jueves, octubre 16, 2008

Dependiendo del cristal con que se mira.


Agua condensada de los sudores, salivas, jadeos, suspiros que años antes empañaron el vidrio del carro...o al menos eso quisiera yo que fuesen las gotas de lluvia que estan en realidad del otro lado del cristal.

Para ver esta foto les recomiendo una hermosa canción de Andrés Calamaro, llamada "Soy Tuyo" de su producción "La Lengua Popular".

7 comentarios:

La Muela dijo...

Mr. Peter aqui estoy con mis dos partners que regularmente estan conmigo a esta hora, ayudandome a organizar mi mente para la larga faena diaria que me viene por delante. Y estos son, mi acostumbrada taza de cafe y mi bellonera...una cuora, presiono B12 y ahi esta el Calamaro con esa cancion. Casualidad de la vida que anoche estaba escuchando esta cancion y traduciendola a una amiga Rusa, para que la entendiera.
Y ahora que veo esto me imagino estando con ella en el carro, en el carro de la vida, aunque menor que yo, no me importa, no le importa. Esperemos a ver hasta donde nos da la gasolina.
Un fuerte abrazo hermano mio.

P.S.:Hoy es la gran noche en Hard Rock Cafe, estare a tu lado mas orgulloso y feliz que tu, en espiritu. Hoy me tomare un trago a tu nombre para celebrar contigo esta vainita.
Felicidades mi hermano una vez mas. Disfrutalo que tu te merece esto y mas.

~*~* Roxx ~*~*~ dijo...

Bueeeno :D :D :D Y quien no quisiera que fuera eso¿? Desafortunadamente era una ¨molestosa¨ lluvia.

Me encanta esa canción de Calamaro.

Anónimo dijo...

Aunque para algunos todo depende del cristal con que se mira, otros con mirada de cristal reflejan los colores de sus pensamientos... Y son entonces gotas de emoción las que se condensan al resbalar por sus mejillas.

tb

Arturo dijo...

Querido Pedro:

El título del post de hoy me llega cerca.

Resulta que los versos completos son así:

"En este mundo traidor
nada es verdad ni es mentira;
todo es según el color
del cristal con que se mira".

Esta frase la dijo Ramón de Campoamor, poeta español nacido en Navia, a 14 kms. de donde nacieron mis padres.

En el parque de Navia hay una estatua de él que siempre recuerdo visitar con mis padres cuando pequeño (esta es la foto http://www.guiaweb.org/foto-243129031-parque-de-campoamor---navia.html ).

Ahora mi mamá tiene un apartamento en Navia. Mi mamá también conserva un libro con hojas de papel de seda con las obras completas de Campoamor que le regaló mi padre, seguramente cuando novios o algo así...

Aquí pueden ver la biografía de Campoamor http://es.wikipedia.org/wiki/Ram%C3%B3n_de_Campoamor .

Un abrazo,

Arturo

Dulciblue dijo...

precisicima foto y hermoso lo que escribes

Pedro Genaro dijo...

Harold, tú eres sin duda uno de los mejores amigos que hecho en este año, cumpliendo así con una promesa que hice junto a mi amigo hermano Alejandro Campusano (en La Habana, Cuba...año 1991) de al menos hacer un gran amigo al año. Qué casualidad que esta canción estuviese tan presente en tu bellonera mi herrrrrrmano. Espero que tengas ese tanque de gasolina bien lleno para que dure mucho ese paseo al que te refieres, y si cees que vale la pena rellenar el tanque pues tire p'alante!

La noche en Hard Rock Café fue efectivamente muy chula. Como ya sabes, conocí personalmente a Roger y a su hijo. Había muchos blogueros amigos, no me puedo quejar y muchas personas se acercaron para manifestarme cuanto disfrutaban de la página. La verdad es que tuve muchas satisfacciones.

Roxx, así mismito es...pero no te creas, la lluvia no siempre es molestosa, a veces es la excusa perfecta para refugiarse en un zaguan, para apechurrarse debajo de una sombrilla o para quitarnos la chaqueta y tener el detalle de tapar a un ser amado o protegerle del frío.

tb, muy buena tu observación!!!

Arturito, qué bueno ver un post tuyo por aquí mi hermano!!! Busqué algo de Ramón de Campoamor y me encantó esta poesía:

TU BOCA

Para formar tan hermosa
esa boca angelical,
hubo competencia igual
entre el clavel y la rosa,
la púrpura y el coral.

Mintiendo sombras del bien,
en ella el mal se divisa,
por lo que juntos se ven
ya la apacible sonrisa,
ya el enojoso desdén.

Y en los senos abrasados
engendra con doble holganza,
o con tormentos doblados,
cada risa una esperanza,
cada desdén mil cuidados.

Cual las conchas orientales
en tu boca, y por vencerlas
muestra en riquezas iguales,
cuando desdena, corales,
y cuando sonríe, perlas.

Y si con sombras de bien
tal ez el mal se divisa,
es porque en ella se ven
guardar la miel de su risa
las flechas de su desdén.

Si a mí su rigor alcanza,
al ver su hermosura, siente
el corazón doble hlganza;
y aunque un desdén me atormente,
déme una risa esperanza.

¡Bien haya la ducle boca,
que sólo sus frescos labios
el aura pasando toca;
que haciendo el ámbar agravios,
su miel a gustar provoca!

¡Oh, bien haya cuando ufana
dando enojos a la rosa,
muestra su cerco de grana,
fresca como la mañana,
como el azahar olorosa!

Y si acaso dulcemente
suelta plácida congojas,
ya es el rumor del ambiente,
ya el susurro de las hojas,
ya el murmurar de la fuente.

Si alegres sones respira,
las aves del prado encanta;
y si a vencerlas aspira,
con las que gimen, suspira;
con las que gorjean, canta.

Tu miel, aroma y colores,
rinde en amante oblación,
flor, ante cuyos primores,
mustias é inútiles flores
las flores del valle son.

El néctar mas regalado
deja que de amores loco
beba en tu labio abrasado;
para una abeja es sobrado
lo que para muchas poco.

¡Mas ah! que vertiendo quejas,
me esquivas tu dulce miel;
en vano de una te alejas
si ves que miles de abejas
poblando van el verjel.

¡Ay de la rosa encarnada,
que en su seno de carmín
niega a una abeja la entrada!
Tantas la acosan al fin,
que queda sin miel, y ajada.

¡Ay de las cándidas flores,
si alzan su capullo tierno
del estío a los ardores!
¡Ay del panal, si el invierno
lo hiela con sus rigores!

Dame los gustos sin tasa,
pues ves qeu el sol estival
las tiernas flores abrasa;
mira que amarga el panal
cuando de sazón se pasa.

Ríndete a mí placentera:
no te rinda con agravios
de abejas la turba fiera:
que herir esos dulces labios
herirme en el alma fuera.

De ese tesoro las llaves
dame, y sus dones ardientes
libaré en besos süaves,
sin que lo canten las aves,
ni lo murmuren las fuentes.

carmensabes dijo...

Colores

La tristeza es roja
El invierno verde
Blanco de luto
Noches amarillas
Negro de la alegría
Tierra rosada
El amor es café
Colores...
algún día
descubriré sus secretos.


Este poema es de:
de Néstor Martínez


Gracias por enlazarme, yo también lo hice, un placer pasear por aquí ..lo cual seguiré haciendo...

Un abrazo