguesas, y los helados mencionados..Esa pela venian conectadas al nombre completo del impetrante, incluyendo su apodo..

Exitos,

Joan Guerrero dijo...

Lo que hace la nostalgia.

~*~* Roxx ~*~*~ dijo...

Yo viví los 1ros 6 años de mi vida en Ciudad Nueva , especificamente en la Calle Padre Billini !!

No recuerdo mucho , pero siempre me llega a la mente una Sra muy mayor , que vivia sola en un cuartico de casa que quedaba en la esquina de la mia !! Y la tienda de cosas de cumpleaños que quedaba en la otra esquina tambien !! Jejej, y los helados Nevada del Conde !! :D , y cuando mi padre guardaba su camioneta en un parqueo en la independencia , por la San Judas , y retornabamos a casa yo montada en su espalda !!! Todo eso lo recuerdo ! Que bien !! :D :D

Wendy_NYC dijo...

si el abanico..las paredes mitad verde militar y blancas, tenian servicio al carro, los mejores hambuerguer y claro ice cream soda!

luego se fueron a arroyo hondo! wow...good times!

helado de uvca e playa siiii

Anónimo dijo...

Los Imperiales era unlugar especial para nosotros...veniamos de la gran manzana a comer helado hechos in Rep. Dom. que emocion...aun recuerod la sombra que hacia el abanico alias ciclon, cuando los rayos de luz penetraban por los portones que parecian que era para la entrada de los gigantes...bueno imagenes de mi infancia...que chulo es rememorar! Thanks for waking up my senses.... Doll'g

lagitti dijo...

El helado de uvas de playa y de tuttifruti de Los Imperiales es inovidable.
las sorpresas Popeye, el camión de helados que tocaba "Do-Re-Mi" de The Sound of Music -La Novicia Rebelde. qué tiempos.

Rom@&ris dijo...

Al leer este post me llegaron muchas memorias de mi infancia (no tan lejana) pero escribir acerca de tantos momentos agradables y tantos personajes pintorescos sería extenderme mucho. Sólo agregaré con la nostalgia que tengo en este momento la frase que tienes al inicio de este blog "El recuerdo es el único paraiso de donde nunca podemos ser expulsados"

Joseline dijo...

Los Imperiales fue un punto de encuentro de los tiempos que se han ido...por qué no podemos conservar estos espacios tan simbólicos? porque los lugares desaparecen,se transforman y sólo quedan perennes en nuestra permanente evocación...en la memoria...en la quimera...

Lucy Bautista dijo...

Casi me haces llorar :) Te faltó "El Capitán Kid" con Tora y su gata Yara.