miércoles, octubre 01, 2008

Dish (Trivia)

Esta especie se llama Lechuza Común o de Campanario (Tyto alba) y es una de las especies con más amplia distribución en el mundo, incluyendo la República Dominicana. Una de las principales características de los búhos y lechuzas es el llamado disco facial, un diseño que tiene una función increíble, tal vez única en el reino animal. La trivia consiste en explicar para qué sirve este diseño y como compensan estas aves la "limitación" de tener los ojos colocados al frente en vez de a los lados como otras aves. Si quieren una ayudita...ya se la dí, solo lean bien desde el "cumencipio".

------------------------

Cierre de Trivia a cargo de José Alney Uribe:

Para mí es un grato honor y a la vez reto tener que hacer una investigacion extensa que funcione como cierre de trivia de esta especial ave de nuestros cielos cuando se posa la noche. Despues de tantas respuestas correctas, es para mi al mismo tiempo fácil y difícil el aportar informaciones que aporten sustancialmente a lo anteriormente escrito o contestado.

Bien,

Las lechuzas han estado presente en la tierra desde el Paleoceno (65 millones de años atrás) según archivos fósiles. Las del género Tyto, aparecieron a mediados del Mioceno y se diversificaron a lo largo del Plioceno y el Pleistoceno momento en el cual aparece la Lechuza Común (Tyto alba) . Algunas de estas especies, ahora extintas, fueron mucho más grandes en tamaño que las modernas Tyto, reportándose formas gigantes de estas en las islas. En el caso de la Hispaniola han sido encontrados fósiles que describen lechuzas de gigantesco tamaño que no podían volar, todavía reportadas en épocas del descubrimiento.

El eje actual de la diversidad en la región Austral que incluye especies de Africa, Madagascar y el sudeste de Asia sugiere que la familia se originó en Gondwanalandia. (hipotético continente austral formado durante el paleozoico por América del Sur, África con Madagascar, Australia, y las actuales penínsulas de Arabia e Indostán. Estaba separada de las tierras septentrionales o boreales por el mar de Tetys, cuyo resto actual es el mar Mediterráneo).

En tiempos pasados las lechuzas comunes fueron relacionadas con las aves de presa diurnas del orden Falconiforme.Estudios comparativos de DNA muestran que en realidad están más relacionadas con los Caprimulgiformes, como el Don Juan (Caprimulgus carolinensis) y el Querebebé (Chordeiles gundlachii) especies nocturnas comunes en la República Dominicana.

Las Tyto alba, como miembros del orden Strigiformes emplean gran habilidad para cazar. El uso de estrategias fisico morfologicas altamente sofísticadas son temas de estudio científico y a la que en esta ocasion es motivo de esta trivia.

Como son animales de presa básicamente nocturnos, en la oscuridad dependen sobre todo de su oído para la caza de pequeños mamíferos, aves y reptiles. Una de sus principales características fisiológicas es el hecho de que sus grandes ojos están dirigidos hacia el frente y alrededor de ellos hay un disco facial de plumas cortas e íntimamente conectadas entre sí. Esta aparente limitación se ve compensada con el hecho de que su cabeza puede rotar en ángulos de hasta 270 grados. La función del disco facial es la de ser una especie de antena parabólica (Dish) que capta las ondas sonoras y las redirecciona hacia los oídos. Estos búhos NO tienen un pabellón auditivo, sino que sus aberturas auditivas tienen un pliegue de piel que pueden mover a voluntad.

Para lograr ser un exitoso depredador aéreo nocturno, la lechuza debe ser capaz de localizar sonidos con un alto nivel de efectividad en la ubicación de la fuente, tanto en elevación como en azimut (junto con la altura es una de las coordenadas horizontales). Una manifestación morfológica para este requerimiento es producida por la asimetría en el oído externo. En la Tyto alba esta asimetría es producida por el desplazamiento vertical en las aberturas auditivas, la izquierda localizada más alta que la derecha. Frente a este hecho no se encuentra una obvia asimetría en el cráneo de por sí.

Esta asimetría auditiva causa una disparidad en la sensibilidad direccional del ave, especialmente a frecuencias sobre los 3k Hz. El oído derecho es mucho más sensible al sonido originado encima del plano horizontal. Esta disparidad vertical provee una intensidad interaural, clave para que la lechuza pueda derivar la elevación y el azimut de la fuente del sonido.

La réplica de la lechuza a un estímulo o fuente de sonido es acompañada con una sacudida de cabeza con una respuesta de unos increíbles 100 milisegundos, teniendo una velocidad máxima angular de 790~. Esta sacudida termina en un punto fijo el cual es utilizado para medir de manera frontal la localización de la presa con una efectividad tan poderosa que tiene un margen de error menor de 2~ en azimut y elevación. Esta efectividad es superior a la de cualquier animal terrestre investigado a la fecha, incluyendo al hombre.

El ataque que precede este comportamiento puede ser visualmente orientado o guiado totalmente de forma acústica.

La lechuza es un ave majestuosa históricamente maltratada por sus hábitos nocturnos. Su alimentación, ser sigilosamente fantasmales y su tenebroso canto, son particularidades que le han endilgado relaciones con las artes malignas de la oscuridad. Actualmente a medida de la divulgación de las investigaciones científicas de su comportamiento y características asombrosas, estas premisas han ido desapareciendo y por el contrario están revalorando la importancia de estas hermosas aves en el control de plagas de roedores y anfibios, así como ayudando al avance de la ciencia y la tecnología de posicionamiento acústico o de radares.

Un abrazo

12 comentarios:

La Muela dijo...

A la escuela, que ya es hora de aprender nuestra leccion........Maestro acabo de llegar y con tremendo chivo, acuerdese que le he dicho que en esto de aves no soy bueno, pero le agradezco su sacrificio para que los que no sabemos nada, aprendamos.
Aqui voy:
Pueden mover la cabeza unos 180 grados.
La visión estereoscópica les permite cazar a sus presas con gran precisión.
Los ojos de muchas rapaces nocturnas, como es el caso de la lechuza común, estan rodeados por el disco facial, un conjunto de plumas más rígidas que el resto. El disco facial hace una función de antena parabólica ya que sirve para captar los sonidos que le llegan del ambiente, entre ellos los sonidos que hacen sus presas al moverse.
Espero sacar buenas notas en este pruebin.
Saludos

Jorge Mendez dijo...

Chiste malo: lo compensan con unos lentes angulares HD que tienen en cada ojo. Me pase?

Trivia: Su disco facial ayuda a dirigir el sonido de sus presas hacia los oídos. En mas dominicano, se recuerdan de las antedas de platina que hacian para ver canales UHF... o antena parabólica para los ricos.

Al que le guste la electronica, viene Dish Deep el sabado.. :P

marchina dijo...

Pedro, me parece que ya la respuesta está dada. El disco facial sirve para dirigir los sonidos a sus orejitas y así pueden oir mucho mejor los movimientos de sus presas.

Yokasta dijo...

umm, ni idea!

Oddy dijo...

Marchina manzana!!! Ya veo que hiciste la tarea :)
A mi me fascina entrar al blog a ver lo que aprendo hoy. Que chuleria!

Lucy dijo...

Usted y sus títulos ingeniosos, "dish" o "antena", como ya han dicho es la función que hace el disco facial, otra palabra más y tuviera que cobrar por mención, jajajaj.

Saludos y besos.

Rakel Elke dijo...

Ya dijeron la solución.

Algunos saben mi predilección por estos "Bichitos" nocturnos, me encantan, son bellísimos, me enamoré de esta foto Pedro, me la guardaré, tienes que poner más...

En Finlandia los búhos son una especie protegida, aquí hay búhos reales estan igualmente protegidos, pero mi predilección una lechuza blanca que vi hace tiempo, que bella!!!esta me recuerda a esa.

Saludos desde el Mediterráneo.

Gaviota dijo...

Los ojos, totalmente negros, destacan mucho sobre el plumón blanco de la cara, que es muy característica por su forma acorazonada.

El pico, de tono claro, que se halla inmerso entre el abundante y finísimo pulmón de los discos faciales, es muy ancho y se prolonga hasta detrás de los ojos, lo que le permite tragar sus presas enteras.

Estos discos, delimitados por una línea de plumas parduscas poseen la vital función de la óptima conducción de los sonidos a los discos auditivos del ave, que se encuentran inmediatamente después de los ojos.

Sabiendo que las lechuzas utilizan el oído como principal sentido para la localización de sus presas, es comprensible el significado evolutivo del aspecto de su rostro.

Animal de vista extraordinaria. Los globos oculares están, a diferencia de en muchas aves, dirigidos hacia delante, lo que las permite calcular las distancias.

Sus ojos poseen una retina pobre en conos (células sensibles al color), pero muy rica en bastones (células sensibles a la intensidad luminosa) De este modo puede ver a sus presas en una oscuridad casi total, aunque realmente se guíe del oído para localizarlas.

Sus enormes ojos, son tan grandes que no pueden moverse dentro de sus órbitas, por lo que para fijar su vista en un objeto que no tengan enfrente han de girar la cabeza.

Jose A. Uribe dijo...

Para mí es un grato honor y a la vez reto tener que hacer una investigacion extensa que funcione como cierre de trivia de esta especial ave de nuestros cielos cuando se posa la noche. Despues de tantas respuestas correctas, es para mi al mismo tiempo fácil y difícil el aportar informaciones que aporten sustancialmente a lo anteriormente escrito o contestado.

Bien,

Las lechuzas han estado presente en la tierra desde el Paleoceno (65 millones de años atrás) según archivos fósiles. Las del género Tyto, aparecieron a mediados del Mioceno y se diversificaron a lo largo del Plioceno y el Pleistoceno momento en el cual aparece la Lechuza Común (Tyto alba) . Algunas de estas especies, ahora extintas, fueron mucho más grandes en tamaño que las modernas Tyto, reportándose formas gigantes de estas en las islas. En el caso de la Hispaniola han sido encontrados fósiles que describen lechuzas de gigantesco tamaño que no podían volar, todavía reportadas en épocas del descubrimiento.

El eje actual de la diversidad en la región Austral que incluye especies de Africa, Madagascar y el sudeste de Asia sugiere que la familia se originó en Gondwanalandia. (hipotético continente austral formado durante el paleozoico por América del Sur, África con Madagascar, Australia, y las actuales penínsulas de Arabia e Indostán. Estaba separada de las tierras septentrionales o boreales por el mar de Tetys, cuyo resto actual es el mar Mediterráneo).

En tiempos pasados las lechuzas comunes fueron relacionadas con las aves de presa diurnas del orden Falconiforme.Estudios comparativos de DNA muestran que en realidad están más relacionadas con los Caprimulgiformes, como el Don Juan (Caprimulgus carolinensis) y el Querebebé (Chordeiles gundlachii) especies nocturnas comunes en la República Dominicana.

Las Tyto alba, como miembros del orden Strigiformes emplean gran habilidad para cazar. El uso de estrategias fisico morfologicas altamente sofísticadas son temas de estudio científico y a la que en esta ocasion es motivo de esta trivia.

Como son animales de presa básicamente nocturnos, en la oscuridad dependen sobre todo de su oído para la caza de pequeños mamíferos, aves y reptiles. Una de sus principales características fisiológicas es el hecho de que sus grandes ojos están dirigidos hacia el frente y alrededor de ellos hay un disco facial de plumas cortas e íntimamente conectadas entre sí. Esta aparente limitación se ve compensada con el hecho de que su cabeza puede rotar en ángulos de hasta 270 grados. La función del disco facial es la de ser una especie de antena parabólica (Dish) que capta las ondas sonoras y las redirecciona hacia los oídos. Estos búhos NO tienen un pabellón auditivo, sino que sus aberturas auditivas tienen un pliegue de piel que pueden mover a voluntad.

Para lograr ser un exitoso depredador aéreo nocturno, la lechuza debe ser capaz de localizar sonidos con un alto nivel de efectividad en la ubicación de la fuente, tanto en elevación como en azimut (junto con la altura es una de las coordenadas horizontales). Una manifestación morfológica para este requerimiento es producida por la asimetría en el oído externo. En la Tyto alba esta asimetría es producida por el desplazamiento vertical en las aberturas auditivas, la izquierda localizada más alta que la derecha. Frente a este hecho no se encuentra una obvia asimetría en el cráneo de por sí.

Esta asimetría auditiva causa una disparidad en la sensibilidad direccional del ave, especialmente a frecuencias sobre los 3k Hz. El oído derecho es mucho más sensible al sonido originado encima del plano horizontal. Esta disparidad vertical provee una intensidad interaural, clave para que la lechuza pueda derivar la elevación y el azimut de la fuente del sonido.

La réplica de la lechuza a un estímulo o fuente de sonido es acompañada con una sacudida de cabeza con una respuesta de unos increíbles 100 milisegundos, teniendo una velocidad máxima angular de 790~. Esta sacudida termina en un punto fijo el cual es utilizado para medir de manera frontal la localización de la presa con una efectividad tan poderosa que tiene un margen de error menor de 2~ en azimut y elevación. Esta efectividad es superior a la de cualquier animal terrestre investigado a la fecha, incluyendo al hombre.

El ataque que precede este comportamiento puede ser visualmente orientado o guiado totalmente de forma acústica.

La lechuza es un ave majestuosa históricamente maltratada por sus hábitos nocturnos. Su alimentación, ser sigilosamente fantasmales y su tenebroso canto, son particularidades que le han endilgado relaciones con las artes malignas de la oscuridad. Actualmente a medida de la divulgación de las investigaciones científicas de su comportamiento y características asombrosas, estas premisas han ido desapareciendo y por el contrario están revalorando la importancia de estas hermosas aves en el control de plagas de roedores y anfibios, así como ayudando al avance de la ciencia y la tecnología de posicionamiento acústico o de radares.

Un abrazo

Saul dijo...

Para ampliar un poco más sobre estas enigmáticas, pero fascinantes aves hay que decir que es el oído lo que realmente distingue a estas de las demás rapaces diurnas, aunque ojo, no son estrictamente nocturnas ya que hay especies de lechuzas y búhos que también cazan durante el día; las orejas se ocultan bajo las plumas de la cabeza, más o menos a nivel de los ojos y lo interesante de esto es su posición asimétrica (una oreja más arriba que la otra), que en conjunto con los movimientos laterales y rotatorios de la cabeza de hasta 270° y un disco facial que actúa como receptor acústico les permiten saber con una precisión exacta el lugar de donde proviene el sonido. Pero su arsenal de artilugios de caza no para ahí, cuentan con una visión mucho mejor que la humana a poca luz y como dato curioso extra está la relación del color de los ojos con sus horarios de caza, ya que una lechuza de ojos oscuros caza de noche, ojos anaranjados caza al amanecer-atardecer y de ojos amarillos caza de día aunque, como todo en la naturaleza, no tiene que ser estrictamente así.

Saludos!

Pedro Genaro dijo...

Bueno prácticamente todos adivinaron muy bien al enfatizar que el disco facial no es otracosa que una antena parabólica, pero estoy casi seguro de que no lo sabían antes, verdad? Esa es la idea...incentivarlos para que busquen información.

Quisiera comentar el "Chiste Malo" de Jorge Méndez: "...lo compensan con unos lentes angulares HD que tienen en cada ojo. Me pasé?".

Jorge, tranquilo que no te corriste, jejeje...de hecho tienes muchísima razón. A pesar de tener los ojos al frente estos tienen una visión periférica de 110 grados, nada mal, pero como ya hemos dicho, el gran truco está en la capacidad para girar la cabeza hasta un ángulo de 270 grados.

Jorge Mendez dijo...

Gracias, me dejas trankilo... :)
Excelente cierre de Jose Uribe y Saul