viernes, diciembre 21, 2007

Mi cielo


Ayer fui a Salinas de Baní junto a Mi amigo Henry Fondeur y nuestros hijos Enrique y Pedro Gabriel. Mientras cruzábamos el Puente Sobre el Río Nizao nos fijamos en lo precioso que se ponía el cielo hacia el sur y lo bien que se veía reflejado sobre el agua, así que nos desmontamos a hacer unas fotos. A medida que avanzaban los minutos, el norte también se iba poniendo bonito y además teníamos una mejor imagen del río. Además, el puente nuevo sobre el que tirábamos las fotos no está en servicio, así que teníamos la ventaja adicional de no preocuparnos por el paso de vehículos. Esta es una de las imágenes que más me gustaron de las que tomé y lo que la hace atractiva para mí es esa mezcla de simplicidad entre la tierra y el río, como una foto casi en blanco y negro, mientras el sol...pinta desde mis espaldas el horizonte con tonos de pastel.

7 comentarios:

jlterrero dijo...

Q tremenda joyazaaaa!!..Asere Magica!!..Como las improvisaciones q estoy escuchando, q emanan entre la sonrisa, el alma, y las manos del gran Wesssst Mongomery!!!..

Exitos,

Argénida Romero dijo...

Hola...me encantan los atardeceres. Bueno, este es mi primer comentario a pesar del tiempo que tngo leyendo tu blog. Un placer conocerte en persona.

Jose Uribe dijo...

Hermoso contraste.

Mi punto de vista observa:
Arriba: La maravilla que nos guarda el señor en el cielo.
Abajo: En la tierra lo que el hombre va cosechando por creerse Dios.

Espero en fé llegar arriba y vivir en el. Pero como dice el padre Gerardo "Dios nos tiene a todos un apartamentico en el cielo, aquí abajo es que debemos hacer la llave que lo abrirá en su momento"

Para los que no están haciendo su llave, gócense mientras tanto las fotos del cielo de Pedro!!!!, aunque al final....... será siempre de Pedro.

----En otra onda----
El ver como languidecen nuestros ríos y en este caso el río Nizao, me retuerce las tripas.

Ahí precisamente en Lucas Días, recuerdon los domingos en familia que nos bañabamos en un río de hermosa rivera. Que en tiempos de mangos comprabamos par de latas y nos las abrochavamos entre retozos y chapuzones.

Dejamos de ir cuando un primo casi se ahoga al caer en un hoyo dentro del cauce que cavó una planta de agregados que en esos días comenzaban a darle con banda.

Pedro Genaro dijo...

JL, gracias por tu comentario. Cuando trabajé esta foto no podía dejar de recordar el libro Retratos del Mundo (1890-1914) por Marc Walter y Sabine Arqué, que toca el tema de los "Fotocromos" (Gracias Alfonso Lomba! Tremendo regalo!).

Argénida, el placer fue mío, un honor que leas mi blog. Espero que te sientas en tu casa.

José Uribe, magníficos comentarios esos que refieres...arriba la creación divina, y abajo lo que ha hecho el hombre con la creación de Dios.

Soaris dijo...

mi Delirio, excelente!!!

besitos

Romayris dijo...

Precioso, hasta parece un cuadro

LiZzYe dijo...

Wow como siempre me sorprendes :d Gracias a Dios por el don q te dio.

un abrazote.